LAW en caída libre: Las últimas gestiones de Bernardo Javalquinto antes de renunciar a gerencia general

WhatsApp Image 2018-04-26 at 15.57.18

Bernardo Javalquinto, ex gerente general de LAW.

Ex mandamás de la compañía había conseguido inyección de capital de US$74 millones, pero revocación definitiva de la AOC por parte de la autoridad aeronáutica resultó ser el tiro de gracia para la aerolínea.


Por estos días el ex economista del Banco Mundial Bernardo Javalquinto está más tranquilo: el jueves pasado dejó de ser el gerente general de la línea aérea de capitales chilenos, Latin American Wings (LAW).

Hoy no tiene contacto con los actuales socios de la aerolínea. Accedió a hacerse cargo de aerolínea debido a que una de sus hijas trabajó como auxiliar de vuelo, quien le comentó la serie de problemas que experimentaba la firma controlada por José Manuel Rebolledo, Mauricio Izquierdo y Andrés Dulcinelli.

Los últimos días al mando de LAW fueron los más complejos para Javalquinto que se especializa en reactivar empresas que se encuentran sumidas en crisis financieras. El caso de la aerolínea -dicen sus cercanos- es el más duro que ha enfrentado.

El pasivo total de la aerolínea alcanza los US$23 millones, aproximadamente. La última acción que realizó el ejecutivo para levantar a la compañía lo llevó incluso a viajar la semana antepasada a Orlando y Atlanta, Estados Unidos. Allí, según trascendió, Javalquinto logró firmar un preacuerdo con dos grupos de inversionistas canadienses. Detrás de uno de ellos están accionistas de una relevante aerolínea que mantiene una fuerte presencia en el sudeste asiático. No obstante, a su regreso se encontró con una mala noticia, que frustró sus planes para levantar la compañía: la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) revocó definitivamente el Certificado de Operador Aéreo (AOC) de la empresa.

El plan de los accionistas canadienses consideraba que LAW dejara de operar en Chile y concentrara su operación en el Caribe por el fuerte crecimiento en el arribo de turistas y debido al descrédito de su imagen a nivel nacional. Más aún, sobre la mesa se pondrían US$74 millones para reactivar la aerolínea nacional.

Por otra parte, si en su mejor momento LAW contó con cinco aviones, los dos grupos de inversionistas que ingresarían a la propiedad de la aerolínea consideraban sumarle 24 naves más. Además contarían con el control de la aerolínea.

Las mismas fuentes consultadas confirmaron que el plan original de Javalquinto consideró el traspaso incluso por medio de paquetes accionarios por medio de stock options a los propios trabajadores que mantienen sus sueldos impagos. La mayor complicación del ejecutivo es que, a fin de cuentas, 600 personas quedaron si su fuente laboral.

Críticas

Fuentes cercanas a la compañía responsabilizan a la propia autoridad aeronáutica por la extensión de la auditoría anunciada por la DGAC en marzo, que en un principio fue estimada por parte de los ejecutivos de la empresa en 14 días, pero se extendió por más del doble, con lo que se acumularon más demandas. Sin embargo, desde la DGAC se sostiene que no hay plazos establecidos de antemano.

Las mismas fuentes desestiman las acusaciones que los sindican como los que mayormente trajeron al país el mayor porcentaje de ciudadanos haitianos al país. De hecho, aseguran contar con un listado proporcionado por la Policía de Investigaciones (PDI) que demostraría que fueron los que menos haitianos trasladaron a Chile.

Comenta