Kast, el día después: el sabor amargo en su entorno, la alarma de rostros de Republicanos y los cálculos positivos de Sichel

Aunque no saben si tendrá un efecto en los comicios de este domingo, en los partidos y en los comandos quedó la sensación de que el abanderado del Partido Republicano tuvo un mal desempeño en el debate de anoche organizado por Anatel, mientras que la carta oficialista logró, dicen, recuperar terreno. Ello provocó las alarmas en representantes del partido de Kast, como el candidato Gonzalo de la Carrera y el concejal Sergio Melnick. Todo esto en medio de una compleja semana para el exdiputado, quien ha tenido que enfrentar críticas por sus dichos sobre la dictadura de Augusto Pinochet y su programa de gobierno.


El escenario fue muy distinto al del pasado 22 de septiembre, cuando en los grupos de WhatsApp de Chile Podemos Más celebraban la performance del abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast, en el debate televisivo organizado por CNN Chile y Chilevisión. Ahí, el diagnóstico unánime fue que Kast estuvo superior a los otros abanderados y que el candidato oficialista, Sebastián Sichel, tuvo un mal desempeño.

“Claramente anoche Kast le dio una lección a Sichel a buscar al electorado de derecha, además, lo hizo con tranquilidad, pachorra, seguridad y astucia”, dijo el día después el senador Claudio Alvarado (UDI) quien, a las semanas después de ese comentario en su Twitter, decidió apoyar oficialmente la candidatura del líder de republicanos.

Anoche, sin embargo, los papeles se invirtieron y fue a Sichel a quien, en diversos grupos de WhatsApp, celebraron por su intervención en el segundo debate organizado por Anatel. De Kast, en tanto, la sensación generalizada -y que provocó la alarma en algunas “barras bravas” del candidato- fue que tuvo una mala presentación: perdió el control, se equivocó en el contenido de su programa y se le vio incómodo, son algunos de los comentarios que, incluso, reconocen en su comando.

Así, a solo seis días de la primera vuelta presidencial del domingo, Kast acumula varias jornadas complejas. Primero, por los cuestionamientos hacia su programa de gobierno; en segundo lugar, por el traspié que tuvo con la prensa internacional al comparar las elecciones de Nicaragua con las de la dictadura de Augusto Pinochet en 1989, y, ahora último, por su perfomance en el debate.

En el debate de ayer tuvo que responder por ambas cosas. Anoche, en el edificio de TVN y a minutos de que terminara el encuentro, ya en su equipo aquilataban que la performance no había sido la mejor. El exdiputado acudió acompañado por su jefe de campaña, Julio Feres; su vocera, Macarena Santelices; su hijo José Antonio Kast Adriasola; su jefe programático, Cristián Valenzuela, y las convencionales Pollyana Rivera y Ruth Hurtado.

En el equipo de Kast reconocen que fue un encuentro difícil, partiendo porque creen que no lo acompañó el “maquillaje, porque se veía muy pálido, como enfermo”. Asimismo, dicen que no estuvo cómodo debido a que, al estar en posición de liderazgo, todos los dardos apuntaron a él y que tampoco le acomodó el formato del programa, donde en su entorno transmitieron que los periodistas no dejaban responder las preguntas, que el tiempo era limitado y que no se le preguntó por algunos temas de futuro.

De todas formas, en su equipo y en Chile Podemos Más identifican como errores no saber el PIB tendencial, aunque recalcan que fue porque fue consultado con un mayor “tecnicismo” en vez de preguntarle por la proyección de crecimiento. Asimismo, lamentan el desconocimiento que mostró respecto de su programa sobre las termoeléctricas.

Hoy, tras un encuentro con la Cámara de la Producción y del Comercio (CPC), el propio Kast reconoció que fue “duro” el debate. “Por lejos saqué el número premiado ayer, fui mencionado por todos, yo creo que eso en parte es porque las encuestas han reflejado que tenemos una gran posibilidad de pasar a la segunda vuelta (...). En los debates a uno le puede ir bien, más o menos, mal, eso la verdad es que a mí no me afecta tanto”, dijo.

En ese mismo punto de prensa, además, abordó su error por el PIB -del cual dijo que “quizás no entendí el concepto, pero sí entiendo el fondo”- y el desconocimiento por las termoeléctricas: “Yo al menos dije que no iba a inaugurar nuevas termoeléctricas, y en el programa se habla de que se instalarán nuevas termoeléctricas, esas deberían cumplir con todas las condiciones para no contaminar”, aseveró.

Pero su propio programa se convirtió también en uno de los flancos que más traspiés le provocaron anoche. Hace unas semanas, el núcleo más cercano a Kast determinó dejarlo tal cual estaba hasta primera vuelta y cambiarlo antes del balotaje, privilegiando la “coherencia” del exdiputado. Una línea que privilegió su encargado programático, Cristián Valenzuela. Hoy plantean ese mismo argumento para enfrentar las críticas a varios puntos de su contenido que ayer reflotaron en el debate.

En el equipo de Kast reconocen que nunca pensaron en estar en la pole position como ahora y, por lo mismo, el programa -que fue construido sobre la base del libro Ruta Republicana, escrito por José Manuel “Rojo” Edwards- tenía medidas que implicaban “un mayor riesgo” para poder destacarse y tener más visibilidad. Por lo mismo, afirman que era un “programa” de gobierno, y que de llegar a la elección de diciembre, será transformado en un “plan”.

Este es un punto que ha sido planteado por personeros de Chile Podemos Más y que complica, en mayor medida, a algunos de los partidos, por ejemplo a Evópoli, cuya apuesta ha sido ser una colectividad “más liberal” y “moderada”. “Su programa es una gran debilidad y ayer quedó desnudo en eso”, dijo Sichel hoy en la misma entrevista radial, mientras que Gabriel Boric planteó algo similar en un matinal.

Alvarado, en tanto, agregó que “respecto de cuestionamientos a su programa, pensando en segunda vuelta, dio señales de apertura mostrando disposición a corregir e incorporar nuevos elementos que puedan ser un aporte a un mejor gobierno. Al final del día, los temas tratados eran archiconocidos por la opinión pública, al igual que las posiciones de los candidatos, por lo tanto no hay sorpresas”.

La performance de Kast, en todo caso, provocó la alarma de sus seguidores en una conversación que anoche, tras el debate, sostuvieron en un live de Twitter. Ahí, el candidato a diputado Gonzalo de la Carrera manifestó que “las personas que están en el equipo (de campaña) no van a llevar a Kast al gobierno”. Mientras Sergio Melnick, concejal por el Partido Republicano en Las Condes, aseveró que el candidato “va a tener que prepararse para su segunda fase (...), tiene que montar su equipo de gobierno y esos ya no son asesores de campaña, es muy distinto”.

Melnick, además, enfatizó que lo ocurrido anoche con Kast “fue una cosa cósmica que nos mandó una advertencia en el momento preciso (... ), estamos justo a tiempo (...), porque insisto, si esto pasa en segunda vuelta nos doblan”.

¿Impacto en la presidencial?

En el comando de Sichel esperan que el debate de anoche tenga un impacto, sobre todo en los indecisos, debido a su alto rating. Por lo mismo, siguen con la idea de que el exministro de Desarrollo Social será quien pase a la segunda vuelta presidencial y recalcan que atrás quedaron los días complejos de Sichel. El exministro de Desarrollo Social, además, reconocen en su equipo, ha intentado capitalizar los flancos de Kast y apuntar los dardos a esas materias. Así lo hizo ayer, en el marco del mismo debate, al mencionar que fue un mal ejemplo la comparación de Kast entre las elecciones de Nicaragua y Chile y también le cuestionó no saber la cifra del PIB.

En los partidos si bien hay una sensación generalizada de que Sichel “resucitó” tras el debate, en privado en Evópoli, al menos, afirman que no saben si “será suficiente” para dar vuelta el escenario y que no sea Kast quien termine pasando al balotaje.

“Parece ser que algunos tienen encuestitis. Vamos a ver qué pasa ahora después del debate. Ya lo vi ayer, para ser bien honesto, en mi WhatsApp. Vi que algunos que estaban vitrineando para otro lado volvieron rápidamente a vitrinear para acá”, dijo hoy Sichel en entrevista con radio Universo.

Por otro lado, el secretario general de RN, Diego Schalper, sostuvo que “su candidatura toma mucha fuerza en esta recta final”.

En el comando y en el entorno de Kast, por otro lado, sostienen que no consideran que el debate mueva la aguja en gran medida y no pone el riesgo de Kast a la segunda vuelta, porque tienen la tesis de que los temas en que cuestionan al líder de Republicanos no son los que a la ciudadanía les interesa, por ejemplo, seguridad, La Araucanía. Por lo mismo, agregan, que el ex UDI insistió hoy en ese punto.

Eso sí, reconocen que podría tener un impacto en la aspiración que comenzaron a tener en los últimos días respecto de que Kast sea el primero de la primera vuelta. Eso, agregan las mismas fuentes, era relevante por la “sensación anímica” que se genera en la opinión pública.

“En términos futbolísticos, creo que fue un debate más trabado que los anteriores, pero al final lo importante es la clasificación a segunda vuelta, la cual considero no está en riesgo para Boric ni para Kast. Desde la perspectiva de los múltiples cuestionamientos a Kast, mantuvo el temple, la prudencia y evitó caer en el juego al que querían llevarlo”, afirmó el senador Alvarado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.