Vicente del Bosque: “A Medel y todos esos los tenemos aquí grabados”

Fue campeón del mundo como seleccionador y destronado en la fase siguiente por Chile en la obra cumbre de su generación dorada. Sobre esos recuerdos y el fútbol de hoy habla el técnico español en su charla con los suscriptores de La Tercera.




“Si he tenido alguna virtud esa es la moderación”. Vicente del Bosque (69 años) ya se mira a sí mismo en pasado. Lejos queda el futbolista que fue, lejos el formador de jóvenes y también el entrenador ganador de un Mundial: “Ya no vuelvo a entrenar; tengo 69 años y no siento ninguna nostalgia”. Permanece su voz y su opinión, como demostró ayer en su paso por una nueva edición de Conversaciones LT, el espacio digital de este diario con sus suscriptores. Aquí, un extracto.

¿Cómo ha visto el fútbol como actor de la nueva normalidad?

El fútbol se ha puesto en marcha y ha sido positivo, nos engancha con la vida. El fútbol está sirviendo para trasladar optimismo a la sociedad. Y al mismo tiempo era necesario para la industria. No volver, habría sido otro drama más a añadir a un momento difícil.

Parecía que el mercado iba a verse afectado por esta sacudida, pero se acaban de pagar 40 millones de euros por un lateral. Achraf, del Madrid, o del Dortmund, al Inter.

No creo que bajen las cifras. Puede ser que al principio, pero en general no tiene por qué haber un cambio drástico. Los jugadores que son buenos están cotizados.

Un síntoma de que el fútbol se parece al de antes es que en estas pocas semanas en España ya han destituido a tres entrenadores.

Sí, el nerviosismo no se ha ido. Para demostrar que el reformismo no es una realidad, los dueños de los clubes creen que en 24 horas se cambia de entrenador y eso ya va a mejorar. Parecía que con las sociedades anónimas iba a ser más estable. Y resulta que no lo es.

Y jugadores que no hacen caso a sus entrenadores. Algo de eso está pasando en el Barcelona con las imágenes que se están viendo.

No me gustaría entrar, tampoco quiero ser un cascarrabias ni criticar todo lo que me parece. Yo creo que un entrenador no necesita estar dando voces para que se le respete. Se hace respetar por la forma de ser. El jugador, en cuanto entras al vestuario, te conoce. Y eso se tiene o no se tiene. Que se note la presencia del entrenador en el vestuario es fundamental.

Usted ha trabajado con éxito con futbolistas divos, que se creen por encima de todos y de todo. Chile tiene también ese problema. ¿Cómo se maneja?

La normalidad es la mejor receta. Los tiempos de la imposición ya han pasado. El entrenador debe saber escuchar al jugador. Y esto no debe ser considerado como debilidad. Al contrario,es una fortaleza. Pero tampoco he tenido muchos jugadores que llegan para atontar, que son ácidos con el entrenador, o les molesta todo. No quiero pensar que por habilidad nuestra, sino por el comportamiento de ellos.

Más problemas paralelos. Usted no supo ver cuándo terminaba su gran selección española. Y Chile no está sabiendo terminar a su generación dorada.

Nadie en su sano juicio hubiera dejado de llevar a los jugadores que llevé a Brasil y luego a Francia. La renovación debe hacerse en función del rendimiento de los jugadores. No sé si los chilenos tienen relevo; lo que sé es lo que nos hicieron sufrir los que estaban cuando los tuvimos enfrente. A Medel y todos esos los tenemos aquí grabados [se señala la cabeza]. Es de los rivales más difíciles que hemos tenido. Están todos activos. En España nunca llegábamos a nada porque siempre había que hacer una renovación. Nunca teníamos estabilidad. Y la estabilidad ha formado parte del éxito de la selección.

Esa generación dorada chilena sostiene que el 2-0 ante su España fue su gran obra como selección.

Posiblemente yo tuve responsabilidad. Aquel día no estuvimos bien. Y eso que sabíamos perfectamente cómo eran, porque los habíamos tenido de rivales. Siempre nos habían sido muy difíciles, nos presionaban mucho, no nos dejaban jugar con comodidad. Una virtud de ellos que nosotros no supimos resolver. Nos empequeñecimos y ellos se crecieron.

Nombres propios:

  • Aránguiz: “Una de las figuras de la Bundesliga. Dirige y maneja todo el juego del Leverkusen”.
  • Alexis Sánchez: “Un jugador muy valioso. Encajaba perfectamente con los Medel y todos esos, que los tenemos aquí grabados”.
  • Arturo Vidal: “Es de los que se vacía en cada partido. Es muy útil. Es un jugador al que prefiero tener de amigo que de enemigo”.
  • Pellegrini: “Representó muy bien al Real Madrid. En donde ha estado siempre ha sido un caballero”.
  • Zamorano: “Magnífico delantero, defendiendo siempre la camiseta. Incluso estando cuestionado, se levantó y fue un ejemplo de comportamiento”.
  • Orellana: “Buenos campeonatos en España. Un jugador muy interesante. Muy, muy bueno”.
  • Medel: “Un artista. Peligroso. Mejor tenerlo de compañero que de rival. Una lucha y un espíritu inigualable. Encarnaba lo que era esa Chile. El máximo exponente de esa selección”.
  • Bielsa: “Singular”.
  • Sampaoli: “Su heredero”.
  • Reinaldo Rueda: “Un hombre con cultura, muy preparado”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.