Sexo, sobrepeso e indisciplina: el polémico perfil de Boateng, nuevo compañero de Arturo Vidal en el Barcelona

Foto: EFE.

El equipo azulgrana sorprende con el fichaje del delantero del Sassuolo, cuya personalidad controvertida le ha impedido consolidar su talento.


Kevin-Prince Boateng será el nuevo delantero del Barcelona. El delantero ghanés se transformará, finalmente, en la alternativa que buscaban los españoles para darle respiro a Luis Suárez, más allá de que sus características sean distintas. Y, además, el atacante proveniente del Sassuolo tendrá una nueva oportunidad de brillar en un club grande, como demanda su talento. No lo logró antes en el Borussia Dortmund ni en el Milan, por citar a dos de los clubes que le abrieron alguna vez sus puertas.

Boateng, hermano de Jerome, figura del Bayern Múnich, tendrá que dejar de lado una personalidad especial, que algunos apuntan como la causa de que no haya logrado consolidar su potencial. A los 31 años, se espera mayor mesura en el futbolista, cuyo entorno recurrió alguna vez a raras explicaciones, como el exceso de sexo, para justificar su bajo rendimiento. “La razón por la que siempre está lesionado es porque tenemos sexo entre siete y diez veces a la semana”, confesó su novia, Melissa Satta.

En su paso por el Tottenham confesó otro exceso. “Cada noche salía hasta las seis de la mañana, pesaba como 95 kilos, estaba hinchado por el alcohol y la mala comida”,  declaró. “No podía jugar futbol así que me compré un Lamborghini. Eres feliz una semana, después de eso nunca lo vuelves a usar (…) Todavía tengo esa imagen: tres coches, una casa grande, ahí parado como si fuera 50 Cent. A veces pienso en eso y digo: ‘ve que estúpido eras’, pero eso me convirtió en quien soy ahora, aprendí y crecí”, afirmó

Antes del Mundial de Brasil 2014 fue expulsado de la concentración por insultar al técnico Kwasi Appiah. Se le llegó a retirar la acreditación.

Igualmente, las oportunidades le siguieron llegando, aunque solo en Unión Deportiva Las Palmas logró anotar una cifra aceptable de goles: 10 en 28 partidos. Ahora, antes de ser anunciado en el Barça, suma cuatro en seis encuentros. Un panorama que, forzosamente, deberá cambiar si quiere prolongar su estadía más allá del préstamo hasta mitad de año con una opción de compra por US$ 9 millones que le permitirá llegar a la Ciudad Condal.

Seguir leyendo