Los movimientos de la Fiscalía en investigación a Gabriel Urenda: Intervalores enfrenta nueva arremetida de sus ex trabajadores

El Ministerio Público acelera diligencias entorno a la investigación y evalúa incluso sumar el delito de lavado de activos si es que logra probar el ocultamiento o simulación de bienes del grupo financiero.

En los próximos días Sebastián González, ex gerente comercial del holding financiero Intervalores -controlado por Gabriel Urenda- acudirá nuevamente a las dependencias de la Fiscalía Local de Las Condes. Esta vez no se acogerá a su derecho a guardar silencio. Entregará su versión sobre el descalabro interno del grupo que enfrenta una lluvia de demandas y querellas por los presuntos delitos de estafa, apropiación indebida e infracción a la Ley del Mercado de Valores.

Su declaración será fundamental para los próximos movimientos en la indagatoria que lleva adelante el fiscal Felipe Sepúlveda, que ya le tomó declaración al hijo del ex senador y empresario naviero Beltrán Urenda. El objetivo del persecutor es contrastar la versión entregada por Urenda, quien acusó a su ex empleado de montar un esquema para el ocultamiento de fondos del grupo. Según el empresario, González habría realizado una serie de desvíos de dineros, detectando la ausencia de 700 millones de pesos desde las planillas de sueldos. Según detalló ante el Ministerio Público, el ex gerente administró los recursos por medio de una cuenta personal en el Bank of America que manejaba por medio de su celular.

Una vez conocidos los antecedentes que aportará ahora González, el fiscal podría acotar las responsabilidades que le cabrían al propio Urenda de los delitos que se imputan, pero posteriormente vendrían más citaciones, poniendo foco en los otros ex trabajadores de las oficinas de Intervalores en Santiago.

Pero el escenario podría ser más adverso para Urenda. La fiscalía no descartaría imputar el delito de lavado de dineros si logra acreditar el ocultamiento o simulación de bienes. Para ello, la unidad de la Brigada de Delitos Económicos de la Policía de Investigaciones mantiene en curso diligencias que servirán de insumo para la posterior formalización del empresario, que se llevaría a cabo durante los próximos meses.

Careo

La versión de los hechos que entregó Urenda contrasta, hasta ahora, con los datos que acusa González en su demanda laboral en contra del grupo de empresas de Intervalores, en la cual acusó un mal manejo administrativo de Urenda.  Por lo pronto, el próximo miércoles se producirá el primer careo entre ambos, pero no en arena penal, sino que en justicia laboral. Esto luego que el 1º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago citó a las partes a una audiencia de conciliación, tras la demanda que presentó González contra su ex empleador.

En esa misma línea, el pasado jueves un grupo de ocho ex trabajadores de las oficinas de Intervalores de Santiago, Valdivia y Temuco presentaron una demanda laboral en contra de ocho sociedades vinculadas al holding, la cual fue admitida a trámite ayer. La demanda que exige una indemnización total por $120 millones y el tribunal citó a una audiencia de conciliación el próximo 22 de agosto.

En la demanda los trabajadores revelaron que por medio de una carta fueron despedidos el pasado día 5 de junio y que la razón que adujo la empresa para la rescindir de sus servicios fue el término de su actividad comercial debido a una profunda crisis financiera.

“Hemos sido víctima de una defraudación económica de tal magnitud que nos obliga terminar nuestra actividad comercial, que es precisamente el corazón que daba vida a nuestra compañía”, sostuvo el escrito.

En la carta Intervalores señaló también que desconoce la real dimensión de los perjuicios económicos de que fueron víctima. Esto en medio de un proceso de auditoria en el que ingresaría un inversor.

Sin embargo, para los trabajadores el escrito carece de justificación y fundamento, pues “no explica en qué consistió la supuesta defraudación ni como ésta llevó a tener que terminar con la actividad comercial de la empresa, sobre todo tomando en consideración de que, como hemos señalado, se trata de un holding de inversiones constituido por a lo menos ocho sociedades dedicadas a las asesorías e inversiones en el mercado financiero”.

La Tercera PM intentó contactar a Gabriel Urenda, pero no hubo respuesta al cierre de esta nota.

Seguir leyendo