Hasbungate: Contratista del MOP dice que ex diputado "me pidió $30 millones" y contradice versión de Palacios

Lanzamiento de la candidatura Presidencial 2017 de Sebastian Piñera

21 de Marzo del 2017/SANTIAGO Gustavo Hasbun llega para participar de la candidatura presidencial de Sebastian Piñera para las elecciones 2017, realizada en el Parque Quinta Normal. FOTO:FRANCISCO FLORES SEGUEL/AGENCIAUNO

Bruno Fulgeri ahora desmiente al ex diputado UDI y al ministro de Economía. Al primero lo acusa de haberle pedido un pago de $30 millones (que él no canceló) a cambio de gestiones con el ministerio. Al secretario de Estado lo desmiente: dice que no le han cancelado contratos ni cobrado garantías.


"Él me pidió plata, directamente. Fueron $30 millones en una primera instancia, y después fueron $20 millones que yo no pude pagar porque no me cancelaron unos trabajos que tenía con el mismo ministerio. En un principio acepté, pero no tuve la plata para pagar".

El que habla con La Tercera PM es Bruno Fulgeri Sagredo, el dueño de la constructora SGYC contratista del Ministerio de Obras Públicas que -alega- lleva un año denunciando irregularidades en la Dirección de Vialidad de la Araucanía. Caso que ayer domingo pasó a mayúsculas cuando radio Biobío publicó un audio de febrero de 2019 en que el ex diputado UDI Gustavo Hasbún le ofrecía al empresario acelerar una solución a sus apremios contractuales a cambio de pagos en dinero y gestiones eventuales en las que involucró, al mencionarlo, al ministro de Economía y entonces subsecretario de OO.PP., Lucas Palacios.

Cuando habla de "él me pidió plata", se refiere explícitamente a Hasbún, aclara.

Esta polémica con visos de escándalo en pocas horas ya ha obligado a: que Palacios tuviese que hablar con el Presidente Sebastián Piñera por teléfono (el ministro fue su jefe de campaña electoral); que el ministro secretario general de la Presidencia, Felipe Ward, tuviese que hablar ayer varias veces con el secretario de Estado para coordinar cómo reaccionar; que el mismo Ward -vocero subrogante en ausencia de la ministra Karla Rubilar- debiese referirse a ello en su salida ante las cámaras hoy.

El jefe de Economía y el gobierno jugaron sus cartas y tomaron toda la distancia posible de Hasbún y del contratista. Palacios -en un comunicado de seis puntos- dijo que cuando era subsecretario del MOP, a la firma del contratista "se le puso término por anticipado con cargos a los 4 contratos que mantenía la empresa con el MOP en La Araucanía (uno de Arquitectura y tres de Vialidad), ordenándose además el cobro de las garantías". Palacios, además, sostuvo que con Hasbún "nunca me he tomado un café".

La versión Hasbún también vino en un comunicado hoy. Y dice que lo que pasó fue que el empresario le pidió una asesoría: "Desde mi retiro de la política decidí emprender con una consultora dedicada a asesorar empresas, es en ese escenario donde el Sr. Fulgeri me contacta para solicitar asesoría, esto motivado debido por unos supuestos conflictos que tenía con la ejecución de algunos contratos con el MOP en La Araucanía".

¿Y la parte donde se le oye diciendo "pero ojo, esto cuesta plata"? El ex diputado dice que la "asesoría que obviamente tiene un costo en honorarios profesionales".

[caption id="attachment_1005146" align="aligncenter" width="300"]

Bruno Fulgeri[/caption]

Conocidas las versiones de ambos, Fulgeri las desmiente frontalmente. Ojo: hasta ahora, se trata de versiones desmentidas sucesivamente. Y sugiere, insinúa, que en lo sucedido en La Araucanía puede haber una trenza política, porque -recuerda- por allá fue candidato a senador Hasbún por la UDI en 2017. Perdió, pero hoy el seremi del MOP, Henry Leal, también UDI, era el candidato a diputado que lo acompañaba en la papeleta, y que el año pasado intentó ser la carta del gremialismo para la gobernación regional.

Luego de esa derrota, Hasbún se ha dedicado entre otras cosas a su consultora Crisis Management SpA. Ha hecho, además, de lobbista y gestor de intereses, aunque en el portal de InfoLobby no se precisa a nombre de quién lo hizo.

El asunto es que Fulgeri asegura que al UDI nunca le pidió una asesoría, sino que fue Hasbún quien le pidió que le pagara "a cambio de hacer las gestiones para que me pagaran. Para que sacaran una resolución que ya estaba atrasada de un contrato para Villarrica mal diseñado del MOP".

Cuenta que "él nombra al ministro Palacios, pero no sé si él era el nexo o simplemente era el seremi actual del MOP acá, que es el que lo tiene al tanto de todas las cosas. Acá saben cuál es el proceso administrativo que llevaron; acá tienen claras las amenazas que ellos hicieron en mi contra, de quitarme los contratos si no cumplía... toda la denuncia que hice dice relación con que yo era contratista que tenía -efectivamente- cuatro contratos, nunca tuve una multa ni observación, tenía 90 empleados".

Sigue: "Y resulta que, mágicamente, después de febrero, cuando no cumplo con la coima, empiezo a ser el peor contratista de la tierra. Ahí me empiezan a cortar los contratos, a amenazarme con que no me van a entregar las modificaciones, y terminan sin pagar. Hoy el MOP me debe $600 millones de pesos".

-¿Qué tiene que ver el ministro Palacios?

-Él lo nombra. Dice, déjame hacer las gestiones, voy a hablar con Lucas Palacios o alguien del MOP. Yo no conozco a Lucas Palacios. Estuve en una reunión puntual que pedí por Ley del Lobby para otra gestión, que él mismo nombra: él dice que -por otro proceso- a mí me suspendieron. Invito al ministro Palacios a informarse bien.

El contratista también desmiente a Palacios "cuando dice que a mí me liquidaron los contratos y que me cobraron las garantías. No es cierto que me hayan liquidado los contratos. A a mí no me han notificado nada, me tendrían que haber avisado con 45 días de anticipación. Yo pedí la liquidación de uno, en virtud del trato abusivo de la dirección de Vialidad y de lo que me adeudan $340 millones, más las garantías, más las retenciones".

Fulgeri insiste en que "la Contraloría, la PDI, la fiscalía hagan su pega. Que determine las arbitrariedades que cometía el MOP en la Dirección de Vialidad. Hemos hecho las denuncias, hace más de un año, y no pasa nada. Toda la gente sigue ahí: Rodrigo Toledo, director de Vialidad. Y el único perjudicado soy yo y mi empresa: teníamos 90 empleados, y hoy, ocho".

El año pasado, el contratista presentó acciones legales también por irregularidades en Vialidad junto al diputado Evópoli Andrés Molina. Añade hoy que también "el seremi Henry Leal lógicamente debe ser uno de los contactos más importantes de Gustavo Hasbún. Hasbún fue candidato a senador y su candidato a diputado era Henry Leal, actual seremi del MOP. Los conozco en persona a los dos. Sé cómo son, sé lo que han hecho. Si hay una Fiscalía, que haga la pega. Que investigue los delitos. Esto es un delito de cohecho: a mí me pidieron plata para hacer un proceso administrativo. No pagué, y me llegaron las penas del infierno. Es así de simple".

Esta no es la primera vez que el ex diputado y ex alcalde UDI se ve involucrado en un caso de esta naturaleza a raíz de un mensaje de audio. El 2015, The Clinic -en el marco del denominado Caso Basura- publicó unas escuchas telefónicas de conversaciones que databan del año anterior entre Lorenzo Pérez, un empresario entonces formalizado por presunto lavado de dinero, y Claudia Vera, que en esa fecha trabajaba como periodista de la UDI, en la sede del partido. Pérez estaba postulando a una licitación para para construir un cancha de pasto sintético en Estación Central, y Vera le ofrece contactarlo con Hasbún, ex alcalde de la comuna y entonces diputado por el distrito, y también le menciona el supuesto interés del jefe comunal de Estación Central, Rodrigo Delgado.

El escándalo derivo en declaraciones judiciales, en la renuncia de Vera a su trabajo y en la acusación de Hasbún -hasta entonces cercano a ella- de que ella "nos utilizó para sacar provecho personal". Delgado declaró entonces que ni ella ni él lo contactaron por esas gestiones, y que los diálogos eran posteriores a la licitación.

Los otros mensajes de Hasbún a Fulgeri

El 7 de octubre de 2019, el entonces intendente de La Araucanía, Jorge Atton, también militante Evópoli, presentó una denuncia por presunto cohecho y tráfico de influencias por hechos que involucraban al exdiputado UDI Gustavo Hasbún.

Según acusó, tenía antecedentes -que dijo que había que comprobar su veracidad- de que el exparlamentario habría realizado maniobras irregulares para interceder frente al Ministerio de Obras Públicas (Mop) de La Araucanía, para que el contratista Bruno Fulgeri recuperara las garantías que le habían sido cobradas por incumplimiento de contrato.

En esta denuncia, que hoy está en manos de la Fiscalía de Alta Complejidad de La Araucanía, Atton acompañó varios audios por WhatsApp que Hasbún le habría enviado a Fulgeri. En uno de ellos, el exdiputado menciona al exsubsecretario de Obras Públicas y actual ministro de Economía, Lucas Palacios: "Mándame todos los datos de la empresa y déjame ver qué puedo hacer. Voy a hablar con Lucas Palacios hoy día o con alguien del MOP, pero necesito que me mandís todos los datos (…). Ojo, que esto cuesta plata (sic)".

También entregó a la fiscalía los pantallazos de las conversaciones por WhatsApp con Hasbún.

En una de estas conversaciones del 11 febrero de 2019 se lee que el exdiputado le dice: "Cobran 30 y 7 por adelantado, qué hago? Si o no". A lo que Fulgeri le responde: "Chucha casi mucho. 20 y 5 puedo". Luego, Hasbún le dice: "ok les digo eso". Y tres minutos después el exdiputado le vuelve a escribir: "Me dicen que ok". Después el empresario le responde: "Ya avísame donde y cómo lo hacemos para darle un corte" y Hasbún le contesta que "mañana tipin 11 en Temuco".

Al día siguiente, el exparlamentario le dice "voy en camino, voy a llegar a las 10.45" pero Fulgeri le señala que está en Villarica. Hasbún le responde "cómo? Pero cómo me hiciste venir. Yo estaba allá".

El empresario le indica que tenía que venir urgente en la mañana, a lo que Hasbún le contesta: "Sabes claramente no te interesa el tema. Un abrazo y voy a informar que no hay acuerdo".

Al final, Fulgeri le contesta: "Y aun no me desocupo. Bueno, no te preocupes. Si me interesa pero así no se puede".

Según fuentes conocedoras del caso, el Ministerio Publicó está investigando el lugar donde supuestamente ambos se juntaban para la entrega de dinero, que sería una bomba de bencina. Sin embargo, no se ha podido dar con cámaras que registren los supuestos encuentros.

Además, la Fiscalía pidió a la Brigada Anticorrupción (ex Brigada de Delitos Funcionarios) Metropolitana de la PDI la realización de un levantamiento patrimonial a Hasbún para verificar sus pasivos y activos, bienes raíces y todo lo que pueda transparentar su situación financiera. Se trata de una diligencia habitual cuando se realizan indagatorias de esta naturaleza. Este informe de la PDI podría llegar en las próximas semanas. Dependiendo de las conclusiones de ese documento, se podría citar a Hasbún para que entregue su testimonio. También se evalúa citar a Palacios en calidad de testigo.

Comenta