La serie sobre Tapani Brotherus, “el Oskar Schindler” del Golpe militar chileno: “Él no quería la gloria”

Pelle Heikkilä -a la derecha- como Tapanis Brotherus en la miniserie.

El actor Pelle Heikkilä protagoniza la miniserie Héroes invisibles, sobre la misión del diplomático finlandés Tapani Brotherus tras el golpe militar, que permitió sacar a más de dos mil perseguidos políticos del país. “Encontrar un héroe finlandés que no es un guerrero, sino que un humanitario, para mí fue alucinante”, dice sobre la producción chileno-finlandesa que CHV estrena este miércoles.




Criminales, psicópatas o algún derivado de personajes oscuros y malvados. En ese rango se habían movido las películas y series de Pelle Heikkilä (42) hasta que recibió un ofrecimiento atípico: “¿Te gustaría interpretar al protagonista de este proyecto que filmáremos en Chile? Es la historia de Tapani Brotherus, ¿sabes quién es él? Entonces deberías empezar a leer”, recuerda que le dijo hace unos cuatro años Jarko Lampela, el jefe de la división de drama de YLE, la compañía de radiodifusión pública de Finlandia, que unió fuerzas con la productora chilena Parox y la firma finlandesa Kahio Republic.

Hoy, desde su casa en su país natal y a dos años de terminar las grabaciones, analiza con La Tercera PM lo que fue su experiencia en Chile realizando Héroes invisibles, la miniserie de seis episodios en que encarnó a una figura por muchos años poco conocida pese a su épica labor. “No un guerrero, un humanitario”, dice Heikkilä sobre su rol en la producción chileno-finlandesa que tiene actores y realizadores de ambos países (estrena sus dos primeros episodios este miércoles a las 22.30 horas por Chilevisión, los siguientes el 16 y 17 a la misma hora).

Una especie de mezcla perfecta de talentos que fue posible gracias a la historia original que rescata: la de Tapani Brotherus, el diplomático finlandés que tras el golpe militar del 11 septiembre de 1973 protegió a perseguidos políticos en su casa y luego los ayudó a salir del país. Una gesta que permitió que más de dos mil chilenos no terminaran siendo torturados o asesinados por el régimen, y que en la ficción son interpretados por actores como Néstor Cantillana, Gastón Salgado y Marcial Tagle.

Como muchos de sus compatriotas, Heikkilä ignoraba ese episodio de la historia de Chile y Finlandia. Tanto así que una de las estrategias del realizador Mika Kurvinen –que dirige la producción junto a Alicia Scherson– fue que evitara contactar a Brotherus. “No es importante para la historia, porque nadie conoce a Tapani. Todos conocen cómo hablaba y era Churchill, entonces tienes que imitarlo. En este caso no”, indica el intérprete sobre la conversación que mantuvo con el cineasta sobre la producción, que además lo tuvo compartiendo escenas con su esposa en la vida real, Sophia Heikkilä (como Lysa Brotherus), superando la dificultad de “actuar que amas a alguien que realmente amas”.

Hablando hasta cinco idiomas (español, finés, sueco, alemán e inglés, pese a que por TV abierta se emitirá doblada), el actor le da su impronta al personaje, que comienza obteniendo el puesto en Helsinki y más tarde, en Santiago, ve cómo personas se empiezan a lanzar a su patio, con lo puesto y desesperados ante la represión. En un inicio sin el aval de su gobierno, el diplomático los ayuda en secreto, en parte impulsado por las acciones del embajador sueco Harald Edelstam (Mikael Persbrandt, de Sex education), el primero en brindar asilo en un momento en que solo los países latinoamericanos lo otorgaban.

“Con mi esposa hablamos mucho sobre cómo habríamos actuado en esta situación. No creo que muchos habrían hecho lo que ellos realizaron. Pero él (Brotherus) dice que todos lo habrían hecho y que ellos sólo hicieron lo correcto”, afirma.

“Este hombre, Lysa y Ilkka Jaamala son seres humanos tan grandes porque no querían la gloria o la atención de los medios”, sostiene sobre Brotherus, su esposa y Jaamala, el segundo a cargo en la embajada. “Tenemos muchos héroes en Finlandia, pero todos están conectados a la guerra, a la guerra de Finlandia contra Rusia, y finalmente encontrar un verdadero modelo a seguir, un héroe finlandés que no es un luchador o un guerrero, sino que un humanitario, para mí fue alucinante”.

Sobre el impacto de la producción en Chile, plantea: “Espero que esta serie abre el diálogo (…) Los chilenos deberían estar orgullosos de donde están hoy, pese a que las cosas aún no son excelentes. Chile se está moviendo en la dirección correcta, (aunque) siguen luchando por las mismas cosas que antes”.

Heikkilä recuerda pasar largas noches aprendiendo sus líneas en español, que corresponden a cerca del 40% de sus diálogos. Parte de las anécdotas de su paso por el país, que incluyeron una visita al médico en que fue atendido por un hombre que, según después se enteraría, era el nieto del diputado Luis Guastavino, uno de los chilenos que Brotherus protegió y que en la serie –con un nombre distinto– es encarnado por Marcial Tagle. “Una hermosa coincidencia”, dice aún atónito por el encuentro.

También en cómo preparó sus escenas en el Estadio Nacional, visitando el recinto antes del inicio de las grabaciones como un turista más. “Había leído sobre lo que pasó ahí. Me senté un rato y les pedí permiso a las víctimas para entrar a su lugar, para hacer mi trabajo. Leí historias sobre lo que sucedió en el estadio, entonces para mí tuvo sentido pedirles permiso para hacerlo”, describe.

Posterior a terminar de filmar Héroes invisibles, el actor ha hablado con el verdadero Brotherus, hoy mucho más reconocido en Finlandia gracias al estreno de la producción. “Las únicas críticas que me hizo sobre la serie fue que nunca habría conducido un auto de ese color, que nunca habría tenido un abrigo como ese y que fumaba demasiado. Estaba muy feliz con esa crítica”, cuenta entre risas.

Luego, emocionado sobre todo lo que implicó su experiencia, señala: “Es más grande que la vida. No es acerca de mí, es acerca de algo más grande. Por eso no lo trato como una serie de televisión o un trabajo de actuación. Es mucho más grande de si hice o no un buen trabajo, de si obtiene buenas críticas. No me importa, porque esto es mucho más grande”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.