Ley del retiro del 10% de AFP aún no se aprueba, pero ya es gancho de estafas cibernéticas

PDI ha recibido, solo durante esta semana, alertas de cinco tipos de intentos de defraudaciones utilizando esta materia. Por ahora, la apuesta de los delincuentes es acceder a los datos bancarios de las potenciales víctimas.


La Brigada del Cibercrimen de la PDI ha detectado un patrón en los delincuentes que se dedican a las estafas en el mundo web. Están constantemente buscando noticias que puedan servirles como un nuevo gancho para embaucar a sus potenciales víctimas. Ocurrió hace pocas semanas, cuando se anunció el aumento del valor de la mensualidad de Netflix y ellos ofrecieron “planes especiales” para mantener el precio, y ahora este tipo de delito reapareció en una nueva forma: facilidades para retirar el 10% de los fondos de las AFP.

Según ha establecido la policía civil, durante esta semana ya han empezado a circular en redes sociales, mensajes de texto o WhatsApp, a lo menos cinco mensajes en que se indica que ante esta nueva normativa (se omite que aún está en discusión legislativa) las AFP y los bancos se están preparando para realizar los traspasos de dinero. Con esta excusa, se solicitan datos personales de las administradoras y de las entidades bancarias para actualizar la información. Sin embargo, y de acuerdo a lo determinado por la PDI, todo es una treta para acceder a información personal y así concretar un futuro fraude informático.

El subprefecto Luis Orellana, jefe de la Brigada del Cibercrimen, indicó que “cuando estas personas logran atrapar la atención de las potenciales víctimas, ofrecen ciertas promociones para hacer aún más atractivo el engaño. Por ejemplo, en este caso de las AFP, hemos visto que algunos están indicando que si están entre los 10 primeros en enviar los datos personales, serán parte del primer grupo que logre retirar los fondos”.

El detective agregó que esta semana han recibido una serie de alertas de personas advirtiendo que estos mensajes sospechosos ya están circulando a través de distintas plataforma. “Afortunadamente, aún no existe un registro de personas que haya sido víctimas de esta modalidad de estafa. Se han comunicado con nosotros para advertirnos de esta situación y muchas veces las mismas personas funan a quienes están mandando este tipo de mensajes”, señaló Orellana.

Entre los casos que ha llegado a conocimiento de la policía fue un falso ejecutivo de las AFP, solicitando los datos y contraseñas bancarias de una persona. El receptor ignoró el mensaje, pero sí llamó a la PDI para dejar constancia del hecho.

“Nosotros, de todas maneras, estamos haciendo un constante monitoreo de todos estos mensajes, pero es importante que las personas sepan que deben sospechar de todas estas comunicaciones inesperadas. En estos casos, lo mejor es salir de toda duda comunicándose con la institución a través de los canales formales”, indicó el policía.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.