Caso Asipes: la declaración del intendente Ulloa en fiscalía por dineros transferidos a su cuenta

Jorge Ulloa

Foto: Agenciauno

El exdiputado UDI fue requerido en calidad de testigo el 15 de febrero pasado.




"¿Cómo explica el traspaso de dinero efectuado desde la cuenta de don Alejandro Riffo a su nombre y rut por $4,6 millones?". Con esa pregunta, la fiscal María José Aguayo le pidió explicaciones al exdiputado Jorge Ulloa –actual Intendente del Biobío– acerca de una serie de transferencias realizadas en 2010 a su cuenta bancaria por el jefe de administración de la asociación gremial de pesqueras del sur, Asipes. La declaración se produjo el 15 de febrero pasado, requerido en calidad de testigo.

Según antecedentes que constan en la investigación, Riffo –el administrador de Asipes– realizó tres traspasos en dinero desde su cuenta del banco Santander a la cuenta de Ulloa entre los días 13 y 16 de agosto de 2010, cuando el ahora intendente era todavía diputado. En total, son $7,6 millones, fraccionados en $4,6 millones, $1,9 millones y $1 millón. Los montos coinciden con una transferencia por el total que Asipes realizó en los días previos -10 de agosto de 2010- al propio Riffo.

La fiscalía indaga, además, otros pagos realizados a una exasesora de Ulloa en el Congreso, así como también facturas presuntamente extendidas a la pesquera Blumar por parte de una empresa de transporte que el intendente formó junto a un amigo y de la que su señora después fue socia.

"Ignoraba quién me había hecho el depósito", responde Ulloa en su declaración ante la fiscal, respecto a la consulta sobre la transferencia de $4,6 millones desde la cuenta del administrador de Asipes. Luego explica que todo se debió a un seminario organizado por la Comisión de Pesca de la Cámara. "La única opción es que sea de un seminario que hicimos en la Comisión de Pesca. Bajo mi presidencia se hizo un seminario internacional. Se veía el tema sobre el futuro de la pesca, licitaciones o derechos históricos. Dentro de los miembros de la comisión, no recuerdo quién, se propone un profesor de Islandia. Las comisiones tienen un monto para hacer un evento, que es de $1 millón, por lo que no nos alcanzaba. En algún momento se no informa que habían dificultades en la forma de traerlo, en el cómo se financiaba, por lo que pagué de mi dinero con la intención que después se me devolviera. Se cargó a mi tarjeta de crédito del banco BCI, por concepto Turismo Oroco. Siempre veía esos temas con doña Carla Canepa que era de la agencia. Solo fueron los pasajes de Islandia-Londres, Londres-Chile. El tema logístico del seminario lo veía el secretario de comisión, no recuerdo quién era. Los invitados del seminario fueron traídos por particulares", dijo Ulloa.

El Ministerio Público también le preguntó al intendente acerca del depósito de Asipes a Riffo, en cuyo documento aparece el apellido Ulloa y el nombre Ragnar. "Esto lo desconozco. Lo único que puedo dar fe es de lo señalado anteriormente, pero ese es el nombre del profesor islandés al cual hice referencia y el monto coincide con lo desembolsado para su pasaje", respondió Ulloa.

La fiscalía, en todo caso, no consultó al exdiputado por qué un privado como la asociación pesquera financiaba a seminaristas para un evento del Congreso.

La relación de su señora y su asesora con Asipes

En abril de 2009, la asesora del entonces diputado Ulloa, Leticia Herane, extendió tres boletas por $1,1 millón a la gremial Asipes. Uno de esos documentos fue enviado por Herane al correo electrónico que Ulloa mantenía en el Congreso. La fiscalía le consultó por qué esa boleta llegó a su correo: "Era mi casilla. Ignoro por qué razón se remitió. No tengo conocimiento de esa boleta".

El Ministerio Público, además, indaga la participación de Ulloa y su señora, Siomara Concha, en la empresa Cargo Service Ltda., sociedad que, según antecedentes de la causa, habría prestado servicios a la pesquera Blumar, integrante de Asipes.

Al respecto, Ulloa explicó los orígenes de esta empresa. "Fue una empresa que yo ayudé a formar en su inicio a un amigo, Eduardo Aravena. Fui socio fundador. Ha sido mi única participación. Me parece que el aporte mío fue un crédito con el que comenzó. Se formó como una empresa de servicios de transporte y posteriormente se transformó, donde participaba como socia mi esposa y la esposa de Eduardo Aravena", dijo. El intendente también sostuvo que no realizó retiros a la empresa ni recibió utilidades. También afirmó que no tenía conocimiento de servicios prestados a pesqueras. "Lo ignoro", fue su respuesta.

En su testimonio, Ulloa habló también de su relación con Luis Felipe Moncada, expresidente de Asipes, y quien lideró el lobby realizado en Congreso en el marco de la Ley de Pesca tramitada entre 2010 y 2012. "Lo conozco desde la universidad, somos amigos, políticamente tenemos coincidencia. Cuando ingresé al Congreso Nacional, él estaba asumiendo la gerencia de Asipes", comentó.

Sobre si reunieron o tuvieron contacto en virtud de la Ley de Pesca, Ulloa responde: "Yo diría que en varias ocasiones tomé contacto con él, tuve intercambio de opiniones. En algunas coincidía, en otras no. A veces nos reuníamos en su oficina, a la subida del avión, igualmente concurrió al Congreso", fue parte de lo que explicó a la fiscal.

Comenta