Al aire libre y en el Cerro San Cristóbal: Te Deum sale de la Catedral por segunda vez en 209 años

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE / AGENCIAUNO

La tradicional ceremonia religiosa de acción de gracias fue instaurada en 1811 por José Miguel Carrera y la única vez que no se realizó en el principal templo de la Arquidiócesis de Santiago fue en 1973. Aquella vez, producto de las razones de seguridad que adujo la junta militar, la liturgia se trasladó a la Iglesia de la Gratitud Nacional. En esta oportunidad, se efectuará en el Santuario de la Inmaculada Concepción, del Parque Metropolitano. De los 50 asistentes permitidos, 13 serán representantes de confesiones religiosas y 17 autoridades políticas. El evento será fundamentalmente telemático, transmitido online en la web de la Iglesia de Santiago.




Con distanciamiento social, mascarilla obligatoria y un aforo reducido. Esas son las tres directrices básicas sobre las cuales se estableció que, pese a la pandemia, este 18 de septiembre de todos modos se efectuaría el tradicional Te Deum Ecuménico de Fiestas Patrias.

Sin embargo, hay otro detalle no menor respecto de la ceremonia: que por segunda vez en 209 años se efectuará fuera de la Catedral Metropolitana.

Así, el lugar elegido, producto de su espacio disponible y de que es al aire libre, fue el Santuario de la Inmaculada Concepción, ubicado en la cúspide del Parque Metropolitano, del Cerro San Cristóbal.

Cristián Roncagliolo, obispo auxiliar y vicario general de la Arquidiócesis de Santiago, explicó que “el Te Deum es una tradición que camina con la República desde sus orígenes; un momento de unidad y de encuentro de los distintos actores sociales, pero, por sobre todo, un espacio para orar por nuestra patria y por quienes la componen”.

Agregó que “este año, la crisis sanitaria nos obliga a adaptar esta valiosa tradición republicana. Es por eso que, de manera inédita, la ceremonia se hará en un lugar distinto de la Catedral, en el espacio abierto del Santuario del Cerro San Cristóbal, con el aforo establecido por la autoridad sanitaria y respetando todas las normas vigentes”.

José Miguel Carrera

El Te Deum (la expresión del canto original viene del latín y significa “A ti, Dios”) de Fiestas Patrias se realiza en Chile desde 1811.

El 18 de septiembre de aquel año, el general José Miguel Carrera pidió a la Iglesia Católica que celebrara una misa -al final de la cual se cantaba el te deum-, para conmemorar el primer aniversario de la Primera Junta Nacional de Gobierno.

Según los registros del Arzobispado de Santiago, a partir de 1870, a petición del ministro Miguel Luis Amunátegui, el Te Deum se celebró sin la eucaristía. Hasta el día de hoy es una liturgia.

Sin embargo, uno de sus cambios más significativos ocurrió en 1971. Ese año, el Presidente Salvador Allende le solicitó al arzobispo Raúl Silva Henríquez que se invitara a participar a obispos y pastores de otras de otras iglesias cristianas, y también a representantes del mundo judío y musulmán.

A partir de ese minuto la ceremonia adquiere el carácter de ecuménica.

Y la única vez que no se realizó en la Catedral Metropolitana fue en 1973, cuando la junta militar consideró que el templo no ofrecía las condiciones adecuadas de seguridad.

En esa oportunidad, la liturgia se desplazó al Santuario María Auxiliadora, de la Alameda, también conocido como Iglesia de la Gratitud Nacional, de los salesianos.

18 DE SEPTIEMBRE DE 2019/SANTIAGO Celestino Aros, preside el Tedeum Ecumenico en su versión 209, como parte de las Celebraciones de Fiestas Patrias en la Catedral Metropolitana-. FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

Protocolo

Este año, que será el primero en que el Te Deum será encabezado por el arzobispo Celestino Aós como titular de la Iglesia de Santiago (el 2019 lo hizo en calidad de administrador apostólico), el protocolo será estricto en lo que respecta a medidas sanitarias.

La ceremonia se efectuará el viernes 18 a las 11.00 horas, tendrá cerca de una hora de duración y asistirán un máximo de 50 personas, de las cuales 13 corresponden a obispos, pastores y representantes de instituciones religiosas, y 17 a autoridades políticas.

Entre estas últimas, solamente el Presidente Sebastián Piñera asistirá junto a su esposa, Cecilia Morel, en su calidad de Primera Dama. El resto de los invitados seguirá la línea de protocolo establecido para las máximas autoridades nacionales; es decir, la presidenta del Senado, el presidente de la Corte Suprema, el presidente de la Cámara de Diputados, la Presidenta del Tribunal Constitucional, el Contralor General de la República, el Fiscal Nacional, los ministros del Interior y de la Segpres, el Nuncio Apostólico, los comandantes en jefe del Ejército, Armada y Fach, el general director de Carabineros, el director nacional de la PDI y el intendente Metropolitano.

Las otras 20 personas que estarán presentes en el recinto serán parte del staff técnico, de seguridad y de la organización.

Uno de los énfasis de este año será el carácter telemático del Te Deum. Todos los chilenos que lo deseen podrán seguirlo online, via streaming, a través de la web de la Iglesia de Santiago. Y aunque el arzobispo Aós aún trabaja en la homilía, el evangelio que se leerá sería el de las bienaventuranzas.

Comenta