El otro JAK: la irrupción política del mayor de los Kast

Imagen de TikTok

El hijo mayor de José Antonio Kast está dedicado a tiempo completo a acompañar al candidato presidencial del Partido Republicano en distintas giras por el país y actividades de campaña.




“Soy José Antonio Kast, pero no el padre”. Dicen que para él no era una carga ni tampoco se aprovechaba de su nombre, pero lo cierto es que José Antonio Kast Adriasola (28 años, abogado) muchas veces usó esa frase para presentarse, sin ocultar su parentesco con el candidato presidencial del Partido Republicano y, de ese modo, cerrar el tema.

La distinción la hizo varias veces en su época universitaria, cuando estudiaba Derecho en la Pontificia Universidad Católica de Chile y, tal como recuerdan varios dirigentes estudiantiles de esa época, “Toño” -como le dicen sus cercanos- participaba activamente en el Movimiento Gremial (MG), la Pastoral UC y en la organización de diversas actividades universitarias.

Por estos días, el mayor de los nueve hijos del candidato presidencial José Antonio Kast Rist y la abogada María Pía Adriasola Barroilhet, está dedicado a tiempo completo a acompañar a su padre en su segundo intento por llegar a La Moneda. Sin un cargo formal en el comando ni remuneración, Kast Jr. acompaña al presidenciable en las giras por el país, colabora en la organización de la campaña y participa en innumerables trends para redes sociales.

Y para varios de sus conocidos, su inclinación por la política y dedicación en la campaña de su padre resulta ser un paso lógico.

Tras titularse como abogado en 2017 y trabajar por poco más de dos años en el estudio Arteaga Gorziglia, Kast Adriasola renunció para asumir la dirección ejecutiva de la ONG Influyamos y así revitalizar la que fuera la primera organización creada por el exdiputado, instancia con la que -en 2015- promovió consultas ciudadanas en todo Chile para relevar las “urgencias sociales”.

En el entorno del presidenciable de Republicano aseguran que su hijo ha estado cerca de las actividades públicas, tal como lo ha hecho el resto de la familia en los distintas proyectos políticos que Kast ha emprendido desde que en 1996 asumió como concejal de Buin, zona que luego representaría, entre 2002 y 2014, como diputado, para luego ser electo nuevamente en la Cámara, pero por el distrito de La Reina y Peñalolén, comunas que representó hasta 2018.

Liderazgo ejecutivo

Cuando en 2012 Kast Adriasola ingresó a estudiar Derecho, rápidamente se hizo conocido entre los alumnos de la Casa Central por su carácter sociable. Se caracterizaba por su fanatismo por el grupo musical Morat. “Los ponía en todos lados, en el auto, en los carretes, adonde iba ponía Morat”, se ríe un excompañero de universidad.

Ese mismo año, JAK junior conoció a Juan Carlos Gazmuri -excandidato a alcalde por Independencia en cupo RN-, con quien entabló una buena relación, y en 2016 emprendieron juntos el liderazgo del Centro de Alumnos de Derecho (Cade). Con Gazmuri como presidente y Kast como su vicepresidente, la alianza resultó exitosa, pese a que mientras Kast estaba “full camiseteado por el MG”, Gazmuri había fichado en el movimiento Solidaridad, rival del gremialismo en la UC, aunque ambos colectivos fuesen de centroderecha.

Su partner en ese desafío recuerda a Kast Jr. como un gallo súper comprometido” y asegura que “la política fue para él un tema prioritario, y a lo largo del paso por la universidad se la jugó permanentemente por trabajar en el MG y por lo que creía”.

Además, Gazmuri reconoce que “obviamente tuvimos varios desencuentros”, pero “Toño era bien leal y bien de frente (…). Siempre conversábamos (nuestras diferencias), nos decíamos las cosas de frente y se resolvía todo muy bien. Él no andaba escondiendo nada y eso permitió que las cosas funcionaran súper bien, a pesar de ser de movimientos distintos”.

Otra característica que destacan algunos coetáneos a Kast Adriasola es un tipo de liderazgo “muy ejecutivo”. “Toño no era el gallo que agarraba el micrófono y se mandaba el speech de la vida; él era el que hacía andar la máquina, no le molesta para nada ser quien está tras bambalinas”, comenta un excompañero de carrera.

Coincide con esa opinión el convencional UDI Eduardo Cretton, quien fue candidato a presidente de la Feuc en 2017, cuando estudiaba Derecho en la UC. Ese año, Kast era presidente del MG y, sin ser amigos, asumió la jefatura de campaña de Cretton para la federación estudiantil.

El convencional UDI dice que “lo aprendí a querer”, porque -asegura- “Toño es un gallo bueno, pero de los buenos-buenos, tanto, que a veces llega a pecar de ingenuo”. Recuerda que “en 2017, Kast Adriasola se hizo cargo del MG, que era una opción natural, porque había hecho buena pega en el Cade. Ese fue un año súper difícil, nos daban por muertos; de hecho, armar la lista para la Feuc fue un lío, nadie quería ir, porque había muy pocas posibilidades de pasar a segunda vuelta”. En la elección anterior, por segunda vez en sus 50 años de historia, el MG no pasó a segunda vuelta, mientras que Solidaridad estaba en su peak. Al final, Cretton fue de candidato para presidir la federación -sin mejor suerte que su antecesor- y Kast Adriasola fue su jefe de campaña.

Entre quienes estuvieron esos días en la PUC, una anécdota que comentan es que en medio del conteo de votos, estaba tan tensionado el ambiente que Toño, “un tipo ultratranquilo”, terminó discutiendo con Cretton y hasta “ofreciéndole combos”. Claro que las mismas fuentes dicen que la pelea quedó en nada y la relación se arregló rápidamente.

Un nombre propio

Según asegura otro conocido de Kast Adriasola, “él ha hecho carrera solo, destacando en lo profesional y en lo político (…). Fue presidente del MG a pesar de su papá, pues al contrario de lo que se puede pensar, en el MG -y aquellos más cercanos a la UDI- veían con reticencia su nombramiento por ser hijo de un outsider. Y es que el entonces diputado había renunciado a la UDI para emprender su primera aventura presidencial como independiente.

Sobre el punto, Gazmuri precisa que “Toño se hizo su nombre propio en la universidad fácilmente; él era súper conocido en la generación. De hecho, cuando empezamos a armar el centro de alumnos fue un elemento aglutinador. A Toño nunca lo vi abrumado por el nombre de su padre ni tampoco sacándole provecho. Una vez que entró a la universidad, por el paso de su papá, quizás era esperable que participara del MG, pero creo que él coincidía plenamente con el ideario gremial, en ese sentido, no creo que le haya complicado para nada (ser “hijo de”)”, concluye.

En todo caso, de acuerdo a otras fuentes, “si el papá de Toño no hubiera sido candidato presidencial, ese año él podría haber sido candidato a la Feuc”, sin embargo, la relación familiar -dicen- pudo haber complicado su desempeño, en especial por las críticas que pudiera haber generado en sus adversarios políticos, aunque también reconocen que no fue el elemento más relevante a la hora de analizar si debía o no competir por el liderazgo de los estudiantes UC.

Se bajó de la municipal

Su nombre estuvo a punto de ser inscrito por el Partido Republicano en la última elección municipal, para competir por la alcaldía de San Bernardo. Pero Toño se bajó. Después, en medio de la negociación parlamentaria, la tienda pensó en él para competir por la diputación en el distrito 14 (San Bernardo, Buin, Melipilla y otras comunas), zona que abarca el sector en que su padre fue diputado por 12 años. Él no aceptó.

En esta última oportunidad, eso sí, dirigentes del partido reconocen que, aunque sonó, nunca fue una carta cierta, pues una de las banderas de lucha de Kast Rist y la colectividad es la crítica hacia el nepotismo. En ese sentido, aunque se tratase de un cargo de elección popular, y pese a las probabilidades ciertas de un desempeño exitoso en la zona, lo mejor para el colectivo era no poner al hijo de su abanderado presidencial en la competencia.

Así, Toño Kast cumple hoy un rol de soporte y acompañamiento emocional de su padre en la carrera presidencial, sin que en el corto plazo su paso por la política universitaria le abra (aún) las puertas del escenario político nacional.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.