La paradoja del ministro mejor evaluado: Por qué Sichel salió de La Moneda

Foto: Agenciauno

A pesar de que algunas encuestas de opinión lo venían posicionado como uno de los ministros con mejores niveles de aprobación, el Presidente Sebastián Piñera decidió cambiar al ministro de Desarrollo Social y poner a Cristián Monckeberg (RN) en su lugar, aunque lo dejó al mando de BancoEstado. Las presiones de RN para tener mayor incidencia en el comité político -en medio de un acuerdo con la oposición- fue una de las razones que más pesó.




“Lo lamento". Eso escuchó hoy en la mañana, en voz del propio Presidente Sebastián Piñera, el ahora ex ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, en el llamado telefónico donde el Mandatario le pidió que pusiera su cargo a disposición.

Según fuentes de Palacio, Piñera le agradeció a Sichel por haber realizado “una gran gestión”, la cercanía que había forjado con la gente y su gestión comunicacional. Sin embargo, pesaron para su salida del gabinete una evaluación deficiente en el manejo de algunos sectores de su ministerio, las presiones partidarias para tener más incidencia en La Moneda -más ahora en vista de un acuerdo con la oposición- y su calidad de independiente.

Era común ver al exministro de Desarrollo Social en programas de televisión junto a una pizarra. Ahí explicaba varias de las medidas que el gobierno ha implementado en materia social y hasta hace poco los ingresos que se han entregado por la pandemia. Y la evaluación de ese desempeño comunicacional, tanto interno como externo, era positivo. Para La Moneda, se le veía como un ministro didáctico, que se explicaba bien y que incluso ampliaba la frontera de la derecha. De hecho, varias encuestas de opinión lo habían posicionado como el ministro mejor evaluado.

Sin embargo, fuentes de Palacio señalan que Sichel habría “descuidado” otras tareas del ministerio, como La Araucanía, temas de infancia y el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis).

Miembros de los partidos de Chile Vamos señalan en privado que ayer en la noche se terminó de cerrar la idea de sacar a Sichel, tras varios días de análisis. La declaración que realizó ayer, respecto de que había que “evaluar” la propuesta del presidente de RN, Mario Desbordes, de incluir en las conversaciones con la oposición la condonación de parte de las deudas del CAE, contradiciendo lo dicho por el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, quien se cerró a la idea, fue uno de los factores que terminaron zanjando su salida.

Durante toda la mañana, aseguran en La Moneda, la Presidencia intentó buscar un lugar donde el abogado exfundador de Ciudadanos pudiera aterrizar: finalmente, fue en la presidencia de Banco Estado, en reemplazo de Arturo Tagle. En Palacio se afirma que en la entidad, Sichel tendrá el desafío de reforzar el organismo y de lograr una marcha más rápida en vista de la crisis económica generada por la pandemia.

El daño colateral

A eso de las 13:20 horas de hoy, Sichel dejó su oficina del ministerio para cruzar hacia la otra ala del Palacio de La Moneda donde se realizó el cambio de gabinete. Ahí, en medio de consultas de los periodistas se le consultó en repetidas ocasiones: ¿Por qué lo sacan justo en medio de un acuerdo?

Y esa pregunta se responde, según altas fuentes de gobierno, por varias razones, pero principalmente por una: la presión de RN, ejercida en los últimos días por Desbordes, para que su partido tuviera mayor influencia en las tratativas con la oposición que buscan encontrar salidas para recomponer la economía y mejorar las ayudas sociales en días de pandemia.

Por eso, llega a ese ministerio el expresidente de RN, y ahora exministro de Vivienda, Cristián Monckeberg. El mismo que el timonel RN pidió la semana pasada que tuviera un rol en el acuerdo con la oposición. Ahora, el exdiputado por Las Condes tendrá un asiento en el comité político y en la mesa del acuerdo. Su cercanía con Desbordes -es la apuesta del Ejecutivo- permitirá a La Moneda que el “fuego amigo" se contenga, será su contrapeso.

Desde RN señalan que Sichel fue víctima de un daño colateral. De hecho el partido que preside Desbordes tenía una buena relación con él y habían aprobado en varias oportunidades su gestión. Aunque en un principio resistido por la UDI, tras su nombramiento como ministro en junio de 2019, su relación con ese partido fue suavizándose con el tiempo, al punto de que tras la discusión del Ingreso Familiar de Emergencia, el gremialismo valoró que tanto el exministro de Desarrollo Social como el ahora exSegpres, Felipe Ward, se hubieran mantenido “firmes” en no subir el ingreso como lo estaba pidiendo la oposición.

Su llegada a La Moneda había sido apalancada en el entonces titular de Interior, Andrés Chadwick, con quien mantiene una cercana relación pues ambos fueron profesores de derecho público en la Universidad San Sebastián, compartiendo incluso la misma oficina. Sin partido que lo respaldara y sin el exministro en el gabinete -a lo que se suma una relación áspera con el ahora titular de Interior, Gonzalo Blumel-, tenía una posición más débil.

Desde Chile Vamos agregan que RN venía presionando hace bastante rato para tener más influencia en el comité político y hacerle “contrapeso” a Evópoli que tiene a dos ministros importantes: Blumel (Interior) y Briones (Hacienda). Con la inclusión de Monckeberg, desde RN indican que la correlación de fuerzas en el comité político se habría “equilibrado”.

Comenta