Video: la espectacular atajada del Dibu Martínez que salvó a Argentina en los minutos finales

Emiliano Martínez contuvo un remate clave en el final del partido ante Australia. Foto: REUTERS/Fabrizio Bensch.

Cuando el partido expiraba el arquero del Aston Villa evitó, con una lucida jugada, el empate australiano que hubiese obligado a jugar tiempo suplementario.



Un último minuto de sufrimiento vivió la Selección de Argentina en el encuentro de octavos de final ante Australia, compromiso que terminó ganando por 2 goles a 1 con goles de Lionel Messi y Julián Álvarez.

Es que corría el séptimo y último minuto de descuento en el Estadio Ahmad bin Ali de Al Rayyan cuando una jugada colectiva de los oceánicos terminó en los pies de Garang Kuol. El joven delantero de 18 años controló tras un centro desde la izquierda, se dio media vuelta y sacó un remate que parecía ser el empate para su escuadra; sin embargo, Emiliano Martínez estuvo presto para achicar y contener el remate con su brazo izquierdo.

Fue la última opción de igualar para los “Socceroos”, quienes con la derrota ante su similar albiceleste culminaron su participación en la Copa del Mundo de Qatar 2022. Por su parte, los trasandinos sellaron su paso a cuartos de final, instancia en la que deberán enfrentar a Países Bajos, elenco que dejó en el camino a Estados Unidos tras imponerse en el primer turno de la jornada sabatina por 3 a 1.

“Por suerte salí rápido y me pude hacer grande”

Una vez terminado el cotejo, el guardavallas argentino se dio el tiempo para analizar el triunfo: “Fue un partido que sabíamos que iba a ser muy duro. Ellos son muy verticales, presionan muy alto y no paran de correr los 90 minutos. No nos sorprendieron para nada, sabíamos que iba a ser durísimo, más que Polonia”, señaló “Dibu”.

“Nos pusimos 2 a 0 arriba, controlamos el partido, pero después tuvimos la mala suerte de que el único tiro que tuvieron rebota y me cambia de palo. Después normal. Son 20 minutos de sufrir y no la pudimos embocar”, agregó el meta del Aston Villa de Inglaterra.

Sobre la última jugada del duelo, que pudo significar el empate australiano, dijo que “en mi mente de arquero sabía que una iba a llegar, así que llegó y por suerte pude ayudar al equipo”. En ese sentido apuntó a que “intenté no darle ángulo de tiro. Por suerte salí rápido, me pude hacer grande y dejé el brazo firme. Gracias a Dios me pegó”, indicó al respecto.

Finalmente, el cancerbero no ocultó su felicidad tras la clasificación a los cuartos de final: “Alegría. Ganas de llorar, de seguir trabajando, de esforzarme esta semana. Quiero hacer historia con esta camiseta, queremos estar en la historia, así que vamos partido a partido”, concluyó.

Revisa la tapada del arquero argentino

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.