El VAR chileno costará US$ 2 millones al año

En el Consejo de Presidentes realizado este martes, el directorio de la ANFP informó los costos de la implementación del sistema, que empezará este año en las rondas finales de la Copa Chile.


Los clubes chilenos ya están al tanto de los costos de implementación del sistema de asistencia arbitral de video (VAR) en las competencias locales, luego de que durante esta jornada el directorio de la ANFP informara los montos involucrados en el tema.

El costo total será de US$ 2 millones al año, que serán asumidos íntegramente por la propia Asociación y que, cuando esté ciento por ciento implementado, permitirá que el sistema esté disponible en 240 partidos.

La puesta en marcha oficial será en 2020, sin embargo existirá una primera etapa de prueba, que se iniciará durante las etapas finales de la Copa Chile, donde se podrá probar su correcto funcionamiento. El costo a asumir durante este año en la etapa de prueba será de US$ 700 mil.

Las tensiones del Consejo

La reunión de timoneles celebrada este martes no estuvo exenta de polémica. La discusión más acalorada fue en torno a las bases del torneo de Segunda División Profesional. Y es que mientras la ANFP pretendía hacer valer las bases de la Federación, que dictan que sean once los equipos participantes, Santiago Morning, por su parte,  pedía elevar los participantes a doce.

La discusión subió de tono con la intervención de uno de los propietarios de Huachipato, Victoriano Cerda, quien levantó la moción de reducir a diez los clubes que disputen la categoría. Su planteamiento generó un fuerte intercambio de opiniones entre el propio Cerda y los representantes del elenco microbusero, Luis Faúndez y Sebastián Nasur. Ante los cuestionamientos, Cerda se retiró ofuscado de la sala, siendo seguido por Nasur. Ambos se enfrentaron a los gritos en los pasillos de la ANFP, cuenta un presidente, testigo de la escena.

Cerda también discutió, aunque de forma menos acalorada, con el propio presidente de la ANFP, Sebastián Moreno, quien finalmente logró calmar los ánimos y junto al directorio que preside, hizo valer los estatutos antes mencionados para zanjar la discusión.

Seguir leyendo