La Bohemian Rhapsody que no fue: David Fincher y la película de Queen que no pudo hacer

Antes de que se hiciera la cinta que le dio el Oscar a Rami Malek, Sacha Baron Cohen estuvo durante años implicado en la película biográfica sobre la banda. David Fincher, uno de los directores que podría haber dirigido el proyecto, recordó esta semana el look de la estrella de Borat como Freddie Mercury. “Estas fotos eran espectaculares”, dijo el cineasta de La red social. Una versión que no prosperó por los desencuentros creativos con Brian May y Roger Taylor, dueños del legado de la agrupación.




Antes de que Bohemian Rhapsody fuera un éxito en taquilla, ganara cuatro premios Oscar y desatara una oleada de proyectos biográficos sobre astros de la música (incluida una vapuleada película sobre David Bowie que no contó con sus canciones, Stardust), la idea de ver a Queen y Freddie Mercury en un largometraje biográfico estuvo asociada durante años al británico Sacha Baron Cohen.

El protagonista de Borat fue confirmado para encarnar al cantante en 2010 por los propios miembros activos de la agrupación. “Contamos con Sacha Baron Cohen, lo que probablemente será un shock para mucha gente, pero él ha estado hablando con nosotros durante mucho tiempo”, dijo Brian May en ese momento.

En tanto, los productores principales de la película adelantaban que, si bien la búsqueda de un director continuaba, el rodaje comenzaría durante 2011 con guión de Peter Morgan, escritor de La reina que unos años después se transformaría en el creador de The Crown. La trama del filme se concentraría en los años previos a la gloriosa presentación de la banda en el Live Aid en 1985.

Más tarde se sabría que Baron Cohen estaba vinculado estrechamente con la parte creativa del proyecto y con resolver qué enfoque tendría la historia. Pese a ser conocido por sus roles satíricos y por el musical de Tim Burton Sweeney Todd: El barbero demoníaco de la calle Fleet, le ofrecieron hacerse cargo de escribir la cinta. Pero rechazó la idea. “Yo dije: ‘No sé cómo escribir una película biográfica’”, indicó años después sobre el momento en que sugirió el fichaje de Morgan (incorporado y posteriormente alejado de la producción.)

Mientras la fecha del inicio de las grabaciones se fue aplazando, David Fincher se transformó en uno de los cineastas que sonaron como posibles realizadores. Así lo recordó en una conversación con el guionista y director Aaron Sorkin esta semana, donde se refirió en específico a la apariencia del actor británico como Freddie Mercury. “Amigo, tienes que verlas… estas fotos son espectaculares”, señaló Fincher a su colaborador en La red social acerca de unas imágenes que se mantienen inéditas.

sacha Baron Cohen

Pero ni él ni Tom Hopper (El discurso del rey), que también estuvo entre los candidatos para hacerse cargo de la película, terminaron filmando la historia de Queen y su vocalista.

¿La razón? El proyecto se estancó en su desarrollo por el choque de visiones entre Sacha Baron Cohen y los músicos de Queen, Brian May y Roger Taylor, a cargo de preservar el legado de la agrupación y del propio Mercury, que aspiraban a una cinta biográfica más convencional que lo que imaginaba el actor británico.

“Hay historias asombrosas sobre Freddie Mercury. El tipo estaba loco. Llevaba un estilo de vida extremo de libertinaje”, señaló en 2016 el intérprete, detallando que los músicos deseaban que la muerte del vocalista ocurriera al final de la película y el resto de la trama se enfocara en cómo la banda sobrellevó su muerte en 1991, luego de que a mediados de los 80 le detectaran Sida.

brian may  y freddie mercury

En esa entrevista que concedió a The Howard Stern Show, Baron Cohen ahondó en los motivos de su salida del proyecto. Pero también matizó en torno a sus discrepancias con la agrupación. “Entiendo perfectamente por qué Queen quería hacer esto. Si tienes el control de tus derechos sobre la historia de tu vida, ¿por qué no te representas lo mejor posible?”, apuntó, al mismo tiempo que le lanzó un dardo al guitarrista: “Brian May es un músico increíble, pero no un gran productor de cine”.

El resultado de ese choque entre los artistas y actor –el más nominado en una sola entrega de Globos de Oro, por la secuela de Borat y El juicio de los 7 de Chicago– derivó en que el proyecto cambiara de mano, con Rami Malek asumiendo el papel que le daría el Oscar y Bryan Singer como director (despedido cerca del final del rodaje por sus reiteradas ausencias).

Aunque la muerte de Mercury se sitúa al final de Bohemian Rhapsody, el largometraje terminó siendo un acercamiento mucho más tradicional e higienizado de la vida del vocalista. Un filme todo espectador capaz de llevarse cuatro estatuillas y arrasar en la taquilla mundial, aunque sin dejar completamente en el olvido la versión del hombre detrás de Borat.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.