Natalia Duco contraataca

Rodrigo Gil (43), abogado de la atleta, arremete contra el antidopaje chileno por tratar de invalidar su derecho al TAS. Persigue la nulidad del proceso por “vicios e irregularidades”.


“Vamos a buscar la invalidez del fallo, porque el proceso está viciado”. Rodrigo Gil (43 años), abogado encargado de la defensa de Natalia Duco en su caso de dopaje, suena rotundo. Sobre la atleta pesa ya un castigo de tres años de suspensión tras entenderse probado su dopaje por GHRP-6 (un liberador de la hormona de crecimiento) en un control sorpresivo del mes de abril. Sanción que la deportista ya apeló al TAS, aunque según la Comisión Nacional de Control de Dopaje (CNCD) sin poder hacerlo. Es decir, un negro panorama sobrevuela sobre su futuro. Pero el letrado sigue peleador: “Vamos a perseguir la nulidad de todo el proceso en su integridad dadas las irregularidades que existieron”.

El contraataque del equipo Duco tiene que ver con la posibilidad de que el TAS se declare incompetente para entrar al caso, como denunció la pasada semana en este diario el CNCD, ya que la atleta no figuraba en la lista de Nivel Internacional de la IAAF en el momento de someterse al control antidopaje. “Es un formalismo del cual se está valiendo la Comisión. Natalia debiese calificar sustantivamente como atleta internacional, como siempre lo ha sido. Sería lamentable que la CNCD pretenda objetar que se califique a Natalia como atleta internacional para así privársele de acceso al TAS. Sería impresentable ese comportamiento por parte de una autoridad. Iría contra su rol”.

Un contratiempo fatal para sus intereses que Gil, efectivamente, no descarta. “Es un tema en discusión. La apelación formalmente aún no la hemos presentado al TAS. Conforme al procedimiento, solo hemos presentado una declaración con la intención de apelar, que es lo único que corresponde en esta fase. La apelación es formalmente una etapa posterior que se está evaluando. Obviamente, para Natalia lo ideal sería tener acceso a la instancia del TAS porque le daría la oportunidad de exponer su caso frente a un tribunal serio, neutro e imparcial, alejado de todas las irregularidades y vicios que existieron en el proceso chileno. Ahora, debemos esperar a que el tribunal determine si tiene o no jurisdicción para revisar la apelación. Esperamos que sí, porque ella ha representado siempre al país en los torneos más importantes a nivel internacional”.

Al maratonista Daniel Estrada ya le pasó eso. El TAS se declaró sin jurisdicción para estudiar su caso: “Es una posibilidad. Pero aunque Natalia no aparezca en el registro de atletas internacionales de la IAAF, sí está sometida a controles antidopaje en su calidad de atleta internacional. Sería arbitrario e injusto someterla a estándares internacionales de control de dopaje para luego privarla de su estatus de atleta internacional cuando debe defenderse de dichos controles”.

En todo caso, el abogado se declara preparado para reaccionar en ese supuesto: “De suceder esto, y que se le termine calificando únicamente como atleta nacional, lo que sucederá es que la disputa en vez de trasladarse al ámbito internacional volverá al sistema chileno. Y trataremos de invalidar todo el proceso por sus severos vicios”.

El jurista comparte criterios con su representada sobre la sentencia impuesta por el Tribunal de Expertos en Dopaje chileno: “Su sanción fue a todas luces desmedida e injusta. Jurídicamente no hay explicación en el fallo que justifique una sentencia tan desproporcionada. Natalia nunca ha hecho trampa y es algo que quedó demostrado en nuestra defensa. Presentamos las pruebas que refutan fehacientemente la intención de trampa o dopaje. Es por ello que el acceso al TAS representa la única y verdadera oportunidad de Natalia de acceder a un juicio justo”.

El abogado también carga contra los actores que participaron. A Gil le molestó, por ejemplo, la entrevista que el presidente del TED, Cristián Ramírez, entregó a La Tercera, y en la que afirma que el dopaje de Duco es el más sofisticado que se ha visto en Chile. “No corresponde que un presidente de tribunal dé declaraciones de este tipo, sobre todo tratándose de un caso en curso”, afirma.

“Nosotros no hemos querido seguir un camino distinto al que hemos llevado, siguiendo todo el proceso como corresponde y evitando referirnos a un proceso que está abierto, pero creo que ha habido gente involucrada directamente en él que sí se ha aprovechado de tener un minuto de fama a costa de Natalia Duco”, asegura .

Seguir leyendo