Éxtasis: Fiscalía en alerta por nuevas pastillas “made in Chile”

Utilizando máquinas importadas a través de portales de ventas como AliExpress, algunas bandas comenzaron a fabricar comprimidos en territorio nacional. Según el Ministerio Público, se trata de un fenómeno que no tiene parangón en otros países de América Latina.


Entre la piedra color marrón, similar a un trozo de cera seco, que concentra la sustancia química denominada MDMA (metilendioximentanfetamina) y una dosis de éxtasis hay un proceso clave: la elaboración de la pastilla. Esta generará el tamaño, color y hasta el olor definitivo de la droga que se comercializará a nivel “retail”. Y es justamente en este procedimiento, conocido en jerga policial como “tableteo”, que Chile se está convirtiendo en un pionero a nivel latinoamericano.

Esto fue detectado por primera vez en 2018, con un método bastante artesanal. Pero durante 2020 avanzó de manera vertiginosa -tanto en tecnología como en velocidad de producción-, por lo que se ha convertido en un nuevo foco de preocupación para las policías y el Ministerio Público.

De hecho, en la actualidad existen investigaciones reservadas que están estudiando esta modalidad. En estos casos, distribuidores que operan a través de portales de venta internacional -como el sitio web AliExpress- también juegan un rol clave, abasteciendo con la maquinaria necesaria para crear la pastilla. ¿Qué tan conscientes están los productores del destino final que están teniendo sus artículos? Esa es una de las aristas que aún quedan por aclarar en estas indagatorias penales.

Pero antes, un poco de historia: 2001 fue el año en que se registraron las primeras incautaciones de pastillas de éxtasis, escondidas en encomiendas enviadas desde Europa y cuyo destino era la venta en ambientes ligados a la escena electrónica. Durante los siguientes 12 años, el éxtasis y el LSD fueron las únicas drogas de síntesis que se detectaron en suelo nacional. Desde 2013 el mercado “se amplió”, y así, en los últimos ocho años, la PDI ha detectado 55 diferentes tipos de narcóticos producidos en laboratorios.

En esta evolución, lo ocurrido hace dos años marcó un hito. Luis Toledo, director de la Unidad Especializada de Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas de la Fiscalía Nacional, cuenta que el boom de incautaciones de pastillas de éxtasis ocurrió durante 2019. “Se incautaron más de 180 mil pastillas para el consumo a nivel nacional. Desde ahí han ido bajando considerablemente estas incautaciones. Con la crisis social y particularmente con la pandemia del coronavirus, el año pasado esto bajó a menos del 10%. Sin embargo, en paralelo fuimos encontrando un crecimiento evidente en el aumento de incautación de laboratorios de producción de pastillas”.

El primer registro de un centro dedicado a la elaboración de comprimidos de éxtasis data de 2018, aunque la policía considera que esos primeros intentos eran solamente unas pruebas para determinar la factibilidad de realizar esas operaciones. La forma en que se elaboraban estos primeros productos consistía en un dispositivo manual con dos pistones. Al medio de este instrumento iba la mezcla que contenía el narcótico y para producir la compresión era necesario pegar a los pistones con un martillo. Un método muy diferente a la evolución que tendría el fenómeno el año pasado.

Manufacturas 2.0

El comisario Patricio Navarro, jefe del Departamento de Investigación de Sustancias Químicas Controladas (Disuq) de la PDI, dice que en 2020 han encontrado cuatro máquinas de funcionamiento eléctrico, con capacidad de producción de 3.500 a 4.000 comprimidos por hora de trabajo. “Eso, sin contar lo que está vigente en investigación”.

Máquina para la producción de pastillas de éxtasis incautada por la PDI.

Toledo agrega que esas máquinas se ingresan a Chile como talabartería, compradas a través de plataformas virtuales. Son incautadas generalmente por Aduanas y, en realidad, son máquinas industriales para fabricar y compactar pastillas de éxtasis con insumos y materias primas que también llegan importadas. “Generalmente, ya no se encuentran pastillas, sino que lo que se halla es MDMA granulado en rocas o incluso líquido”, dice el fiscal. “En todos esos formatos es como más se encuentra, especialmente en el aeropuerto internacional y en otras partes de Chile”.

Según Toledo, esas máquinas se importan por cualquier importador extranjero, como por ejemplo AliExpress. “La manera de fabricar una pastilla se obtiene a través de la dark web, con tutoriales y formatos que los propios fabricantes encuentran. Los procedimientos dan cuenta de conexiones con organizaciones criminales que proveen desde España, desde Holanda, desde Colombia”. El abogado asegura, además, que el objetivo de estos productos es “redistribuirlos en Argentina, Uruguay y Perú”.

Navarro, por su lado, relata que “estas son máquinas que en algunos países son lícitas, entonces no tienen restricciones en su fabricación y venta, no obstante que nuestra legislación establece sanciones para quienes tengan en su poder elementos comúnmente utilizados para la manufactura de las sustancias que están controladas por la ley”.

La mayoría de los casos detectados tuvo sus orígenes en las sospechas que generó la entrada de estos productos al país. No obstante, se indagan causas en que la máquina se habría armado con la importación de distintas partes, cada una ingresada a Chile de manera independiente.

En un informe elaborado por la PDI y derivado al Ministerio Público durante el segundo semestre del año pasado, se indica que “este tipo de máquinas se pueden adquirir a precios accesibles y sin mayores requerimientos para su compra, lo que sumado a la tendencia del ingreso de drogas directo de la síntesis desde países productores, no solo de MDMA, sino también de metanfetamina y catinonas sintéticas, constituye un riesgo por la posibilidad de la instalación permanente de este tipo de procesos en Chile, por cuanto, como se ha discutido, dichas sustancias sicotrópicas han sido halladas en formato cristal en territorio nacional”.

El reporte adjuntó un pantallazo del sitio web AliExpress, con la imagen de una máquina destinada a la fabricación de pastillas y que se vendía por $ 340.472.

Chile, ¿país pionero?

La materia prima de este éxtasis ha sido hallada en encomiendas provenientes de países europeos y de Colombia, y las personas que han sido detenidas son tanto chilenas como extranjeras.

Por lo general, según aseguran fuentes que se encuentran indagando este fenómeno, los detenidos han optado por guardar silencio. Debido a lo anterior, hasta ahora se desconoce por qué esta técnica de producción de pastillas de éxtasis se está realizando en suelo nacional y no en países vecinos. Por eso, señalan personas ligadas a estos procedimientos, es que estaríamos frente a una “innovación” en América Latina.

El fiscal Toledo confirma que según la información que se maneja regionalmente a través de la red de fiscales antidrogas, esto está ocurriendo particularmente en Chile. También ha ocurrido en Brasil, pero en el Cono Sur es nuestro país el que está teniendo más incautaciones de pastillas y de la materia prima granulada. “El tema de las máquinas usadas para la elaboración de comprimidos tampoco ocurre en nuestros países vecinos”, advierte.

Diversos químicos añaden los traficantes a las patillas de éxtasis que distribuyen.

Ingerir estas pastillas “made in Chile” conlleva riesgos adicionales al consumo habitual de este narcótico. El comisario Navarro explica que la dosificación es muy compleja. Entonces, al tratarse de productores no expertos, es probable que no se logre una mezcla homogénea y esto puede traer como resultado la intoxicación aguda de quien consuma este “producto nacional”.

Fuentes conocedoras de estos procesos indican que para fabricar las pastillas se suman una serie de productos a la mezcla. Entre estos se encuentran sales de baño (las que incrementarían el efecto del narcótico), ketamina (un anestésico para caballos que, se presume, aumentaría el efecto alucinógeno), así como colorantes y, en algunos casos, saborizantes.

Preocupación

“Para nosotros constituye un tremendo desafío la persecución penal de esta nueva forma de traficar droga, ocupando este tipo de implementos”, resume Toledo. “El fenómeno de laboratorios de producción es relativamente nuevo, no lleva más de dos años”.

El abogado agrega que la detección de estos lugares no es sencilla, dado que en un espacio físico muy reducido se pueden fabricar miles de pastillas y con escasos insumos de materia prima. “También nos preocupan los componentes que le adicionan. Esto tiene que ver con otros insumos químicos, generalmente ketamina u otros adulterantes, que también son muy lesivos para la salud pública”, concluye el fiscal.

Navarro aclara que no se ha detectado producción en Chile de la materia prima MDMA. “Por eso es necesario que se fiscalicen los puntos de ingreso a Chile, y uno de esos son las cargas aéreas”, advierte. “Ahí se trabaja fiscalizando con la PDI y Aduanas, y se ha encontrado en pasajeros y cargas el ingreso de éxtasis en este formato”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Este domingo se llevó a cabo la 4ª versión del Creating Games Fest. El evento sumó de concursos, zona de arcade, puesto de ventas y empresas nacionales de la industria de los videojuegos.