Ángelo Araos demanda a la U: acusa trampa del club y exige $ 400 millones

Ángelo Araos

La exfigura de la U, hoy en Corinthians, acusa a los azules de no cancelar el porcentaje correspondiente a la venta realizada en junio de 2018 al club brasileño, por US$ 5 millones.




Ángelo Araos demanda a Universidad de Chile. El volante, hoy en Corinthians, figura de la Roja Sub 23, y quien estuviera seis meses en la tienda estudiantil, desde enero a junio de 2018, exige al equipo laico la suma de US$ 500.001 ($ 388.000.000) por concepto de su derecho legal a recibir el 10% del total de la transferencia, que en su momento golpeó el mercado chileno. En aquella oportunidad, Corinthians desembolsó US$ 5 millones a las arcas de la U, correspondientes a la cláusula de salida del futbolista formado en Antofagasta. La demanda va dirigida contra José Luis Navarrete, presidente de Azul Azul, y cita a la concesionaria para el próximo 17 de marzo, a las 9.10 horas, a una audiencia preparatoria en el Juzgado de Letras del Trabajo de San Miguel.

Los azules poco pudieron hacer para frenar el arranque del futbolista que asomaba como la gran figura del equipo. En el contrato que se estipuló con Antofagasta, club dueño de la mitad de su carta, al que los estudiantiles pudieron fichar en enero de 2018, se acordó que cualquier oferta igual o superior a US$ 5 millones obligaba al equipo de La Cisterna a realizar la venta. Bajo ese escenario, a Ronald Fuentes, gerente deportivo de los estudiantiles, no le quedó más que comunicar la partida del volante cuando desde Brasil llegaron con el dinero: "Queremos informar que Ángelo Araos ha dejado la concentración de Universidad de Chile, acá en Antofagasta, producto de que Corinthians ha hecho uso de la cláusula de salida que tenía el jugador", dijo el ex funcionario de Azul Azul. "Éramos socios con Antofagasta en partes iguales, y Corinthians ha llegado a acuerdo tanto con Antofagasta como con nosotros para poder hacer uso de esa cláusula. Hoy en la mañana Corinthians insistió con lo que correspondía y ahora se están viendo los contratos para firmar y el jugador ya dejó de ser de nuestra institución. Es lamentable pero le deseamos mucho éxito en este nuevo desafío", cerraba.

Sin embargo, Azul Azul diseñó un contrato que hoy tiene disconforme al futbolista. Se acordó, según establece la primera cláusula del documento, un préstamo con opción de compra a cambio de US$ 4.500.000. De ese monto, los estudiantiles se quedaron con US$ 2,5 millones, mientras que Antofagasta se anotó con US$ 2 millones.

Un año después, específicamente el 31 de julio de 2019, los Paulistas debían ejercer la opción de compra, que sí se efectuó, por un monto equivalente a la diferencia: US$ 500.001. De este valor, según estipula la ley, Araos debía sacar su 10%, no así del total de la transacción. Es decir, le correspondía que la U le pagara US$ 50 mil, y no los US$ 500 mil que corresponden al monto máximo a de la operación. La legislación establece que el pago al futbolista se le cancela por el monto total de venta de su pase y no por lo correspondiente a un préstamo.  Del valor pagado por la compra del futbolista, Antofagasta se quedó con US$ 500 mil, mientras que los azules se pusieron con US$ 1.

En el escrito presentado a la justicia, al que tuvo acceso La Tercera, los abogados de Araos transmiten la molestia del jugador. "Como S.S. coincidirá, lo anterior resulta irrisorio a mis derechos y prerrogativas tutelares, ya que la determinación del precio por la cesión temporal y por la opción de compra que derivó consecuencialmente en la cesión definitiva o término anticipado de mi contrato de trabajo con Universidad de Chile, no es otra cosa que intentar negar una prestación laboral e indemnización legal que tiene como causa la relación laboral que manteníamos y que busca evitar mi derecho legal en orden a percibir el 10% indemnizatorio del monto real y total que pagó Corinthians para contar definitivamente con mis servicios de futbolista profesional, esto es, la suma de US$5.000.001.- (cinco millones un dólares americanos) y no sobre los US$500.001.- que pretende o que alegará el Club demandado, ya que entenderlo o aceptarlo así, implica derechamente la configuración de una simulación por parte de Universidad de Chile", se indican en los argumentos del equipo jurídico de Araos. "Este entramado contractual que realizó Universidad de Chile, claramente busca perjudicarme en mis derechos laborales, toda vez que la demandada en su 'lógica y proceder' buscó destinar el menor monto posible para pagarme como trabajador (Deportista Profesional)", agrega.

En concreto, la defensa de Araos solicita que se le cancele US$ 500.000 correspondiente al 10% del valor total (US$ 5 millones) que desembolsó Corinthians para hacer válida la cláusula de salida que lo ligaba a Universidad de Chile. Además, se exige agregar los intereses, reajustes legales de la cantidad referida y expresa condena en costas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.