Juan Carlos Monedero, el cofundador de Podemos cuya presencia pasó (casi) inadvertida en el comando del Apruebo

Anunció su viaje a Chile el 2 de septiembre, para presenciar el referéndum constitucional del domingo. Y fue a la sede de la campaña en calle Londres, donde pocos se percataron de que estaba ahí. A algunos en el Frente Amplio -coalición cercana al partido de izquierda español- les inquietó que se conociera de su presencia: acudió a Santiago en medio de una investigación en su contra por presunto blanqueo y falsificación de documentos.


“Aterrizo en Chile donde este domingo votan salir de la Constitución de Pinochet”.

Con este mensaje, que posteó el 2 de septiembre, el cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, anunció que visitaría el país justamente para la crucial votación que se realizó ayer domingo, en la cual el Rechazo obtuvo una aplastante victoria.

Y su presencia habría pasado casi inadvertida, si no hubiera sido porque la noche del domingo asistió al comando del Apruebo dependiente de los partidos oficialistas, ubicado en la calle Londres 43, en Santiago centro. Sólo algunas personas se percataron de su presencia cuando el dirigente español salió de la casona, una vez ya conocidos los resultados.

¿Quién lo invitó? Hoy, consultadas distintas fuentes del Frente Amplio -coalición que mantiene una fluida relación con Podemos y varios de sus dirigentes desde sus orígenes-, no precisaron de dónde vino su convocatoria. Sólo se explicó que se hizo una invitación a partidos progresistas, que de ellos dependía a quién enviar a Chile y que el FA no podía vetar.

En algunas voces del oficialismo, además, se trasuntaba inquietud: Monedero acudió a Santiago en medio de una compleja situación judicial. Una investigación reabierta en julio de este año por el juez Manuel García-Castellón lo acusa de presunto blanqueo y falsificación de documentos. El caso se basa en una investigación archivada en 2015, y el viaje del fundador de Podemos se enmarca precisamente en el día en que Monedero presentó un recurso ante el juzgado.

La investigación se centra en un supuesto financiamiento desde Venezuela, donde tres actores aparecen como claves. La Caja de Resistencia Motiva 2 Producciones SL, la mercantil VIU Europa y el Banco del Alba, siendo esta última la entidad financiera venezolana que habría financiado un informe de asesoría sobre la financiación de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

El flujo de dinero entre Venezuela y el partido español, aseguran los persecutores, se investiga a raíz de la declaración de el exjefe de la inteligencia venezolana Hugo “El Pollo” Carvajal. Según La Razón, el antiguo miembro del régimen venezolano habría revelado presuntos cobros de Podemos de parte de Venezuela a través de un relato con todos los pormenores sobre cómo fluía el dinero de un país al otro. Carvajal dijo no tener nuevos documentos en 2021, pero aseguró que los entregaría “si le llegaban”.

La tesis para reabrir la investigación, explicó el juez español, se basa en que un análisis de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) reportó que algunos de los documentos asociados a VIU Europa SL “podrían presentar evidentes faltas de exactitud entre la fecha de creación del archivo y la fecha que aparece en el mismo documento”, sindicaron medios españoles.

Según Monedero, quien recurrió este lunes la decisión del juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, la reapertura del caso “no es sino la prolongación, de modo completamente artificioso, de la investigación que ha sido censurada en dos tiempos, y finalmente archivada por la Sala, acudiendo para ello a sospechas, conjeturas y suposiciones que carecen de base objetiva, y que en ningún caso pueden entenderse como auténticos indicios de los delitos respecto de los que se pretende investigar”, se lee en un documento al que EFE tuvo acceso.

Las reflexiones post referéndum

En Chile, ya una vez conocida la derrota del Apruebo, Monedero tuiteó con una breve reflexión.

Pero el también profesor de Ciencia Política en la Universidad Complutense no fue el único dirigente del partido de izquierda español que se refirió al resultado del plebiscito.

También lo hizo -y a través de una larga columna publicada en la revista digital Contexto y Acción- otro de los fundadores de Podemos, Pablo Iglesias.

A diferencia de Monedero, el ex vicepresidente español atribuyó a “los poderes mediáticos” la “clave de que la voluntad de la mayoría chilena haya cambiado”.

“Lo más interesante del proceso que ha terminado en la derrota de los partidarios del “Apruebo” ha sido que los principales actores ideológicos partidarios del “Rechazo” han remontado y ganado con contundencia un partido que hace meses iban perdiendo. Pero la clave de que la voluntad de la mayoría chilena haya cambiado en estos meses no es ni mucho menos atribuible al texto final de la Constitución (supuestamente demasiado avanzado para la conservadora sociedad chilena), sino a la acción sostenida en el tiempo de los principales actores ideológicos: los poderes mediáticos”, planteó.

Iglesias aseguró que además que con ello se refiere a las fake news y a “la capacidad del sistema mediático chileno para activar los valores conservadores que, efectivamente, viven en buena parte de la sociedad. Pero, como digo, esos valores conviven con otros valores progresistas y avanzados que la izquierda no ha sido capaz de activar, básicamente por su profunda debilidad mediática”.

“Hoy se inicia una nueva etapa llena de dificultades y desafíos en Chile que seguiremos mirando desde el exterior con mucho interés por las implicaciones que tiene para América Latina y para los proyectos de izquierdas en todo el mundo. Ojalá la izquierda entienda que reequilibrar la correlación mediática de fuerzas es condición de posibilidad para avanzar en el combate ideológico que es, en última instancia, la esencia de la política y de la transformación social”, cerró Iglesias.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Revisa en nuestro video de la semana, cuál es su origen, cuáles son sus características y cuál es el posible futuro de la pandemia debido a su masificación.