Salas tendrá dos años en Colo Colo

12 DE DICIEMBRE DE 2018/LIMA, PERvö Mario Salas, durante el partido valido por la Final ida de la Primera Divisiv=n de Perv?, entre Alianza Lima y Sporting Cristal, disputado en el Estadio Alejandro Villanueva. FOTO: LIBERO/AGENCIAUNO

En Blanco y Negro trabajan en un vínculo que le permita al DT contar con un período similar al que tuvo en sus otros clubes.


Una de las pocas cosas que genera consenso en el directorio de Blanco y Negro es que Mario Salas tiene que ser el reemplazante de Héctor Tapia en la banca de Colo Colo. El DT, de extraordinaria campaña con Sporting Cristal, cautiva por su propuesta ofensiva y liderazgo, requisitos indispensables que la mesa de la concesionaria definió en la confección del perfil.

Incluso, recibió la bendición de Esteban Paredes, el capitán de los albos, quien a mediados de semana declaró que esperaba que el Viejito Pascuero le diera el regalo de tener al Comandante como nuevo técnico. “Es normal que a Mario lo quieran muchos clubes por lo que hizo en Católica, hizo algo histórico con un juego muy ofensivo, a la hora de presionar lo hacían muy rápido. Gusta a la mayoría del directorio y a mí en lo principal”, expresaba.
Una idea similar tiene el volante Claudio Baeza, quien ayer manifestó a DirecTV que “ojalá pueda llegar Mario Salas a Colo Colo, es un entrenador con grandes capaciades”.

En efecto, durante esta semana, Marcelo Espina y Gabriel Ruiz Tagle han avanzado en relación al fichaje del viñamarino, en un contrato que se extenderá por las próximas dos temporadas, mismo período por el que firmó en Universidad Católica y en Cristal. Eso sí, el vínculo en el que se trabaja tendrá cláusulas de revisión al final de la primera temporada, con el fin de resguardarse ambas partes en caso de ofertas o malos resultados.

También se le había planteado a Salas la posibilidad de que pagara a su actual club la cláusula de salida de US$ 190 mil, que incluye a todo su cuerpo técnico (la del Comandante es de US$ 120 mil) y devolverle la cifra en el salario mediante cuotas. Sin embargo, el estratega se negó a esta fórmula. Pero, por lo abordable de la rescisión, Colo Colo se hará cargo del monto. Así, solucionado este asunto, solo resta firmar el contrato.
En el directorio manejan un presupuesto cercano al millón de dólares para la contratación del reemplazante de Tapia.

“Esperamos que de aquí a ocho o 10 días tengamos al entrenador”, decía el director deportivo, Marcelo Espina, el lunes pasado. El exvolante albo y ex jefe de Salas en Unión Española resumía los pasos a seguir, tomando en cuenta la participación del cuadro que dirige Salas en las finales del campeonato peruano (ver recuadro). Si el cuadro cervecero no pierde ante Alianza Lima, se quedará con el título hoy, pero si cae, habrá un tercer partido el miércoles 19, lo que retrasaría en unos días el anuncio.

En Perú ya se resignan. Los dirigentes, que antes negaban una salida del DT, ahora se abren a la posibilidad. “Nosotros no tenemos nada que hacer. Si Colo Colo quiere a Mario Salas, tienen que hablar con él y el profe dirá si quiere ir”, decía el viernes el gerente Carlos Benavides.

Las exigencias

En Blanco y Negro buscan que Colo Colo recupere la identidad de juego que ha perdido en el último tiempo, pero además valoran la experiencia formativa del adiestrador, quien estuvo a cargo de la Selección Sub 20, a la que llevó hasta los cuartos de final del Mundial de Turquía 2013.
Justamente, la intención es que el nuevo técnico promueva elementos de las divisiones menores, sobre todo pensando en que el próximo año el plantel reducirá considerablemente su número, pues durante esta temporada llegó a tener 33 jugadores.

El manejo del camarín es otro factor que en la concesionaria ven como preocupación. Sin embargo, el carácter de Salas les da la tranquilidad de que podrá cumplir bien su trabajo.
Ya con la llegada de Salas prácticamente abrochada, la preocupación siguiente será conformar un plantel a la altura de lo que el entrenador pretende y recuperar el protagonismo perdido en el plano local.

Seguir leyendo