Empresarios e intelectuales responden a amenazas de Bolsonaro contra sistema electoral: “La sociedad brasileña no aceptará aventuras autoritarias”

El Presidente brasileño, Jair Bolsonaro, hace gestos durante la ceremonia de toma de posesión de su nuevo jefe de gabinete, Ciro Nogueira, en el Palacio Planalto, en Brasilia, el miércoles. Foto: AFP

Manifiesto de representantes de la sociedad civil publicado por la prensa brasileña pide respeto a las elecciones de 2022 y garantías para su celebración, en respuesta a las recientes amenazas del Presidente Jair Bolsonaro.


Un grupo de más de 250 académicos, empresarios, intelectuales, políticos, artistas y otras personalidades de la sociedad civil involucradas en el debate público difundió hoy en distintos diarios de Brasil un manifiesto en apoyo al proceso electoral en respuesta a los ataques del Presidente Jair Bolsonaro al voto electrónico y al presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Luís Roberto Barroso. El texto fue publicado un día después que el Supremo Tribunal Federal (STF) incluyera al mandatario en una investigación sobre noticias falsas por ataques a las máquinas de votación electrónica. Tras la decisión judicial, Bolsonaro amenazó con actuar al margen de la Constitución.

La carta, titulada “Se respetarán las elecciones”, tiene tres párrafos. En ella, los firmantes manifiestan su preocupación por la pandemia, las muertes y la pérdida de puestos de trabajo. Dicen que la transformación de la sociedad y la recuperación del país solo serán posibles por la vía democrática, y afirman confiar en el actual sistema de votación electrónica en Brasil (vigente desde 1996), el mismo que ha sido puesto en duda por Bolsonaro sin presentar pruebas que respalden sus dichos.

“Brasil enfrenta una crisis sanitaria, social y económica de grandes proporciones. Miles de brasileños perdieron sus vidas a causa de la pandemia y millones quedaron sin trabajo. A pesar del momento difícil, creemos en Brasil. Nuestros más de 200 millones de habitantes tienen sueños, aspiraciones y capacidades para transformar nuestra sociedad y construir un futuro más próspero y justo”, señala el manifiesto.

“Este futuro solo será posible sobre la base de la estabilidad democrática. El principio clave de una democracia sana es la celebración de elecciones y la aceptación de sus resultados por todos los involucrados. La Justicia Electoral brasileña es una de las más modernas y respetadas del mundo. Confiamos en ella y en el actual sistema de votación electrónica. La sociedad brasileña es garante de la Constitución y no aceptará aventuras autoritarias”, prosigue el texto, que concluye: “Brasil tendrá elecciones y sus resultados serán respetados”, en alusión a los comicios de 2022.

Manifestación en apoyo a Bolsonaro y a un modelo de votación impreso en la Avenida Paulista, en Sao Paulo, el 1 de agosto de 2021. Foto: AFP

Entre los firmantes de la carta figuran los empresarios Luiza Trajano (Magazine Luiza) Roberto Setúbal (Itaú), Guilherme Leal (Natura), Oskar Metsavaht (Osklen) y Pedro Parente (BRF y expresidente de Petrobras). También suscriben el documento los economistas Armínio Fraga, Alexandre Schwartsman, Pérsio Arida y André Lara Resende; los líderes religiosos Dom Odilo Sherer (cardenal arzobispo de Sao Paulo) y Michel Schlesinger, rabino de la Congregación Israelí Paulista; los exministros José Carlos Dias, Pedro Malan, Paulo Vanuchi, Celso Lafer y Nelson Jobim, además de Cándido Mendes de Almeida, miembro de la Academia Brasileña de Letras; el documentalista João Moreira Salles, los médicos Drauzio Varella y Margareth Dalcolmo y el jurista Joaquim Falcão, entre otros.

Carlos Ari Sundfeld, profesor de la Escuela de Derecho de Sao Paulo de la Fundación Getúlio Vargas y uno de los creadores de la carta, dijo al diario O Globo que el documento es una respuesta al discurso de Bolsonaro el lunes, en el que atacó al presidente del TSE y lo acusó de hacerle un flaco favor al país. Por medio de grupos de diálogo ya existentes, los signatarios decidieron preparar el manifiesto.

“Queremos mostrar que la sociedad no considera normal que el presidente ataque a las instituciones que están ejerciendo su función. Es importante que los más diversos sectores estén unidos en la confianza a la justicia y el proceso electoral”, señaló Sunfeld. Según el académico, el manifiesto es solo el primer paso. La expectativa es que el Congreso entierre el proyecto de ley que instituye el voto impreso (un comité parlamentario votaría este jueves el proyecto), pero si esto no sucede, una de las posibilidades discutidas es cuestionar la constitucionalidad del texto.

En todo caso, el presidente de la Cámara Baja, Arthur Lira, un aliado de Bolsonaro, se opone a la propuesta que propone el uso de las boletas en papel y ha calificado la discusión sobre el sistema de votación como una “pérdida de tiempo”.

El manifiesto fue difundido un día después de que el ministro del STF, Alexandre de Moraes, ordenó investigar a Bolsonaro por los crímenes de “calumnia” e “incitación al crimen”, en relación con sus cuestionamientos sin pruebas del sistema de votación electrónica en Brasil. La decisión responde a un pedido hecho el lunes por el TSE, que también abrió una investigación contra del mandatario por sus constantes ataques a la legitimidad de las elecciones, llegando a poner en duda la celebración de los comicios presidenciales del año próximo.

Especialistas y juristas entrevistados por TV Globo consideran que estas acciones podrían derivar en la inelegibilidad de Bolsonaro, si es responsabilizado penalmente a partir de la indagatoria sobre noticias falsas o la consulta administrativa abierta en la Corte Electoral.

El miércoles, Bolsonaro se enfureció por la investigación del STF sobre las acusaciones infundadas de que el sistema de votación electrónica de Brasil es vulnerable al fraude y amenazó con reaccionar “actuando más allá de la Constitución”. “No aceptaré intimidaciones. Seguiré ejerciendo mi derecho a la libre expresión, a criticar, escuchar y atender, por encima de todo, a la voluntad popular”, dijo ante un grupo de seguidores en las puertas del Palacio da Alvorada, su residencia oficial en Brasilia.

Y Bolsonaro insistió hoy con las amenazas “golpistas”, según el diario Folha de Sao Paulo, ya que volvió a hablar de actuar fuera de los límites de la Constitución, al tiempo que lanzó ataques contra Alexandre de Moraes, ministro del STF. “Su hora (de Moraes) va a llegar. Porque ha estado jugando fuera de las cuatro líneas de la Constitución hace mucho tiempo. No pretendo salirme de las cuatro líneas para cuestionar a estas autoridades, pero creo que el momento está llegando”, dijo el presidente. “No podemos seguir con un ministro arbitrario, dictatorial”, agregó en entrevista con Radio 93 FM, en Río de Janeiro.

Tras estos dichos, el presidente del STF, Luiz Fux, informó de la cancelación de una reunión que tendría lugar entre los jefes de los tres poderes y que había sido anunciada el 12 de julio. Fux destacó que el presidente ha “reiterado las ofensas y ataques de falsedad a integrantes de esta Corte, en especial a los ministros Luís Roberto Barroso y Alexandre de Moraes”.

En un video proyectado a manifestantes congregados el domingo en Brasilia, Bolsonaro reiteró la advertencia de que no se realizarán elecciones el próximo año “si no son limpias y democráticas”. “Las personas que dicen que el voto electrónico es seguro y puede someterse a auditorías están mintiendo”, declaró. Detractores dicen que Bolsonaro, al igual que el expresidente estadounidense Donald Trump, está sembrando dudas en torno al proceso electoral para negarse a aceptar una eventual derrota en los comicios de 2022, en los que el expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva aparece como favorito según las encuestas.

Al respecto, Malu Gaspar, columnista de O Globo, advirtió: “La discusión del voto impreso sirvió para eclipsar las acusaciones de corrupción que se ciernen sobre el gobierno y, además, ayudó a movilizar a la base bolsonarista, que estaba un poco abatida con estas mismas acusaciones. Además, el hecho de que el presidente pierda la batalla actual podría terminar siendo útil para él en 2022, si su vulnerabilidad política sigue aumentando. Eso es lo que hizo Donald Trump cuando se encontró en desventaja en las elecciones del año pasado. Si hay una apuesta segura es que este debate no termina con la derrota del proyecto en la Cámara. Solo estamos asistiendo al primer round de una pelea que durará al menos hasta 2022”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.