Larrivey le dobla la mano a Cobresal

Joaquín Larrivey celebra su segundo gol ante Cobresal. MARIO DAVILA/AGENCIAUNO

La U vence por 2-1 al cuadro minero, en otro partido muy trabajado y con escaso vuelo futbolístico. El argentino marcó los dos tantos azules.




Es rara la U. Pareciera que nada le sobra, que ganando, empatando o perdiendo, no tiene nada más que ofrecer. Algo que no se condice con los nombres que componen su plantilla y con la imagen que muestra el equipo cuando se decide ir en busca del partido, pero ir en serio. Lo extraño (y preocupante con el nivel del torneo en general) es que eso le alcanza para pelear en la parte alta de la tabla y para ganarle a Cobresal, que venía de golear 4-0 a Curicó en la fecha anterior.

Lo bueno para los estudiantiles es que supieron ganar sin la influencia suprema de Walter Montillo. No es que haya jugado un mal partido, pero en comparación con su partido previo, el argentino no brilló. Sin todo su talento, pero sí con mucho oportunismo, su lugar en el podio de figuras lo ocupó Joaquín Larrivey, autor de los dos tantos azules (24′ y 55′), el segundo en un momento clave, porque fue un minuto después del empate parcial convertido por Marcelo Cañete.

Lo que sí está claro con la U, aunque a muchos no les guste su forma, es que Hernán Caputto tiene una idea clara sus dirigidos. Una idea mezquina desde el punto de vista del espectáculo, cautelosa, pero que aún así entrega nombres para tomar en cuenta. Larrivey y Montillo, los veteranos, comparten ese rol valórico con el joven Camilo Moya, quien instalado en el centro del mediocampo y con la continuidad que antes no tuvo, se ha transformado en el barómetro de su escuadra. Pierna fuerte, presencia y una salida clara, un jugador para destacar.

Caputto también sabe que sus laterales, Rodríguez y Beausejour, ya no tienen la edad para ese ida y vuelta que antes derrochaban. La orden, al parecer, es que seleccionen bien cuándo ir al frente. En esta ocasión, por lo menos, Bose tuvo más protagonismo en ese sentido. El partido, sin embargo, no era para descuidar las bandas, porque Cobresal tiene a dos figuras (Gaete y Reynero) que juegan muy bien al espacio y gracias a eso crearon bastante peligro para la lenta zaga azul (salvo Carrasco).

Así salió el empate nortino, con un desborde de Gaete, que le sacó varios metros a sus marcadores. Gol de Cañete, el absorbente 10 de los mineros, quien debe participar en todos los ataques de su equipo para que valgan.

Cobresal se volcó en busca del empate. Y con ímpetu encajonó a la U en los últimos minutos. No le alcanzó. Los tres puntos se quedaron en poder del conjunto azul, que suma 22 puntos y se ponen a seis puntos de la UC, el líder indiscutido. El lema este año en el elenco del chuncho es trabajar, sufrir, esforzarse y ganar como sea. Una apuesta que por momentos disgusta, pero de la que Caputto nunca se mueve.

FICHA

U. de Chile 2: De Paul; Rodríguez, González, Carrasco, Beausejour; Espinoza (70′, Martínez), Moya, Aránguiz (83′, Cornejo); Montillo; Guerra, Larrivey (77′, Henríquez). DT: Caputto.

Cobresal 1: Requena; Cárdenas, Céspedes, González, Jorquera; Silva (85′, Gutiérrez), Mesías (70′, Ragusa); Cañete; Reynero (70′, Olivera), Varas (70′, Salinas), Gaete. DT: Huerta.

Goles: 1-0, 24′, Larrivey aprovecha una pelota suelta del portero; 1-1, 53′, Cañete apura la pelota y derrota a De Paul; 2-1, 55′, Larrivey desvía un remate de Aránguiz.

Árbitro: Juan Lara. Amonestó a Mora, Espinoza (U); Varas, Silva, Mesías (C).

Estadio El Teniente (Rancagua): sin público.

Comenta