El pifiado Valdés suma bonos

Autor: Carlos Tapia

El ex Audax juega 90' por tercera vez seguida con Rueda. Falla el gol del triunfo en la última jugada.


Reinaldo Rueda sigue probando. En los partidos amistosos que ha disputado la Roja al mando del colombiano, una de las conclusiones es la relevancia que ganan nuevos nombres en pos del recambio.

Uno de ellos es Diego Valdés. Más allá del gol que falló en la jugada final del partido de ayer (tuvo la victoria en sus pies pero elevó el remate), el volante del Morelia cumple con las expectativas y se afianza justo en una zona en la cual las variantes son múltiples. De hecho, ante la Corea de Paulo Bento jugaron juntos Medel, Aránguiz, Vidal y el 10 de Monarcas, este último netamente en una labor creativa.

Rueda analizó la chance que desperdició. “Hizo lo más difícil. Primero, intuir la jugada. Eludió al arquero, no sé si se desequilibró por la cancha, le pegó mal o faltó tranquilidad, pero son cosas del juego”, declaró.

El partido se tornó especial para Valdés por un gesto que los coreanos tomaron como ofensivo, e incluso racista, que hizo en la previa: simuló la mirada con ojos rasgados de los asiáticos para una foto tomada por un hincha. El hecho tomó tal cariz que el futbolista tuvo que excusarse por medio de sus redes sociales. Ayer, recibió pifias de los fanáticos locales cuando intervenía, sobre todo en las jugadas de pelota detenida.

El ex itálico se está ganando un lugar, situación que se transformó en una tendencia. En todos los partidos de la era Rueda (seis) tuvo minutos y en los últimos cuatro fue titular. Además, en los tres más recientes jugó el partido completo: ante Serbia, Polonia y Corea del Sur. Durante el proceso, tiene un gol a los polacos y una asistencia ante Rumania.

Particularmente en Suwon, tuvo una alta participación en el juego, lo que se ratifica en las estadísticas. Fue el segundo chileno con mayor cantidad de pases (79), superado solo por Igor Lichnovsky (83). Además, y en algo más relevante, fue el segundo con mayor porcentaje de acierto en ellos, con el 94,9%. El único que lo sobrepasó fue Gary Medel, quien registró el 96,4%. Valdés suma y sigue; uno de los nombres propios de la era Rueda.

Seguir leyendo