El incierto destino de la acusación a jueza Donoso en el Senado: Ossandón y Chahuán entre eventuales inhabilitados

El senador Manuel José Ossandón confirmó que se inhabilitará debido a que el hermano de la magistrada, Samuel Donoso, lo representa judicialmente. Chahuán evalúa la misma medida dado de que su esposa es jueza de familia en la Quinta Región.




Veintidós votos. Esa es la meta que deberán alcanzar en el Senado los diputados patrocinantes de la acusación constitucional contra la magistrada Silvana Donoso por su rol como presidenta de la comisión de libertades condicionales que en 2016 liberó a Hugo Bustamante, único imputado por el crimen de Ámbar Cornejo.

A cuatro días de que el libelo se aprobara en la Cámara de Diputados por 73 votos a favor, 52 en contra y 14 abstenciones, la defensa de la magistrada encabezada por el abogado Jaime Winter y los diputados acusadores Andrés Longton (RN), Daniel Verdessi (DC) y Gonzalo Fuenzalida (RN) trabajan en la argumentación que presentarán ante los senadores que en el proceso resuelven en calidad de jueces.

Uno de los primeros puntos a resolver antes de entrar a la argumentación jurídica de la acusación será qué senadores participarán del proceso y quiénes se inhabilitarán del mismo. Cada voto cuenta, sobre todo después del resultado en la Cámara de Diputados que sorprendió al entorno de Donoso, que no contaba con el voto a favor de la bancada DC y de varios UDI que inclinaron la balanza en contra de la magistrada de la Corte de Apelaciones de Valparaíso.

Esta mañana el senador de RN Manuel José Ossandón se contó como el primer inhabilitado del proceso. En diálogo con La Tercera PM dijo que que se marginará del mismo dado de que el abogado Samuel Donoso, hermano de la magistrada acusada, lo representa judicialmente. La misma razón de inhabilidad argumentó su hermana Ximena Ossandón en la Cámara de Diputados.

El senador Francisco Chahuán (RN) también evalúa inhabilitarse. Según confirman en su entorno, la razón radica en que su esposa, Sandra Ibáñez es jueza de familia y, por tanto, la magistrada Donoso es un superior directo.

Bancadas aún no deciden

En el Senado estiman que el proceso contra la magistrada Donoso podría activarse la próxima semana. Hasta hoy, las bancadas no habían abordado el tema, no obstante, acusadores y y cercanos a Donoso sondean qué piso hay para aprobar o rechazar el libelo.

En el PS, a diferencia de lo que sucedió en la Cámara, no están asegurados los votos en contra del libelo. Según asegura un parlamentario de ese sector, uno de los votos en duda sería el de la senadora Isabel Allende que representa a la Quinta Región.

“El Senado no participó en el debate mismo. Por eso ahora el desafío de la parte acusadora es sintetizar los argumentos que llevaron a aprobar esta acusación en el Cámara. Hay elementos que son sustanciales y que no están en el libelo sino que en los testimonios que se entregaron después. Tenemos un rol importante de la parte acusadora para convencer a los senadores”, dice el diputado RN Andrés Longton, quién hará el alegato en la Sala del Senado.

“Se han dicho cosas que no son ciertas, como que esta es una resolución judicial, cuando es administrativa. Hay muchos elementos que escapan del libelo... el relato de las víctimas también es relevante”, añade el parlamentario RN.

La defensa de la magistrada evalúa que el abogado Gabriel Zaliasnik se sume a Jaime Winter para presentar el alegato ante los senadores. En el equipo plantean que el escenario en el Senado es distinto, por lo que podría haber un cambio de enfoque y un cambio de roles, manteniéndose a las mismas personas.

Comenta