Varane refresca el catálogo de errores en el fútbol que terminaron mal

Figuras consagradas a nivel mundial o jóvenes promesas. Nadie está libre de tener un mal día en el balompié. Un repaso por infortunios que marcaron a jugadores e hinchas en Chile y el extranjero.




La cara del defensor Raphaël Varane tras el gol de Gabriel Jesús, que significó el triunfo del Manchester City y la eliminación del Real Madrid de la Champions, era de una conocida frustración, tristeza y culpabilidad. El fútbol, en más de una ocasión, ha condenado a todo tipo de jugadores con esta clase de infortunios, y sus rostros, casi de forma automática, eran similares al del francés. Errores que marcaron partidos y, en algunos casos, carreras futbolísticas. O que desencadenaron situaciones trágicas.

Colombia, buen fútbol y fallos en mundiales

No cabe duda de que la generación de Colombia que disputó dos mundiales a principios de la década del 90 (Italia y Estados Unidos) es una de las mejores en la historia del balompié de ese país. Figuras como René Higuita, Carlos Valderrama, Freddy Rincón, Víctor Hugo Aristizábal, entre otros, brindaban un fútbol de alta calidad en todas las canchas en que se presentaban. Sin embargo, dos errores marcaron a este grupo de talentosos jugadores. El primero, en la Copa de Italia 90, cuando el excéntrico arquero Higuita sale del área e intenta gambetear al camerunés Roger Milla, quien le roba el balón en el minuto 109 y sentencia con el 2-0 sobre los colombianos, que buscaban el tanto del empate en la prórroga de los octavos de final.

Cuatro años más tarde, otro error marcó el paso de los cafetaleros por la cita mundialista de 1994, pero esta vez con resultados que traspasaron las fronteras del fútbol. En el segundo partido de esa copa, el defensor Andrés Escobar convirtió un autogol que terminó siendo clave en el triunfo de Estados Unidos por 2-1 sobre Colombia. Los sudamericanos fueron eliminados en primera fase y, días después de ese gol en arco propio, Escobar fue asesinado en su país.

El exceso de confianza de ter Stegen

Marc-André ter Stegen es uno de los mejores arqueros del mundo, pero que a veces se excede y comete errores infantiles por confiar demasiado en sus condiciones con el balón en los pies. Recordado en España es el tanto que Mikel San José, del Athletic de Bilbao, le convirtió en la Supercopa de ese país en 2015. Mal despeje de cabeza del meta que el mediocampista aprovechó para convertir un gol desde la mitad de la cancha. Inolvidable.

Otro que se anota en la cuenta de errores del alemán es el tanto que le anotó el chileno Pedro Pablo Hernández, en la tempotada 2016-17. En una traumática salida del Barcelona a Balaídos ante el Celta, el portero alemán recibió cuatro tantos. Precisamente ese último gol fue un mal intento de salida del arquero que el hombre de La Roja aprovechó para meter la cabeza y anotar. Un regalo.

Corona mató a Marcone en la final

20 años sumaba Cruz Azul sin ser campeón de la liga en México. Tras igualar sin goles en la final de ida del torneo ante el América, los cementeros tenían la posibilidad perfecta para poder romper esa triste racha. Pero un incomprensible error condicionó todo. Ya en el segundo tiempo (50′), el portero Jesús Corona quiso salir jugando rápido en un saque de fondo, le dio un pase a Iván Marcone, quien tenía cerca a futbolistas de las Águilas, los que le robaron la pelota. La jugada terminó con Edson Álvarez anotando el primer tanto del encuentro. En los 89′, ya con Cruz Azul jugado en ataque para conseguir el empate, Edson Álvarez puso el 2-0 y sentenció el título para el América.

Karius entregó la Champions

La Liga de Campeones de la temporada 2017-18 será imposible de olvidar para el meta Loris Karius. Parecía una campaña soñada, pero la final terminó siendo una pesadilla para el alemán. Ese día, defendiendo los colores del Liverpool, tuvo responsabilidad en dos tantos que le dieron la corona al Real Madrid. Primero en la apertura de la cuenta a los 51′, cuando un mal saque con la mano es interceptado por Karim Benzema. Insólito. Ya sobre el final, en el instante en que los Reds buscaban el empate, el arquero no pudo contener un disparo de Gareth Bale a los 83′. Fue el 3-1 definitivo para los españoles. Semanas después, Karius abandonó el club para arribar al Besiktas de Turquía, a préstamo.

Ahora la pesadilla fue de Varane

Precisamente ese 26 de mayo de 2018 Raphaël Varane vio desde la cancha la desgracia del portero del Liverpool Loris Karius, en la final ante el Real Madrid. Quizá nunca se imaginó que dos años después él estaría viviendo una situación similar. Los merengues necesitaban ganar al City producto de la derrota 1-2 en la ida en el Santiago Bernabéu, pero nada de eso pasó. En los 7′, Gabriel Jesús le robó el balón al defensor francés para que Raheem Sterling convirtiera el primero. Luego, a los 68′, cuando el Madrid había logrado empatar, Varane intenta un pase con el portero Courtois, pero nuevamente Gabriel Jesús adivina sus intenciones y pone el 2-1 final para los dirigidos de Pep Guardiola. Una noche para el olvido del campeón del mundo con Francia en 2018.

Chile no se queda atrás

La Generación Dorada también se equivoca

El grupo de jugadores más exitosos en la historia del fútbol chileno también ha vivido infortunios imborrables. Recordado es el enredo entre Claudio Bravo y Gary Medel en Colombia en 2009, que terminó con el autogol de Arturo Vidal y la apertura de la cuenta para los locales. La Roja se repuso de ese error y venció por 2-4 a los cafeteros, en un encuentro que le dio la clasificación a Chile al Mundial de Sudáfrica 2010. Así, ese error pasó solo a ser una anécdota.

En la mencionada cita en África, la selección nacional tuvo un determinante error ante España, en el último compromiso de la fase de grupos. El capitán Claudio Bravo despejó un balón que, para su mala suerte, terminó en los pies de David Villa, quien abrió el marcador para los europeos, que ganaron 2-1 ese compromiso. El resultado obligó al equipo nacional a medirse contra Brasil en los octavos de final.

El último es, tal vez, el más doloroso. Fue en la final de la Copa Confederaciones 2017. Chile tenía la oportunidad de levantar un trofeo oficial por tercer año consecutivo, pero no pudo. A los 20′, Marcelo Díaz intenta salir jugando, pero pierde el balón ante la presión de Lars Stindl y Timo Werner, quienes encararon la portería de Bravo para anotar el único tanto de esa final. Carepato terminó entre lágrimas ese partido.

Garcés, una galería completa

Los errores marcaron el paso de Paulo Garcés por las porterías de la Universidad Católica y Colo Colo. Los más recordados por los hinchas cruzados fueron en los cuartos de final de la Copa Libertadores 2011, ante Peñarol en el Centenario. Primero en la apertura de la cuenta, en la que el meta choca con Hans Martínez, error que aprovecha Juan Manuel Olivera para convertir en los 38′. Como si fuera poco, en los 90+4′, cuando parecía que la UC no se traía de Uruguay una derrota imposible de revertir en Santiago, Alejandro Martinuccio aprovechó un rebote increíble del parralino para concretar el 2-0. Una noche de pesadilla para el meta.

Ya en Colo Colo, en el clásico ante la Universidad de Chile en el Estadio Nacional en 2017, el portero tuvo otro infortunio difícil de explicar y que marcó su carrera. Tras un cabezazo de Felipe Mora a los 63′, Garcés intenta capturar el balón, sin embargo, este termina ingresando a la portería. Ese tanto significaba el triunfo 2-1 de los azules sobre el Cacique, pero minutos más tarde Octavio Rivero puso el empate 2-2 gracias a un terrible fallo de Johnny Herrera.

Dos errores que condicionaron a Jara en la U

Gonzalo Jara arribó a la Universidad de Chile en 2016 como uno de los grandes refuerzos de esa temporada. El central tenía la misión de darle solidez a una defensa que había estado en deuda en las últimas temporadas. Pero eso no ocurrió, y los cuestionamientos fueron cada vez más fuertes. En 2017, en la visita de la U al Monumental, él y los azules vivieron una dura jornada. Cayeron por 4-1, con tres goles de Paredes. El tercero de ese día fue un regalo del seleccionado nacional, quien resbaló y le dejó el balón a Jaime Valdés, quien aprovechó y asistió para que el siete del Cacique convirtiera.

Ya en 2018, después de la terrible goleada por 7-0 ante Cruzeiro en Brasil, los laicos cerraban la fase de grupos de la Copa Libertadores de ese año recibiendo a Vasco da Gama. Esa noche en el Estadio Nacional la U caía por la cuenta mínima. Tras un balón largo del cuadro brasileño, Jara erra el cabezazo y deja solo al delantero Yago Pikachu, quien puso el 0-2 definitivo en el partido. Fue otra jornada oscura para el nacido en Hualpén.

Comenta