De Urresti anuncia candidatura a presidir el PS y se abre a un “quinto retiro si no hay un paquete robusto del gobierno”

Alfonso De Urresti es parte de la Lista Unidad Socialista, que integran las principales fuerzas del partido: Tercerismo, Nueva Izquierda, Grandes Alamedas, la histórica Renovación y el Colectivo Socialista. FOTO:FRANCISCO FLORES SEGUEL/AGENCIAUNO

El senador por Los Ríos confirma haber recibido apoyos de los distintos sectores del socialismo, lo que lo convierte en uno de los más probables sucesores de Álvaro Elizalde. También revela conversaciones “con distintos constituyentes y expertos” sobre los cambios al sistema político. “Queda tiempo y esperamos una Constitución armónica, con equilibrio de poderes, que dé estabilidad al país y evite el abuso de un eventual líder populista”, afirma.




Desde su casa en Valdivia, a orillas del río Calle Calle, el senador Alfonso de Urresti (56 años) oficializa su candidatura a la presidencia del Partido Socialista para el periodo 2022-2024. “Ayer inscribimos una lista unitaria con una amplia representación de las visiones mayoritarias, lo que nos permitirá ofrecer una propuesta sólida a la militancia”, señala por teléfono el abogado de la U. de Chile e hincha del Club Deportivo Arturo Fernández Vial (pide recalcar).

En el partido era un secreto a voces que usted era uno de los nombres que generaba más consenso, ¿por qué le costó tanto decidirse?

Porque a diferencia de elecciones anteriores, en que hubo una dura competencia, creía que en este momento, al ser un partido clave del gobierno de Gabriel Boric, se necesitaba un trabajo colectivo de hombres y mujeres para poder sacar adelante los compromisos que adquirimos. Y así fue. Aquí hubo una reflexión en que participaron distintas miradas internas y por supuesto de las regiones.

Pero usted comparte lista con otros candidatos que aspiran a presidir la colectividad -Juan Pablo Letelier, Fidel Espinoza, Camilo Escalona y Paulina Vodanovic-. ¿Existe un acuerdo previo para que usted sea presidente?

No, de ninguna manera. Sí he recibido muchos apoyos y alegría de diferentes sectores. Espero encabezar el PS con una amplia mayoría y asegurar que todos los sectores tengan participación en la conducción. Mi trayectoria avala un trabajo unitario tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado. Nuestra elección es indirecta, escogemos a 110 miembros del comité central, y son ellos los que establecen la mesa, pero no por mayorías individuales. Aspiro a dirigir una mesa unitaria y paritaria que nos permita enfrentar el desafío de ser una pieza fundamental en el respaldo al gobierno y a las transformaciones que el país está enfrentando.

“Vamos a colaborar para que el programa de Boric se lleve adelante”

De ser electo, presidirá el PS en la primera mitad del gobierno de Boric, ¿cómo sería su relación con el gobierno?

Con franqueza, lealtad y compromiso, como ha sido la historia del Partido Socialista en los distintos gobiernos. Vamos a colaborar para que el programa se lleve adelante. Comparto lo que dijo el propio Presidente, tenemos que avanzar hacia una coalición de gobierno para tener un equipo lo más afiatado posible para sacar las tareas en un Congreso donde no contamos con mayoría. El PS no solo tiene las bancadas más grandes en ambas cámaras, sino también una importante representación territorial de gobernadores, de alcaldes, y de organizaciones sindicales como la CUT y la Anef.

Juan Pablo Letelier cuestionó la semana pasada su estilo -y el de Fidel Espinoza- confrontacional al gobierno. Ambos criticaron duramente al ministro Giorgio Jackson por poner suma urgencia a una Ley de Amnistía para los “presos de la revuelta social”.

A veces uno tiene que ser fuerte y claro en la defensa del partido y de lo que representan sus militantes. Siempre defenderé un respeto institucional, pero al mismo tiempo, siempre estará la disponibilidad de articular acuerdos y de trabajar lealmente. Así lo hemos hecho y ayer quedó de manifiesto. Fuimos el primer partido que hizo un respaldo férreo y claro a la ministra del Interior, Izkia Siches, evitando que se generará una cacería por parte de la oposición. También salimos a respaldar con mucha fuerza al Presidente.

¿Por qué decidieron hacerlo de manera institucional? A su juicio, ¿el error que ella cometió no ameritaba un reproche?

Ella cometió un error, pero valoro su capacidad rápida de rectificar y pedir disculpas. Esto nos demuestra que hay que tener una visión más integrada, hacer revisiones en los equipos, no sólo en Interior, sino que en todo los ministerios, y tener una mayor capacidad de anticiparse a los problemas, porque tendremos una oposición dura.

¿El tema de la lealtad al gobierno estará presente en esta campaña interna que hoy comienza?

No lo creo, el Partido Socialista tiene una tradición de respaldar a sus gobiernos. Lo demostramos con la Presidenta Bachelet y con los distintos gobiernos de la Concertación.

¿Cuál será postura sobre el quinto retiro de fondos de las AFP si es que el proyecto es aprobado por la Cámara de Diputados? ¿Se cuadrará con el gobierno?

He manifestado mi respaldo al quinto retiro si no hay un paquete robusto del gobierno.

Pero el ministro de Hacienda, Mario Marcel, cercano a su partido, ha reiterado los efectos negativos que tendría un nuevo retiro de fondos para la economía.

Valoro mucho el trabajo que está haciendo el ministro Marcel, pero también es su obligación buscar las políticas públicas necesarias para que se contenga la inflación y para transferir recursos a la gente que hoy está complicada. Con los retiros anteriores, más de 700 millones de dólares se pagaron en pensiones de alimentos. Eso claramente es un tremendo llamado de alerta, de entender que no solo hay una grave crisis económica, sino que también hay una grave crisis de cumplimiento de obligaciones tan básicas como las pensiones de alimentos para niños y niñas en nuestro país. Tenemos que trabajar fuertemente en tener esos complementos, sino el quinto retiro será una realidad.

Pese a que se encontraban en distintas partes y ciudades, De Urresti revela que ayer a primera hora los senadores socialistas se coordinaron para salir a apuntalar a la ministra Izkia Siches y al Presidente Boric.

“Necesitamos Constitución con un equilibrio de poderes para evitar el abuso de algún populismo”

De Urresti cuenta que ayer llegó a inscribir su candidatura a la sede del PS -en calle Paris- “con decenas de compañeros y compañeras de distintas regiones”. Nombra a las diputadas Daniella Cicardini (Copiapó), Ana María Bravo (Valdivia) Emilia Nuyado (Osorno) y especialmente a los convencionales socialistas Pedro Muñoz (Los Ríos) y Tomás Laibe (Aysén).

¿Cuál es su opinión sobre el nuevo sistema político aprobado en primera instancia (en la comisión) en la Convención Constitucional?

Respeto el trabajo autónomo de la Convención Constituyente. Respecto de los cambios que proponen al sistema político he estado conversando con distintos constituyentes y expertos, para ver qué modelo estamos siguiendo. Yo he dicho que es importante que las regiones, que la representación territorial y los contrapesos estén bien equilibrados y espero que eso se siga avanzando y tengamos una Constitución lo más armónica, con un equilibrio de poderes para evitar el día de mañana el abuso de algún populismo o de alguien que quiera hegemonizar la conducción del país. Queda tiempo y hay que seguir avanzando.

¿Está de acuerdo con Álvaro Elizalde, quien dijo que “la propuesta de sistema político no constituye un bicameralismo, sino un unicameralismo encubierto”?

Creo que hay que avanzar en esos contrapesos, lo que hemos visto en los últimos meses en Perú, por ejemplo, son hechos en torno a los cuales hay que reflexionar y entender de qué manera ese unicameralismo contribuye a la estabilidad del Estado cuando hay una dispersión de fuerzas políticas. Yo aspiro a tener diversidad, representación plural en nuestro territorio, paridad, pero también estabilidad. Que el Presidente de la República de Chile tenga los contrapesos necesarios en los otros poderes del Estado. Ahí está la ecuación necesaria y espero que la sabiduría de la Convención pueda arribar a un texto en esa línea. Tener una Constitución para los próximos 50 años que dé estabilidad, asegure la gobernabilidad a quienes obtienen mayoría en las urnas, pero que impida el eventual abuso eventual que pudiera haber de algún populismo.

¿Confía en que el colectivo socialista pueda dar vuelta alguna norma, entre ellas, la que elimina el Senado?

Confiamos en que el colectivo socialista ha puesto sensatez y defendido ideas. Pero creo que es responsabilidad de todos los constituyentes avanzar en un texto que de estabilidad para los próximos 40 ó 50 años en nuestro país.

"El colectivo socialista ha puesto sensatez y defensa de ideas en la Convención", afirma el senador De Urresti.

Finalmente, a diferencia de sus pares socialistas, de sus compañeros parlamentarios, y de los políticos en general, a usted no le gusta mucho hablar con la prensa ni estar en primer plano. La presidencia del PS es un cargo muy mediático, ¿cómo lo hará si se convierte en presidente, cuál será su estilo?

Muy institucional, de mucha unidad y de mucho trabajo con las bases. De ser electo, lo primero que haré será convocar a un gran encuentro con nuestros alcaldes, concejales, gobernadores, líderes sindicales y dirigentes territoriales, que son la base fundamental del partido.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.