Josefina Tapia, la skater chilena en Tokio 2020: “Quiero quedar entre las 10 mejores”

La skater Josefina Tapia.

La deportista de 19 años es una de las representantes nacionales más jóvenes en Tokio y la primera en la historia del país en esta disciplina que debuta en Japón.


Con apenas 19 años, Josefina Tapia es una de las deportistas más jóvenes del Team Chile en estos Juegos Olímpicos. Este martes, además, se convertirá en la primera skater chilena en participar en la cita y lo hará en la modalidad park en una disciplina que está debutando en Tokio. Su clasificación la consiguió con bastante categoría, ya que ingresó en el puesto 18 del ranking para la cita y sus actuaciones previas ilusionan. Antes de partir a Japón, la exponente conversó con El Deportivo.

¿Qué fue lo primero que hizo cuando clasificó?

Cuando terminó la última competencia, yo tenía claro que había clasificado, pero había distintas maneras de ver el ranking. Salí a comer con mi mamá, tampoco nada tan especial, pero yo creo que cuando vuelva a Chile vamos a celebrarlo de manera más oficial.

¿Cómo fue construyendo su ranking para llegar a Tokio?

Fueron en total cinco competencias. Cuatro que fueron en 2019 y cuatro más que tenían que ser en 2020, pero con todo el tema de la pandemia, no se pudieron hacer. Yo tuve las cuatro competencias del 2019 y todas tenían puntaje. Hubo dos en Brasil, una en China y otra en Estados Unidos, y la última que hicieron en Iowa era la que cerraba el ranking. Yo estaba 18 y me mantuve en el mismo lugar. Como eran 20 cupos, quedé.

¿Cuáles son sus expectactivas? Por su ranking, una medalla no se ve como una opción tan lejana.

El nivel está súper difícil. Yo entreno en San Diego y están yendo todos los días a entrenar las mejores y ahí las veo también cómo andan. Yo creo que se puede lograr y tengo muchas ganas de hacerlo. He estado tres meses preparándome en Estados Unidos, así que quiero llegar lo mejor posible para representar a Chile.

Viene de una familia del surf. ¿Cómo la marcó eso?

Cuando chica, hice un poco de surf. Tenía unos 8 años, pero nunca me llamó tanto la atención. Nunca me dieron muchas ganas de hacerlo. Practiqué otros deportes cuando chica, como fútbol, tenis y, de repente, llegó el skate y me quedé ahí. Pero ahora, con la pandemia, volví a surfear, porque la playa me quedaba al lado y no había muchas cosas que hacer. Así que ahora estoy volviendo.

Sus padres pioneros en el surf en Chile. ¿Cuánto la marcó eso en la práctica del deporte?

Mi papá falleció hace seis años y mi mamá siempre ha estado conmigo apoyándome todas las veces desde que empecé a andar en skate. Ella se dio cuenta de que me gustaba, entonces me llevó a Santiago a conocer los skateparks de allá, porque yo vivo en Cachagua. Además, me hizo una mini rampa para progresar. Entonces, ha sido un apoyo súper importante para mí.

Con 19 años, se abre el apetito para lo que viene en su carrera.

Como metas ahora en los Juegos Olímpicos, me gustaría demostrar todo mi skate, andar lo mejor posible en la pista y ojalá poder quedar entre las 10 mejores y representar lo mejor posible a Chile, y que eso ayude a que el skate crezca en el país.

¿Cómo es la realidad del skateboarding en Chile?

Por lo mismo, yo estoy en Estados Unidos. En Chile no hay skateparks de nivel internacional. Acá en California están los mejores skateparks y cuando me toca ir a las competencias en Chile, como no hay skatepark, me cuesta mucho más adaptarme, porque no estoy acostumbrada a las pistas, ya que no sé cómo son. En cambio, aquí ya estoy más aclimatada y me cuesta mucho menos. Lo que le falta a Chile son skateparks de calidad.

¿Tiene nociones de la pista que encontrará en Tokio?

Sí, ya mostraron la pista hay fotos, pero no es lo mismo que estar presente. Se ve súper grande, pero tengo que andarla para saber qué trucos voy a hacer o por dónde voy a ir. Con fotos no es tan fácil.

¿Cómo lo hace para manejar la presión?

Tengo la suerte de que, antes de estar en la competencia, estoy un poco nerviosa, pero cuando estoy andando se me pasan los nervios. Entonces, tengo que pensar que es una competencia más. Además, no va a haber público, así que no tendría por qué estar nerviosa. En general, sé manejar los nervios.

¿Trabaja con un psicólogo?

Hace poco empecé con un psicóloga deportiva y he tenido un par de sesiones con ella. Sí, ayuda y obviamente es una parte importante.

¿Es muy machista el mundo del skate?

Un poco, pero el skate no es tan diferente como otros deportes. Cuando empecé, yo iba a los skateparks y no encontraba a ninguna mujer. Eso me costaba un poco y era algo incómodo. En todo caso, yo creo que también les pasó a otras mujeres, pero de a poco se ha ido incluyendo bastante más al skate femenino y está creciendo cada vez más en todo. Sobre todo ahora, que va una delegación tan grande mujeres a los Juegos Olímpicos, y estamos marcando la diferencia.

¿Cómo le afectó la pandemia?

Para mí no fue tan difícil como para otras personas, porque nunca estuve totalmente encerrada. Yo estaba en Cachagua, donde no había cuarentena total. Tengo un bowl en mi casa, que lo construí con mi mamá. Entonces, podía andar en skate. Obviamente era más fome, porque andar en skate sola no es lo mismo que con amigos. Me costaba un poco entrenar y estuve todo el rato haciendo ejercicios físicos, tres veces a la semana, con mi entrenador en la playa.

¿Cuáles son sus planes después de los Juegos?

Después de los Juegos va a haber un Panamericano en Argentina, y me voy a preparar para eso. Luego lo haré para los Panamericanos de Santiago. Ojalá que hagan un skatepark.

¿Le gustaría que les preguntaran la opinión a los deportistas sobre cómo hacer ese skatepark?

O sea, depende de con quién lo hagan. Deberían hacerlo con personas que saben porque, si van a hacer un Panamericano, no pueden hacerlo en una pista que no sea de calidad. Podrían preguntarnos para decirles quiénes son los mejores para hacerlo, para que tengamos una pista de verdad. Así sería bueno para nosotros y para los que que están organizando la competencia. De hecho, pasó una vez en Perú, que iban a hacer un Panamericano y la pista quedó tan mal hecha, que no pudieron hacerlo.

¿Qué otros pasatiempos tiene?

Me gusta ver series y películas y ahora volví al surf. En general me gustan mucho cosas al aire libre, me gusta salir y hacer cosas con mis amigos. De series, volví a ver Prison Break.

¿Qué sueños tiene para la vida?

Me gustaría vivir del skate; poder llegar lo más lejos con mi skate; poder ir a muchas más competencias, no solo a los Juegos Olímpicos, y tener experiencia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.