Raúl Delgado y crisis de la ANFP: “Cómo la U no va a estar con Moreno, si los salvó del descenso”

El presidente de Unión San Felipe acusa a José Luis Navarrete, presidente de Azul Azul, y a Juan Tagle, timonel de Cruzados, de trabar la salida del mandamás de Quilín. "Siguen pensando que los tres grandes tienen poder para llevarnos por delante", advierte. Asegura que tras la dura carta de Turner a la asociación, el escenario cambió y Moreno ya no debe tener facultades.




El presidente de Unión San Felipe, Raúl Delgado, perdió la paciencia. La carta de Turner a la ANFP golpeó el acuerdo para la salida de Moreno. El hecho de que Sebastián Moreno, el ya defenestrado presidente de la asociación, haya negociado una indemnización con el CDF sin consultarle a los clubes, llegando incluso a redactar un memorándum de acuerdo con la señal, cambió todo el panorama. Debido a la gravedad de la situación, los clubes de la rebelión quieren limitar sus funciones de aquí al 30 de julio, cuando se realicen eventualmente las elecciones. Sin embargo, los elencos de la gobernabilidad, principalmente los tres grandes, se niegan. Una decisión que el directivo argentino no comprende y de la cual responsabiliza directamente a Juan Tagle, presidente de Cruzados, y a José Luis Navarrete, timonel de Azul Azul.

¿Por qué aún no se ha llamado a Consejo para ratificar la renuncia de Sebastián Moreno? ¿Cuál es la traba?

La traba esta en que hay un grupo, cuya representación tiene Juan Tagle, que está interesado en mantener en funciones a Sebastián Moreno hasta la fecha de la posible elección. Es inentendible, porque, aparentemente, todos estamos de acuerdo en que no tiene que seguir más. Moreno debiese ser una figura decorativa y sin poder de resolución.

¿Hay clubes que apoyan a Moreno todavía? ¿Qué presidentes de clubes están del lado de Moreno?

Hay varios presidentes de clubes que, lamentablemente, pese a sostener que Moreno no debe seguir en el cargo, le prestan su apoyo. El grupo encabezado por los equipos grandes quiere una salida digna para Moreno y habla de gobernabilidad. ¿Qué es una salida digna? Eso nadie puede garantizarlo. Los hechos demuestran si puede tener una salida de esa característica y está lejos de esa posibilidad. A veces, esos clubes dan la sensación de ser cómplices de Moreno.

El presidente de Azul Azul, José Luis Navarrete, es uno de los defensores de Moreno, ¿le sorprende?

Para nada. Es lógico. La U descendió. Y fue salvada por la paralización del fútbol. Obtuvo un beneficio. Hay que irse al descenso con un club tan grande... y después Moreno hizo lo imposible para darle el cupo al torneo internacional. Cómo la U no va a estar con Moreno, si los salvó del descenso. Es uno de los que habla de que hay un grupo de clubes que queremos quedarnos con el fútbol. Es fácil manejar una institución, cometer error tras error, generar deudas y acudir al dueño para que ponga el dinero y corrija sus errores. Siguen pensando que los tres grandes tienen poder para llevarnos por delante. Eso fue de otra época. Yo busco la unidad con los mejores. No con los incapaces.

Después de la carta de Carey a Moreno, ¿qué facultades debe tener Moreno hasta las elecciones del 31 de julio? ¿Se acabó la confianza en él?

Me llama la atención que Juan Tagle aceptó que Moreno no siguiera en la comisión que trata el tema del CDF, en la que él participa, pero, a su vez, lo respalda para que siga conduciendo la ANFP hasta la supuesta fecha de las elecciones. ¿No es contradictorio? Salvo que esté detrás de algo que nosotros desconocemos.

¿En qué punto están las relaciones del fútbol chileno con el CDF?

Un representante de la empresa nos garantizó a 16 clubes en una reunión virtual que el CDF respetará el contrato, que no habrá problemas con los flujos y se puso a disposición para escuchar las inquietudes de los representantes de las 33 instituciones. En cuanto a detalles acerca de lo que trata actualmente la comisión encargada de las negociaciones, solo tengo conocimiento por lo que sale en los medios de prensa.

¿Cómo calificaría la situación financiera de la ANFP?

La situación financiera de la ANFP, de acuerdo con lo presentado en una reunión virtual, es mala. Lamentablemente, el organismo se niega a entregarnos la documentación para analizarla con detenimiento. De allí que es importante resolver la salida de Moreno lo más pronto posible.

¿Qué rol ha tenido Kaplún? ¿Debe renunciar?

El rol de Kaplún, en un principio, fue bueno. Intentó el acercamiento con todas las partes para ver la posibilidad de establecer un acuerdo. A partir de esa imposibilidad, lo suyo se diluyó. Pero siempre buscó consenso por el bien del fútbol. A esta altura, pienso que para su buena imagen no es bueno que siga en la ANFP. Se lo dije, pero entiende que todavía puede colaborar.

¿Qué le parece que Moreno le pida a la FIFA y a la Conmebol que supervisen su salida de la ANFP? ¿Es acaso una amenaza hacia sus detractores? ¿Pretende aferrarse al poder?

Tengo entendido que Moreno envió una carta a la Conmebol y a la FIFA explicando no sólo lo sucedido en este momento, sino también los problemas ocasionados en el 2019 con dar por finalizados los torneos. Y en ella también informa que dejará el cargo el 30 de julio próximo. Imagino que buscó algún tipo de protección o respaldo.

¿Moreno solo busca sostenerse por el dinero que entrega la Conmebol?

No sé si Moreno permanece por el dinero que percibe de la Conmebol. Puede ser una alternativa. Debería pensar que lo mejor sería alejarse. Esta situación está haciéndole mal a la industria y también a él. Debería pensar en su futuro.

Según los clubes de la gobernabilidad, su bloque quiere adueñarse del fútbol chileno, ¿qué opina sobre esto? ¿Usted se quiere adueñar del fútbol chileno?

Me causa gracia su consulta. Yo, a esta altura de mi vida, no tengo interés en adueñarme de nada. Jamás lo hice. Mi única intención es que, de una vez por todas, podamos formar un directorio de unidad. Lo digo desde hace rato cuando soy consultado. Asumo mi responsabilidad en las malas elecciones de alguna de mis votaciones, como deberían hacerlo los demás. Dentro de la gobernabilidad hay clubes que tuvieron durante muchos años representantes en los directorios. Nosotros, desde que estoy a cargo de mi club, jamás. Inclusive, un representante de Universidad Católica fue encargado en su momento de presentar un informe ante el Consejo, sobre si Sergio Jadue había cometido alguna irregularidad durante su mandato. Dijo que no... los resultados están a la vista.

¿El fútbol chileno tocó fondo?

El problema esté en las malas conducciones de la ANFP. No tocó fondo. Hay muchos clubes que demuestran enorme crecimiento en infraestructura y profesionalismo. El tema es que los medios solo le dan trascendencia a los equipos grandes. Y ustedes sostienen que Universidad de Chile y Colo Colo están con problemas permanentes y malos resultados deportivos. Eso genera, por ser los clubes con más simpatizantes, que la mayoría del público piense que las SA están mal manejadas.

Rebelión, gobernabilidad, moderados... Pareciera ser que, independientemente del apellido, los hinchas ya no confían en los dirigentes del fútbol. ¿Qué ha hecho para cambiar esa situación? ¿Hay una crisis de confianza en la industria?

Sí, existe una crisis de confianza en la industria, generada por las disputas internas entre dirigentes. Muchos no quieren perder poder, protagonismo y eso lleva a la imposibilidad de generar acuerdos. Hay desconfianza. Y, lamentablemente, las gestiones en la ANFP hace rato que dejaron de ser eficientes.

Comenta