Programas grabados y en carpeta: los resguardos que sigue tomando la TV local frente a la pandemia

Proyectos de toda índole, desde la teleserie de Canal 13 La Torre de Mabel, hasta la nueva temporada de Dale Play, se han grabado y guardado estratégicamente. Desde la industria dan cuenta del fenómeno y lo analizan. "Queremos concentrarnos en espacios del año donde podamos tener realmente las temporadas completas y poder exhibir el programa donde podamos efectivamente tener convocatoria de audiencia y mayor recaudación", dice sobre esta tendencia el director de programación de Canal 13, José Miranda.




En marzo de 2020, cuando todos los proyectos televisivos debieron poner sus grabaciones en pausa producto de la pandemia, un solo programa se vio lejos de esas dificultades.

MasterChef Celebrity, de Canal 13, había registrado toda su temporada durante el verano en Colombia -por una alianza con la cadena RCN-. Eso no solo evitó que su rodaje se viera afectado por la emergencia sanitaria, sino que al estar todo registrado, nunca necesitó salir de pantalla por falta de capítulos.

A 10 meses de eso, lo que fue una peculiaridad es ahora una tendencia en la pantalla local.

Actualmente, varios proyectos se encuentran completamente registrados, a la espera de su mejor momento de estreno. Es el caso de la próxima nocturna de Canal 13, La torre de Mabel, que finalizó sus grabaciones hace un par de meses tras un accidentado rodaje, interrumpido por la emergencia sanitaria.

Lo mismo ocurre con el programa Dale Play de Mega. Tras el fin de su primera temporada en diciembre, el espacio conducido por José Miguel Viñuela está a la espera del estreno de su segundo ciclo, el que ya fue registrado.

El canal también mantiene en carpeta la miniserie biográfica sobre Isabel Allende, rodada a inicios de 2020 y que preliminarmente llegaría a la pantalla a finales del año pasado. Por estos días, el canal ha emitido sus primeras imágenes promocionales, anunciando su próximo estreno.

En esa línea, otros espacios han salido al aire con episodios estreno, pero registrados todos pre-pandemia. ¿Quién quiere ser millonario? (Mega) volvió a la pantalla en octubre pero con capítulos grabados poco antes de la emergencia sanitaria. Lo mismo pasó con Juego contra fuego, de Canal 13, que volvió a la TV este mes y al mediodía, con episodios registrados también antes de la crisis sanitaria.

Bajo esa lógica más cautelosa, espacios como Contra viento y marea, que emitió su más reciente temporada en 2020 -y con un tono en “modo Covid”-, planea el debut de su siguiente ciclo en marzo, “una vez que podamos tener la temporada nueva grabada lo más posible”, cuenta el director de programación de Canal 13, José Miranda.

Y profundiza en ese punto. “Yo podría haber salido con varios programas con estreno ahora en enero, pero efectivamente no sacas nada con tener poco grabado, porque te puedes topar que a mitad de camino te encuentras con la pandemia o con alguna dificultad a través de la pandemia y no puedas seguir exhibiendo capítulos. Eso nos pasó a muchos canales al comienzo de la pandemia el año pasado, en el caso nuestro tuvimos que parar Bailando por un sueño, tuvimos que detener Lugares que hablan. Lo único que pudimos mantener fue MasterChef”, rememora.

“El canal ha tenido la conciencia primero de que la producción de los contenidos está muy apalancada con lo que podemos hacer, y tomando todas las medidas sanitarias correspondientes”, advierte Miranda. “Lo segundo es que hay una estrategia de conciencia de industria donde finalmente lo que estamos buscando es ir cuidando de que los estrenos puedan ir en los mejores espacios, ya sea para la convocación de audiencia pero también de recaudación comercial, entendiendo que tenemos todavía la pandemia”, explica.

Así cuenta, después del verano, donde se han dado estrenos como la serie Los Carcamales y se esperan eventos como el Festival de Las Condes, resolvieron ser estratégicos “ya que tenemos menos estrenos, producto de que hemos tenido que adecuarnos en la producción”, y se optó por “ir eligiendo bien los momentos en que abastecernos de las temporadas. Obviamente que hoy día producir una temporada de un programa es más difícil que en otros tiempos, porque uno tiene que tener el cuidado de que nadie se contagie. Eso hace que todo sea más lento entonces por lo mismo, queremos concentrarnos en espacios del año donde podamos tener realmente las temporadas completas y poder exhibir el programa donde podamos efectivamente tener convocatoria de audiencia y mayor recaudación”.

Precisamente sobre el ítem publicitario, Miranda explica: “Pensamos en un momento (de estreno) donde sepamos que vamos a poder no solo satisfacer entregar a la audiencia un producto novedoso, entretenido, sino que también poder generar una buena experiencia con nuestros auspiciadores, porque hay momentos del año donde los auspiciadores están invirtiendo más en publicidad y en otros momentos que no. Esto es multivariable”.

Justamente el 2020 fue un año complejo para el avisaje, que redujo su inversión a raíz de la crisis económica, cambiando el panorama televisivo local. “En años normales, el verano se concentraba mucho en grandes eventos como el Festival de Viña, el Festival de Olmué, el Festival de Las Condes, etcétera, y finalmente esos eran los grandes momentos donde la inversión publicitaria estaba, y las grandes campañas se desarrollaban de marzo en adelante, ese era el dato histórico. Hoy día el comportamiento efectivamente es distinto porque este es un verano raro, entendiendo que mucha gente está disfrutando las vacaciones en su casa, entonces esto es parte de un proceso que estamos viendo, que es nuevo”.

Alex Hernández, emblemático director de TV y actual director de la productora ChileRayo, hace su análisis sobre este fenómeno. “El efecto de la pandemia acentuó una parte de la crisis de los medios tradicionales que venían con una importante baja en la inversión publicitaria. Esta baja tenía mucho que ver con dos cosas: la composición de público de la televisión abierta que estaba en el público adulto y adulto mayor, y por otro lado la irrupción potente del mundo digital, que tiene la virtud comercial de poder medir todos sus efectos”.

Así, en un escenario como ese, “grabar ciclos de programas en pocos días lo que hace es reducir los costos de producción y hace que los proyectos sean posibles”. Por ello, añade, “el ideal es grabar todo y luego estrenar, por temas de producción en pandemia y temas económicos de concentración de recursos”.

Hernández se detiene también en otra consecuencia de la pandemia: la proliferación de contenidos de archivo en la TV local. “Los contenidos de archivo y las repeticiones de teleseries tienen la virtud de permitir a los canales programar productos de muy buena calidad, pero se estanca la marca y la producción. La industria es la que se ve afectada en su crecimiento y en los procesos creativos y productivos”, dice, aunque advierte: “Aquí no hay culpas de nadie, la pandemia ha sido tremenda y creo que el desafío de los medios es saber renacer con esto porque se quedó. Pensar que en dos años esto no estará es una ilusión. Creo que lo prudente es pensar en 5 años. Lo concreto es que la pandemia deja muchas oportunidades creativas”.

Un importante productor de TV, quien ha desempeñado una extensa carrera en canales como CHV y Canal 13, también hace su análisis: “Los canales están en crisis, la inversión publicitaria está a la baja, las marcas están esperando ver dónde ponen su inversión, y lo digital está creciendo. Entonces los canales apuestan sus fichas en la medida que el terreno se ve fértil. Por eso bajan su inversión programática repitiendo teleseries, programas, etcétera. Emitir un proyecto estreno, por más que esté grabado, es sumarle costos a la parrilla programática”. Finalmente, observa, “el verano se ve lento. Y las fichas se están guardando para marzo”.

Es precisamente el mes donde se proyecta lleguen a la pantalla las mayores apuestas de los canales, como el caso de La torre de Mabel, y también novedades como el nuevo programa de conversación de Martín Cárcamo en Canal 13, ya en grabaciones y con su debut confirmado para marzo. Mega, por su lado, también anunció para ese mes el debut de Got Talent, nuevo espacio de talentos, y ya publicita varios proyectos nuevos que desembocarán en la pantalla, entre ellos el programa periodístico Modus Operandi, con Andrea Arístegui, también proyectado para marzo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.