La primera “final” de Xavi en Barcelona podría costarle más de ocho mil millones de pesos

El debut del actual entrenador de los blaugranas en la Champions League estará marcado por la obligación de ganarle al Benfica, si es que quiere seguir con vida en el prestigioso torneo. Cualquier otro resultado, lo puede dejar fuera de octavos y un hoyo gigante en la cuenta corriente.


La noche europea, tarde nuestra (17 horas), será inolvidable para las y los hinchas del Barcelona. Es que hoy, por primera vez, Xavi estará en la banca de los blaugranas en un partido válido por la Champions League.

Pero el debut del canterano en el torneo continental estará marcado por la presión que tienen los catalanes de ganarle al Benfica, pues -cualquier otro resultado- los puede dejar fuera de la competencia de clubes europeos.

Y la razón es simple, los catalanes van segundos en su grupo (E), con seis unidades, y una victoria hoy les asegura el paso a octavos de final y una visita más tranquila al Bayern -en el Allianz Arena- en la última jornada. Sin embargo, el empate ante los de Lisboa, deja a estos últimos con vida y un duelo de local ante el ya eliminado Dínamo. Por lo que deberían ir a buscar los puntos a Alemania. Más aún si pierden, Pues ahí el Benfica los pasa (lograría siete positivos) y ya los españoles no dependerían de sí mismos.

Ahora si el Barcelona empata hoy e iguala ante e Bayern, más una victoria del Benfica ante los rusos, también deja fuera a los primeros. Es que si bien tendrán los mismos puntos, todo se decide por los resultados que se dieron entre ellos y los portugueses ganaron 3-0 en la ida.

Catástrofe que además tendría un costo enorme para la ex institución de Lionel Messi, ya que no pasar a octavos significa perder 9,6 millones de euros por concepto de premios (más de ocho mil millones de pesos) y bajar de 2,5 millones de euros por partido ganado a 900 mil por empatar y a cero por perder en la fase de grupos.

La voz del argentino

Por lo mismo, hoy más que nunca en Cataluña echan de menos a Messi. El trasandino sabe que el equipo que lo formó no pasa un buen momento y en entrevista con Marca, aseguró que se pondría triste si su otrora escuadra no avanza en la Champions.

Siempre quiero lo mejor para el Barcelona. Soy hincha, aunque ahora no esté jugando ahí. Y tengo compañeros y amigos ahí dentro del equipo. Quiero que le vaya bien. Es verdad que en Liga se dejaron puntos, pero todavía queda muchísimo y no tengo duda de que el Barcelona va a remontar y va a ir hacia arriba”, aseveró.

Y luego dejó claro que la crisis deportiva de uno de los clubes más populares del mundo, no pasa sólo por su ex extrenador, Ronald Koeman. “Siempre se es injusto con los entrenadores. Se fue injusto con Koeman, con Valverde... Cuando hay malos resultados lo más fácil es apuntar al entrenador, cambiarlo y no a los jugadores. Koeman llegó en un momento muy difícil del club en el que se fueron futbolistas importantes, pero pudo sacar a muchos jugadores jóvenes. Como te digo, siempre lo más fácil es culpar al entrenador. Y ellos también lo saben porque es su profesión”, concluyó.

Sigue leyendo El Deportivo:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.