Atropello de manifestante en Pudahuel: Tribunal declara inadmisible querella del INDH por "violencia innecesaria" de Carabineros

atropello

El Primer Juzgado de Garantía de Santiago consideró que no existirían delitos de torturas o apremios ilegítimos, por lo que el INDH recurrió a la Corte de Apelaciones para revertir la medida. Además, Carabineros y la Fiscalía Occidente identificaron al uniformado que conducía la patrulla.




El registro de video dura apenas cuatro segundos. Sin embargo, ese tiempo bastó para que, Carabineros y la Fiscalía Occidente, identificaran a los uniformados que, cerca del mediodía del 7 de enero, se trasladaban en el vehículo que atropelló a Sebastián Paredes Silva (24), en medio de las manifestaciones para suspender la Prueba de Selección Universitaria (PSU).

Este incidente generó una escalada de violencia que tienen como centro de los ataques a la 55° Comisaría de Pudahuel. La unidad policial ha sido blanco de, al menos, seis atentados con objetos contundentes, disparos, bombas molotov y ataques con fuegos artificiales. Ayer, según Carabineros, no se registraron incidentes en el lugar.

Tras la difusión del video del atropello, en que se ve a la víctima encapuchada y caminando de frente al vehículo que tenía sus sirenas encendidas, la policía inició una serie de pesquisas para identificar a la patrulla. Así, según fuentes del caso, se habría establecido que el vehículo policial Dodge patente LFGY-94, era conducido por el cabo primero Diego Venegas Labarca (30).

De esta manera, Carabineros entregó los antecedentes a la Fiscalía Occidente y, de paso, abrió una investigación sumaria para esclarecer la responsabilidad administrativa del funcionario. La causa penal –que se encuentra bajo reserva- quedó en manos del fiscal jefe de Pudahuel, Eduardo Baeza.

Querella inadmisible

Producto de este hecho, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó una querella contra todos quienes resulten responsables por el delito de "violencia innecesaria". En su escrito el INDH asegura que, pese a que en el lugar del atropello había más vehículos policiales, ninguno se acercó a "prestar auxilio inmediato a la víctima".

Tras asistir de urgencia al Cesfam Doctor Gustavo Molina Guzmán, de la misma comuna, se constató sus lesiones de Paredes Silva. Posteriormente, fue derivado hasta el Instituto traumatológico Doctor Teodoro Gebaueral, donde se estableció que el joven había sufrido una fractura expuesta de húmero en su brazo izquierdo, por lo que se encuentra a la espera de ser intervenido quirúrgicamente.

Según la querella del INDH, la querella se fundaría ya que "sin mediar provocación y transitando por el lugar a alta velocidad -tal como es posible apreciar en un video captado por una vecina del sector- (el vehículo policial) procedió a envestirlo sin disminuir la velocidad ni desviar su trayectoria, ni aún efectuar un amague de ello, atropellándolo y lanzándolo por los aires, impactando el asfalto con todo su cuerpo".

La acción legal presentada por el organismo fue analizada por el Primer Juzgado de Garantía de Santiago. Allí, en su resolución del 9 de enero, el juez Fernando Guzmán decidió declararla inadmisible.

En su resolución el magistrado aseguró que, tras analizar los antecedentes contenidos en la querella, no se desprendería que los hechos que sean constitutivos del delito de torturas o apremios, por lo cual el INDH carecería de legitimación activa.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.