La primera y rotunda conclusión de Javier Castrilli: “El arbitraje chileno debe corregir conductas que se han enquistado”

Javier Castrilli posa para El Deportivo, tras cumplir sus primeros días como jefe de los árbitros en Chile. (Foto: Mario Tellez)

El argentino, flamante presidente de la comisión que dirige a los jueces del fútbol chileno, habla con El Deportivo de sus primeros días en el cargo. En un adelanto de la entrevista que saldrá publicada en LT Sábado, reconoce un exceso de permisividad en el referato.




Javier Castrilli lleva 10 días como jefe de la comisión de árbitros del fútbol chileno. El argentino de 64 años, conocido en su época activa como el Juez de Hierro, ya trabaja en un plan para cambiar el referato local. En medio de dudas por su nombramiento y la primera baja del cuerpo de colegiados de Primera División, Eduardo Gamboa.

La entrevista con El Deportivo duró cerca de una hora y este es solo un adelanto de sus primeras conclusiones. El diálogo completo podrás revisarlo en la nueva edición de LT Sábado.

¿Llega a Chile por su nombre o por su plan?

Uno representa una idea de lo que quiere realizar. Uno piensa brindarles a los árbitros un marco de confiabilidad, pero a la vez de exigencia. La disciplina, el respeto, la transparencia y, sobre todo, la recuperación de la credibilidad del cuerpo arbitral. Ese tiene que ser el norte. El que así no lo entienda, no puede estar.

¿Qué hará para lograr todo lo que dice?

Estamos trabajando mucho. Estamos haciendo un diagnóstico que le presentaremos a las autoridades correspondientes. A raíz de ese diagnóstico, tendremos que hacer una reingeniería que sea capaz de trabajar a la velocidad de los cambios que pretendemos realizar.

¿No teme que le pasen la cuenta a Chile por sus dichos como comentarista contra la Conmebol?

¿Qué dichos?

Usted criticó abiertamente a los jueces por sus errores en las Eliminatorias...

¿A usted le parece que alguien que quiere crecer se puede enojar por mis comentarios que buscaban mejorar la actividad? El señor Wilson Seneme me acaba de enviar un mail de felicitaciones (lo muestra).

¿Ahora tiene buena relación con la Conmebol?

No es que estemos en buena, no se trata de eso. No tengo nada que ocultar. Si quieres menciona el mail que te mostré.

¿El juez chileno tiene mucho que mejorar?

Te diría que en todas las asociaciones se debe mejorar. Basta mirar los partidos de Copa Libertadores y Eliminatorias para darnos cuenta de que se debe mejorar. Uno no puede tapar el sol con un dedo, seamos sinceros. El arbitraje chileno merece un trabajo diario para ir corrigiendo conductas que se han enquistado y que poco a poco se fueron naturalizando.

¿Qué conductas se han enquistando y naturalizando en los jueces chilenos?

Eso es muy fácil de verlo en los partidos internacionales. Cuando uno dirige partidos con jugadores de otros países, uno se da cuenta de la tipología de faltas, de la permisividad de los árbitros. Una de ellas, que me llama mucho la atención, es la lectura de las entradas. Tenemos que ponernos de acuerdo cuándo es juego brusco grave, porque eso está tipificado en el reglamento. Eso es tarjeta roja. Necesitamos ponernos de acuerdo. El juego violento, la agresión sin pelota, es roja directa. No hay contemplación. Por ejemplo, la patada del otro día del Superclásico era roja directa. Ahí se configuran todos los elementos para que sea roja directa.

Eduardo Gamboa, durante el partido entre Colo Colo y Ñublense, en el Monumental, el último de su carrera como árbitro profesional. FOTO: FRANCISCO LONGA/AGENCIAUNO

¿El árbitro chileno es permisivo?

En todos los árbitros, de todos los países, encontramos un nivel de permisividad supino.

¿El juez chileno perdió la credibilidad?

Espéreme un poco, llevo cinco minutos acá. Siempre apunto a que la credibilidad hay que ganársela. Se demora mucho tiempo, como el respeto.

¿Los jueces chilenos deben mejorar su físico?

Siempre hay que mejorar. Hay que mejorar la alimentación, la preparación física. Uno observa que en otras latitudes, los árbitros se están desarrollando de otra manera. Acá nos falta. Tenemos que traer a nuestros lugares las fórmulas que están utilizados del brazo de la ciencia exponencial que tanto ayuda.

¿Está conforme con la calidad de árbitros que heredó?

Los estoy evaluando. Voy a evaluar a cada uno de los árbitros y tomaré una decisión. Tomaré decisiones. aunque sean dolorosas. Tenemos que velar por el fútbol chileno, no por el arbitraje. Tenemos que ver qué necesita el fútbol chileno. Como busco la excelencia, trataré de conformar un cuerpo arbitral que busque la excelencia. El que así no lo entienda, que busque otro camino.

¿Esas decisiones implicará sacar árbitros?

A buen entendedor, pocas palabras. Estoy tomando decisiones.

Además, en El Deportivo...

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.