¿Quién es Emma Raducanu, la nueva prodigio del tenis mundial?

Emma Raducanu posa con el trofeo del US Open. Foto: AFP.

La tenista británica se quedó con el US Open sin perder ningún set y viniendo desde la qualy, algo que jamás se había logrado en la historia del tenis femenino o masculino. Con solo 18 años y apenas tres meses de carrera como profesional, de ascendencia china y rumana, Raducanu ya es historia pura del deporte.


Emma Raducano, con solo 18 años, es historia viva del tenis mundial. El sábado ganó el US Open tras vencer a Leylah Fernández por 6-4 y 6-3, convirtiéndose así en la primera tenista en ganar un Grand Slam sin perder ningún set y viniendo desde la fase premilinar, algo que ningún hombre ha podido lograr. ¿Quién es esta nueva prodigio del tenis que no para de romper récords?

Raducanu nació en Toronto, Canadá, el año 2002. Su madre, china; su padre, rumano. Los tres se mudaron a Inglaterra cuando la pequeña Emma tenía solo dos años. Hacendada en Londres desde entonces, tuvo una infancia donde el deporte siempre estuvo presente. Comenzó yendo a clases de ballet, pero su progenitor decidió que lo mejor era el deporte de algo rendimiento. Así, Raducano practicó equitación, natación, claqué, baloncesto, esquí, golf, y, por supuesto, tenis.

Sin embargo, los estudios jamás fueron abandonados por Raducano. Simplemente los padres no lo permitieron. En abril de este año, la tenista terminó sus estudios de secundaria en la Newstead Wood School, un instituto de élite en la ciudad de Orpington. Se graduó con una matrícula de honor en matemáticas y obtuvo un sobresaliente en la especialización de economía. “Es una gran persona en general... todo lo que hace lo aborda con determinación, trabajo duro, esfuerzo y dando siempre el 100%”, le señaló Alan Blount, director del instituto, a The Times.

Más allá de los pocos que conocían su talentos tras haberla conocido practicando en el prestigioso Bromley Tennis Center, Raducanu era una desconocida en su propio país hasta que alcanzó los cuartos de final de Wimbledon, este año, también viniendo desde la qualy. En su primer major, Raducanu deslumbró con su habilidad, destreza y talento, a tal punto que Martina Navratilova, extenista y ganadora de 18 Grand Slams, dijo: “No estamos exagerando, es de verdad”.

El talento innato de Raducanu queda mejor expresado si se enumeran algunos hitos de su carrera tenística que aún no suceden. Por ejemplo, ya tiene un Grand Slam con tan solo tres meses como profesional. Nunca ha ingresado directamente al cuadro principal de un major, nunca ha jugado un partido del tour WTA de tres sets... ¡ni siquiera ha ganado un partido del tour WTA!

En Inglaterra Raducanu ya se convirtió en una ídola deportiva del país. Algunos medios británicos, incluso, se preguntaban si el logro de la tenista no era el más grande en la historia del deporte. Lo cierto es que la joven le devolvió la gloria al tenis femenino inglés tras 44 años, puesto que en 1977 Virginia Wade y su victoria en Wimbledon fue la última que celebró la isla. Además, a sus 18 años, es la ganadora más joven de un Grand Slam tras Maria Sharapova, en 2004.

Raducanu está consciente de lo que logró el sábado, no obstante, sus declaraciones dan a entender que se lo toma con tranquilidad, ligereza, y que solo disfruta el momento. ¿Y cómo no, si hizo historia sin ninguna expectativa encima? Incluso la reina Isabel le envió un mensaje felicitándola: “Te envío mis felicitaciones por tu éxito al haber ganado ganado el US Open. Es un logro espectacular a tan temprana edad, y es un testamento de tu trabajo duro y tu dedicación”.

“No siento ninguna presión en lo absoluto. Solo tengo 18 años, estoy aprovechando todo lo que se me presente en el camino. Así fue cómo enfrenté cada partido aquí en Estados Unidos. Gané este trofeo, así que no debería cambiar nada”, declaró tras el partido.

Con su victoria —que le valió un premio de más de dos millones de dólares—, Raducanu obtiene 2000 puntos en el ranking y sube desde la 150° posició a la 23°. De desconocida a histórica; de amateur a ganadora de un Grand Slam en su segundo intento. Es la historia de Emma Raducanu, la nueva prodigio del tenis mundial.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.