Colaboración de sus colegas y grabación en un baño: la trastienda de la performance más activista de Mon Laferte

Arrivals - 20th Latin Grammy Awards

Mon Laferte en la alfombra roja de los Grammy Latinos. Foto: EFE/EPA/NINA PROMMER EDITORS

En su reciente visita a Chile, la artista se comprometió a leer un mensaje de denuncia si ganaba un gramófono en Las Vegas, idea que gestó junto a colegas como Pablo Ilabaca, Denisse Malebrán y Fabiola González, quien creó la décima hace dos noches. Su comentado topless y el reggaetón de protesta que lanzó hace algunas horas, grabado en su pieza de hotel, sorprendieron incluso a parte de su equipo.




Mon Laferte ha sido protagonista de la contingencia local en los últimas días, primero en Chile y ahora en Estados Unidos, donde esta semana participó en diversos eventos del Grammy Latino y ocupó distintas instancias para levantar la voz y denunciar violaciones a los Derechos Humanos en el país.

Algunas acciones fueron más espontáneas y otras, algo más planificadas. La décima que leyó ayer luego de recibir un gramófono por Mejor álbum de música alternativa, por ejemplo, fue algo que ideó junto a otros compañeros de la escena musical chilena durante su activo e intenso paso por el país en las últimas semanas.

[caption id="attachment_902766" align="alignnone" width="640"]

Mon Laferte en la ceremonia Persona del año, previa a los Grammy Latinos. Foto: Chris Pizzello/Invision/AP.[/caption]

La cantante radicada en México llegó a Santiago el 26 de octubre, una semana después del comienzo del estallido social, para sumarse a diversas manifestaciones y actividades vinculadas a las demandas sociales, como una presentación en la cárcel de mujeres de Valparaíso. La mayoría de estas acciones han sido coordinadas por El largo tour, el colectivo de músicos nacionales que, junto a médicos, psicólogos y abogados, se ha puesto al servicio de la comunidad y ha realizado intervenciones en poblaciones y tomas del país.

Con algunos integrantes de este grupo, como Pablo Ilabaca, Elizabeth Morris, Denisse Malebrán y Fabiola González (La Chiganera), la viñamarina planificó el mensaje que leería ante el público de Las Vegas -y millones de televidentes en el mundo- si es que obtenía un premio Grammy.

"Hace unos días nos contó de su nominación y con los compañeres del grupo la animamos para que dijera una décima si es que ganaba. Así fue como le envié la que luego leyó", detalla Fabiola González, cantora y payadora que creó el mensaje, que incluye frases como "Chile me dueles por dentro, me sangras por cada vena, me pesa cada cadena que te aprisiona hasta el centro".

"La escribí pensando que ganaría y que tendría la posibilidad de hablar del dolor de Chile y de mostrarle al mundo el poder de nuestra poesía popular. Intentando representar no solo mi sentir o nuestro sentir si no también el de ella", agrega "La Chinganera", quien apelando a su conocimiento y experiencia en este tipo de poesía, creó la décima en cuestión durante la noche del miércoles pasado.

Un topless combativo y una grabación en el hotel

Pocas horas después de recibir el segundo gramófono de su carrera -el primero lo obtuvo en 2017 por Amárrame- y el sexto para un artista nacional en dos décadas de Grammy Latino, la autora de Tormento llegó ayer hasta la alfombra roja previa a la ceremonia principal para dar entrevistas a medios internacionales y denunciar la situación en Chile.

Allí, la solista consumó la performance que luego dio la vuelta al mundo, cuando ante las cámaras de la prensa acreditada se quitó la parte superior de su vestido para quedar a torso descubierto y mostrar un mensaje escrito en su pecho: "En Chile matan, violan y torturan". Una imagen que se viralizó rápidamente y que tomó por sorpresa incluso a algunos de los profesionales que trabajan con ella en su sello discográfico.

Si bien el equipo que acompañó a Laferte a Las Vegas estaba al tanto de que se desnudaría en algún momento para protestar ante las cámaras, el resto de su equipo comenta que fue algo totalmente "del momento" y que no se lo anunció a nadie, buscando en ese sentido darle una connotación más espontánea a su acción.

Igual de instintiva habría sido la gestación del nuevo single de la artista, Plata ta tá, tema inspirado en las revueltas sociales en Chile y la primera incursión de la ex Rojo en los ritmos urbanos, que desde anoche está disponible en las plataformas digitales.

https://www.youtube.com/watch?v=mugi0xRhjxU

Si bien la canción se encuentra en las principales aplicaciones de streaming y ha sido promocionada en las redes de la cantante, ésta se liberó sin mayor promoción oficial del sello como acompañamiento. Esto, aun cuando la imagen que ilustra el nuevo sencillo es la de dos pechos femeninos, en línea con la performance de la solista en la alfombra roja.

Desde el entorno de la artista comentan que esta nueva canción surgió y fue realizada en su totalidad por la cantante, de manera espontánea y durante los últimos días. De hecho, habría montado un estudio improvisado en su pieza de hotel de Las Vegas para registrarla, grabando algunos pasajes en el baño de la habitación.

Un nuevo round contra las apps

El topless de la cantautora en Las Vegas fue replicado de inmediato por redes sociales y medios locales y extranjeros, como El País de España y la BBC inglesa, que le dedicaron notas a la performance de la chilena. Además, recibió las felicitaciones de colegas y diversas figuras como Manuel García, Daniela Vega, Julieta Venegas, Kevin Johansen y la estrella brasileña Anitta.

Pero, junto a esto, generó un nuevo conflicto para su autora con las redes sociales y sus políticas de contenidos. De hecho, Instagram habría limitado la publicación de fotografías con el hashtag #monlaferte porque, según comentó la propia artista en la aplicación, "la comunidad reportó contenido que podría infringir las normas de comunidad de Instagram".

No es, por cierto, la primera vez que Mon Laferte se enfrenta a las políticas de las redes sociales y el streaming: en agosto pasado denunció censura por parte de Youtube, que habría bloqueado la publicidad del videoclip de su sencillo Canción de mierda, donde se ven imágenes que simulan sangre menstrual.

Comenta