“Adoctrinamiento” en los colegios: de 50 denuncias recibidas, la mayoría fue descartada y en solo cuatro casos hubo sanción

Adoctrinamiento en colegios

En noviembre, el Mineduc afirmó que había 28 denuncias de adoctrinamiento, donde en las salas de clases se gritaban consignas como "Renuncia Piñera".

La Superintendencia de Educación estableció que en 26 acusaciones no fue posible “evidenciar incumplimiento normativo”. Un caso donde sí se acreditó la falta ocurrió en un colegio de Angol, donde una profesora mostró su postura a favor de las protestas. La docente fue desvinculada del establecimiento.


La crisis social de octubre alcanzó todos los espacios, incluidos las salas de clases. Los colegios hicieron reflexionar a sus estudiantes e incluso hubo profesores que mostraron su postura sobre lo que ocurría. El problema es que, para las autoridades, en algunos casos esos docentes se extralimitaron y cayeron en lo que consideran un "adoctrinamiento" político a los pupilos.

En noviembre, la ministra de Educación, Marcela Cubillos, acusó que muchos apoderados estaban realizando denuncias contra los establecimientos porque había profesores que promovían las protestas, por lo que emplazó a la Defensoría de la Niñez a fiscalizar los casos e incluso anunció que patrocinaría un proyecto de Chile Vamos sobre la materia.

Sin embargo, de todas las acusaciones realizadas, la mayoría ha sido descartada. Según un oficio que envió la Superintendencia de Educación al Congreso, hasta fines de enero, ese organismo recibió 50 denuncias de "instrumentalización fuera de toda acción pedagógica y con fines políticos". De ellas, sin embargo, 26 fueron cerradas porque "no es posible evidenciar incumplimiento normativo".

Entre esos casos descartados está una denuncia contra el Colegio Teresiano Enrique de Osso, de La Reina, donde se habría denunciado una situación ocurrida durante una jornada reflexiva sobre la crisis.

En cambio, en cuatro casos se instruyó un procedimiento administrativo sancionatorio, porque se acreditó la falta. Una de esas situaciones ocurrió en el Colegio San Francisco de Asis, de Angol, donde una profesora habló frente a un grupo de alumnos sobre las demandas que se exigen en las calles.

"Queremos más respeto, más dignidad, más oportunidades, no solamente para la clase alta, también para la media y para los pobres que somos los que más necesitamos hoy en día el apoyo y los beneficios", dijo la docente, lo que quedó registrado en un video.

En ese caso, la Superintendencia de Educación acreditó una falta y ordenó al colegio mejorar sus prácticas pedagógicas, para evitar estas situaciones. En tanto, la profesora fue desvinculada.

Jorge Palavecinos, director del colegio, cuenta que esto ocurrió durante un recreo, donde "hubo una manifestación de estudiantes y algunos profesores se sumaron o participaron de alguna forma".

El director reconoce que este "es un problema que nosotros pudimos haber contenido de mejor manera, porque tenemos que resguardar los derechos de los 1.500 estudiantes que tenemos y no de un grupo solamente. Y así como hay una mayoría que está a favor de las manifestaciones, también hay un grupo que no está de acuerdo".

Del resto de los casos, hubo dos denuncias que fueron cerradas con un acuerdo entre los apoderados y el colegio. Y las otras acusaciones todavía está en proceso de investigación.

Comenta