Real Madrid es el campeón del Mundial de Clubes por tercera vez consecutiva

Fotos: Reuters

El conjunto merengue se impuso contra Al Ain por 4 a 1 y se consagró nuevamente en el torneo FIFA.


“El Real Madrid juega a otra cosa”, había dicho Xavi Hernández en una entrevista con el diario Marca. Se refería a que la calidad individual de los jugadores merengues termina imponiéndose sobre diferentes contextos. En estos meses que no han sido fáciles para la entidad blanca, el equipo comandado por Santiago Solari logró un nuevo título. Se consagró campeón del Mundial de Clubes por tercera vez consecutiva tras vencer por 4 a 1 a Al Ain.

El encuentro comenzó de manera vertiginosa para los españoles. En los primeros cinco minutos, los árabes tuvieron un par de situaciones para convertir. De ahí en adelante, el encuentro fue todo para los merengues. Bajo la batuta de Kroos, Modríc y Benzema, los blancos arrinconaron al elenco negro en su propio campo. Asociaciones de alto vuelo, con velocidad en los pases y control de pelota propio de jugadores de élite. Una diferencia que fue notoria en los 90 minutos.

El primer tanto fue obra de Luka Modríc. El balón de oro definió tras una asistencia de Benzema. Después del gol ya no había partido. Al Ain ni siquiera podía hilvanar alguna contra, recurso que le hizo mucho daño a River el pasado martes. Trataron de refugiarse mediante la acumulación de jugadores cerca del área, pero la marca no era efectiva. El Madrid era profundo y generaba muchas oportunidades, en especial, con las triangulaciones de Benzema con Bale y Lucas Vázquez.

En la segunda parte, todo lo que generó el equipo de Solari fue concretado. Aumentó la efectividad y llegaron más goles. Un remate violento de Marcos Llorente puso el dos a cero y sentencio el partido. Minutos más tarde llegó el gol del capitán Sergio Ramos y un tanto en contra en los descuentos. Shiotani convirtió el gol del honor para los árabes.

El Real Madrid, como dice Xavi, es un equipo diferente. Tiene tanta jerarquía que se ríe de las crisis. Otro título más para el elenco blanco, que de a poco, va recuperándose.

Seguir leyendo