Tänak quiebra el reinado francés

774494-01-07 (3924566)

El estonio ganó el WRC, que desde 2004 solo tenía a Sébastien Loeb (9) y Sébastien Ogier (6) como campeones.




Una nueva era ha comenzado. Un nuevo nombre se suma a los campeones del mundo. Ott Tänak ganó el Mundial de Rally, terminando con la hegemonía francesa que reinaba desde 2004. El estonio, gracias al segundo puesto que obtuvo en la 13ª fecha, que se corrió el fin de semana en España, la penúltima de la temporada, logró consagrarse y establecer un monarca distinto a Sébastien Loeb y Sébastien Ogier, después de 15 años.

En la fecha que se disputó en Cataluña, que contempló 17 especiales, Tänak finalizó como escolta del belga Thierry Neuville (Hyundai). El estonio, piloto de Toyota, quedó a 17"2 del ganador de la carrera, quien además marcha segundo en la clasificación anual.

La gran ventaja de puntos con la que llegó Tänak a España, sumado al resultado que obtuvo, le permitieron cerrar su primera corona en la máxima categoría del rally mundial. Quebró con la racha de títulos que Loeb, con nueve campeonatos, y Ogier, que ganó seis, llevaban hasta entonces.

"Es difícil decir la presión que sentí este fin de semana, fue al siguiente nivel. Controlar todo esto y superarlo ha sido el objetivo de mi vida. Cuando estás al borde de esto no puedes imaginarlo", dijo el nuevo campeón.

En su décimo año compitiendo en el Mundial de Rally, Tänak consiguió la corona. En 2013 se quedó sin asiento, pero no lo desanimó. Cuando volvió, finalizó en el 15º lugar y recién en 2017 alcanzó su primer podio planetario.

En esta temporada 2019, el piloto báltico está cumpliendo con un impecable rendimiento. En siete fechas se quedó con la victoria, incluida la jornada que se corrió en mayo en Chile, en las cercanías de Concepción. Además, Suecia, Portugal, Finlandia, Alemania y Gran Bretaña vieron ganar al nuevo campeón, el primero de su nacionalidad en alcanzar este logro.

Llegó con presión a competir en España. Sabía que podía consagrarse, pero no quiso correr riesgos. Luego del título, confesó que un consejo familiar le motivó a cerrar la corona. "Nunca quise arriesgarme, pero mi madre dijo el sábado por la tarde que si quiero algo, puedo hacer que suceda. Sólo tenía que hacer que ocurriera", manifestó Ott Tänak.

La jornada con que se cierra el campeonato se correrá en Australia, entre el 14 y el 17 de noviembre.

Comenta