Cinco ataques por hora: la serie de atentados que tensionan la provincia de Arauco

Entre la 1.20 de la madrugada y las 8 de la mañana de este martes se registraron distintos hechos de violencia en esta zona de la Región del Biobío: desde el ingreso a una empresa forestal, hasta la quema de cabañas en Contulmo. Para el gobierno estas situaciones tienen su origen en la eventual extensión del estado de emergencia y un fallo que está pronto a salir, que vincula a imputados con un grupo radical que opera en la Macrozona Sur.




Era la 1.30 de la madrugada de este martes y el personal de Carabineros en Curanilahue, provincia de Arauco, en la Región del Biobío, recibía el primero de una serie de llamados telefónicos que los tendrían ocupados gran parte de la noche y la mañana de hoy. Se venían horas largas, donde cinco ataques se registrarían en siete horas, en una de las zonas más golpeadas por la violencia rural durante el año.

El primero de esta oleada de atentados ocurrió en el predio Villa Alegre. Un funcionario de Forestal Arauco denunciaba que sus colegas le habían reportado hacía instantes que dos camionetas ingresaron al predio con encapuchados armados en su interior, tras cortar el candado que mantenían en el portón de acceso. Una vez en el terreno, los sujetos que cubrían sus rostros -según los primeros antecedentes policiales del caso- dispararon al aire para llevarse un vehículo de la empresa y otros elementos utilizados para la faena. Era el inicio de una madrugada larga.

El segundo hecho de violencia en la zona fue casi cinco horas después. Mediante un llamado telefónico al nivel de emergencia 133, Carabineros recibió una denuncia de que en el camping Santa Elvira, ubicado en la zona que une Lincullín y Contulmo, en Cañete, un grupo de sujetos había incendiado ocho cabañas y una casa habitación. Todos los inmuebles quedaron reducidos a cenizas en un 100%, informó la policía uniformada.

Eran las 6.05 y los policías realizaban las primeras diligencias en el lugar para identificar pruebas que los llevaran a los responsables del ataque. No llevaban ni un cuarto de hora en eso, cuando 15 minutos después las radios de servicio volvieron a alertar sobre un ataque a pocos kilómetros de ahí. “Disparos injustificados, corte de ruta y posible atentado incendiario”. Ese era el mensaje que llegaba desde el lote 4, del lago Nalalhue, también en Cañete, donde un incendio emergía desde las zonas boscosas del lugar.

De acuerdo a los primeros reportes, la emergencia tenía que ver con un ataque incendiario a una casa del sector, por lo que personal de Control de Orden Público (COP) dispuso la entrada al lugar para tratar de abordar la emergencia, sin embargo, en el camino se encontraron con árboles derribados que obstaculizaron su ingreso.

Minutos después, otros dos hechos similares ocurrieron en el sector, específicamente en la Ruta P-72, donde en uno se cortó la ruta con largos troncos y arbustos que dificultaban el normal tránsito del sector. Sin embargo, ya cerca de las 8 de la mañana se vivió el momento más tenso en el lugar: conductores reportaron a Carabineros disparos por parte de encapuchados que se posaron en el asfalto.

El origen de estos hechos, sin embargo, no sería aleatorio o fortuito. Para las autoridades y policías de la zona no es algo improvisado, sino que responde a un mensaje que estarían intentando transmitir algunas organizaciones radicales en medio de la discusión de la extensión del estado de emergencia por dos semanas más y el desarrollo de un juicio que involucra a comuneros mapuches.

El delegado presidencial en la Macrozona Sur, Pablo Urquízar, explicó a La Tercera PM que “los atentados de hoy corresponden a la orgánica radicalizada y terrorista Resistencia Mapuche Lafkenche y son una reacción a la estrategia conjunta y la mayor acción del Estado a través del estado de emergencia que hoy se discute su prórroga en el Senado”.

Además, agregó que otro factor es “la condena de siete personas por el asesinato de don Eleodoro Raiman y sus nietos, una familia mapuche gravemente violentada en donde el gobierno fue parte activa querellante. Los detalles del fallo se darán a conocer esta semana y precisamente los condenados se vinculan a la Resistencia Mapuche Lafkenche”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.