Tercera PM
Presenta:

El adiós de Víctor Pey

El fundador de El Clarín falleció a los 103 años el pasado viernes 5 mientras dormía. El ingeniero y periodista de oficio no alcanzó a ver la resolución de su demanda contra el Estado chileno por la expropiación del diario durante el régimen militar.


El día antes de morir, el jueves 4, Victor Pey, fundador del diario El Clarín, 103 años, almorzó con algunos de sus sobrinos y familiares. Los que estuvieron con él ese día recuerdan que dedicó buena parte de su tiempo a revisar textos de la versión online de El Clarín e hizo algunos comentarios sobre política internacional. Después de trabajar, se fue a dormir temprano. De ese sueño, no despertó.

“Víctor, a pesar de tener 103 años no tenía limitaciones. Él estaba totalmente lucido, físicamente estaba sano y muy activo. Es más, todavía manejaba su auto e iba a su oficina todos los días. No tuvo ninguna enfermedad”, cuenta su sobrina, la ex rectora de la Universidad de Aysén, Roxana Pey.

A pesar de esa energía, Pey -el catalán que llegó a Chile en 1939 a bordo del ‘Winnipeg’- no pudo ver en vida la resolución de uno de los litigios más largos en contra del Estado chileno. Pey, quien adquirió El Clarín en los 70’, tras el golpe militar, vio cómo se le confiscó este medio de comunicación y desde el regreso a la democracia interpuso una demanda ante el Ciadi (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones) para exigir tanto la recuperación de la propiedad del diario como también las indemnizaciones correspondientes.

La Fundación Salvador Allende es parte también de la demanda, a través de Joan Garcés (íntimo amigo de Pey), quien presentó la denuncia penal, y quien fue la primera persona no familiar en enterarse del deceso de la mítica figura de la izquierda chilena. En 2016, el Ciadi falló en contra de los demandantes. A pesar de eso, la demanda de Pey y la Fundación actualmente mantiene además dos arbitrajes en curso: ante la Corte Permanente de Arbitraje (La Haya) y el Centro de Arbitraje del Banco Mundial.

“El Estado chileno tiene una deuda abierta y grande con Pey. Todavía hay temas pendientes y él vivió sus últimos años enfocado en eso”, cuenta el encargado de relaciones políticas del Partido Comunista, Juan Andrés Lagos.

El funeral en casa de Neruda

La casa en la que vivieron desde el año 43′ Pablo Neruda y su pareja Delia del Carril –ambos cercanos a Pey-  fue el lugar donde se realizó el funeral de Pey. Hoy, la casa “Michoacán” ubicada en la calle Lynch Norte en la comuna de La Reina, es un museo llamado Delia del Carril y hasta allá llegaron varios representantes del mundo político y cultural.

Carlos Altamirano llegó a despedir a su amigo.

Coronas de flores del Partido Comunista, del Partido Socialista y también de partidos del Frente Amplio se pusieron en uno de los salones de la casa alrededor del féretro, Faride Zeran –Premio Nacional de Periodismo en 2007-, Ennio Vivaldi –rector de la Universidad de Chile-, Denise Pascal –ex diputada- y el actor Julio Jung fueron algunas de las figuras que hicieron guardia junto al ataúd de Pey, que fue tapado con la bandera del bando republicano de la Guerra Civil española. De hecho, destacó la presencia del ex secretario general del PS en los 70’, Carlos Altamirano, reacio a mostrarse en actividades públicas y quien –ayudado por una familiar- se acercó hasta el féretro del ingeniero.

La senadora PS, Isabel Allende también asistió, como también la diputada del PC Carmen Hertz quien leyó un discurso durante el funeral, rindiendo honor y gloria al ex dirigente. No solo figuras de la izquierda chilena asistieron, también llegó hasta la casa de La Reina el ministro de Justicia, Hernán Larraín, junto a su esposa Magdalena Matte. La familia de la ex ministra tiene una cercanía con el círculo de Pey y acudieron el fin de semana hasta el funeral.

La emotiva ceremonia del fin de semana fue registrada por el fotógrafo Sergio Cárcamo, quien registró las guardias de honor y los discursos en memoria de Pey.

Seguir leyendo