Maxi Scheib: “Yo miraba las SBK y decía ‘estas motos son de verdad’”

El motociclista disputa este fin de semana, por primera vez para un chileno, una fecha del Mundial de Superbike. Podrá mostrarse en Argentina y Qatar, pero no está preocupado por el resultado.


A apenas 550 kilómetros de Santiago, uno de los más grandes sueños de Maxi Scheib se comenzará a vivir hoy, cuando se realicen las primeras prácticas de la fecha argentina del Superbike. El chileno fue elegido por el equipo MV Agusta para pilotar su máquina en las últimas cuatro fechas del campeonato, tras la renuncia del español Jordi Torres.

En el flamante circuito San Juan Villicum, el motociclista nacional tendrá sus primeros giros en una de las máximas categorías del mundo. A diferencia del MotoGP, donde se disputan las carreras en motos prototipo, en el SBK las máquinas son de producción, es decir, como compradas en tienda, las que luego se modifican para competición.

Scheib tiene claro el hito que instalará: “Estoy súper motivado, porque finalmente se cumple un sueño que es debutar en la elite del motociclismo. Soy el primer chileno en el Mundial de Superbike, creo que eso es bastante destacable y que se fijen en un piloto como yo también quiere decir algo”.

El piloto de Aprilia consiguió un permiso de los italianos para disputar las últimas cuatro fechas, dos en Argentina y dos en Qatar, del SBK, aprovechando la oferta que le hizo el team MV Agusta, que necesitaba suplir la partida de Torres.

El chileno no recibirá dinero por su participación ni tampoco deberá pagar. A cambio, el valor deportivo: tener la oportunidad de mostrarse en máquinas de este nivel. El equipo tiene una moto en SBK y dos en la serie Supersport 600.

“No es un contrato, se gestó en la última carrera, en Francia, ellos me llamaron a conversar. Estoy agradecido de Aprilia Italia y de AV Agusta, que me dio esta posibilidad, que se fijaran en mí”, señala Scheib, quien agrega que “Dorna (los organizadores del MotoGP y el Superbike) me está apoyando. En mi calidad de piloto latinoamericano, a ellos le interesa, entonces fueron varias cosas que se juntaron”.

Maxi nunca ha probado tal potencia en dos ruedas. “Yo corro en motos de Superstock, de 200 caballos, la SBK tiene 250, en mil centímetros cúbicos. Son motos de serie, pero modificadas. Cambia todo, el basculante, el motor es llevado al máximo en sus prestaciones”, relata.

Encima, sólo podrá probrarla hoy, ya que mañana hay clasificaciones y una carrera. El domingo también hay qualy y otra fecha. Lo mismo le espera en Losail, Qatar, en 15 días más.

¿Expectativas? “Yo voy a pasarlo bien, disfrutar, porque no sé cómo me voy a sentir con la moto, primera vez que corro en este tipo de cilindrada, así es que me lo tomo supertranquilo en realidad. Es que yo siempre me propuse esto cuando empecé. Corro el STK 1000 y miraba a las superbikes y decía ‘estas motos son de verdad’, es más competitivo, con pilotos importantes que han estado en MotoGP, entonces me lo tomo contentísimo”.

El circuito en San Juan es nuevo y, de hecho, se inaugurará internacionalmente con estas fechas del SBK: “Eso es lo único esperanzador, por así decirlo, porque los pilotos vamos en igualdad de condiciones, pese a que no conozco la moto, creo que es un punto a favor importante”.

El SBK más chileno
A la fecha transandina no viene el Superstock 1000, pero sí el Supersport 600. Para complementar el espectáculo se correrá un GP3 de las Américas, donde competirán Isis Carreño, Milenka Cvitanovic, Antonio D’Angelo, Martin Scheib (hermano de Maxi) y otros ocho chilenos en una grilla de 28 motos.

#Tags


Seguir leyendo