Más de cinco mil efectivos y despliegue en “zonas de riesgo”: el plan del gobierno para cuatro días de protestas por aniversario del 18-O

Las tareas preventivas y disuasivas no solo se concentrarán el 18 de octubre, fecha en que se conmemora un segundo año tras el estallido social. Tanto en el Ejecutivo como en Carabineros se monitorean todos los llamados a movilizaciones que se están levantando en redes sociales desde el viernes 15 en adelante, cuando se esperan las mayores concentraciones. El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, será el encargado de supervisar y adoptar medidas en los lugares donde se produzcan desmanes y protestas.




Era una reunión para definir lo que se realizaría en la Macrozona Sur, una vez decretado el estado de excepción. Allí estaban el Presidente Sebastián Piñera; el ministro del Interior, Rodrigo Delgado; el subsecretario, Juan Francisco Galli; el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez; el director nacional de Orden y Seguridad, general Marcelo Araya, y el jefe de la PDI, Sergio Muñoz. Coordinadas las labores de apoyo que les prestarían los jefes de la Defensa designados por las Fuerzas Armadas (FF.AA.), la reunión avanzó al otro tema que preocupa en La Moneda, en materia de orden público: el segundo año de conmemoración del 18 de octubre de 2019. Así, los jefes policiales pasaron a relatar cómo se avizora el panorama para ese día y cómo podrían desplegarse para evitar desmanes graves, principalmente en la Región Metropolitana.

Serán más de cinco mil los efectivos de Carabineros que estarán disponibles para salir a las calles de Santiago durante el 18-0, sin embargo, las tareas preventivas no solo se concentrarán en ese día. Tanto en el gobierno como en la policía uniformada ya cuentan con todos los llamados a movilizaciones que se están levantando en redes sociales para los días 15, 16, 17 y 18 de octubre. Eso es: viernes, sábado, domingo y lunes.

Hasta ahora, es más de una cincuentena de movilizaciones y protestas para esos días. Pero en el Ejecutivo y en las policías esperan que las manifestaciones más masivas se concentren en el viernes de esta semana y el lunes 18 de octubre.

En el caso de viernes, las protestas, desde que estalló la crisis social, se han concentrado con más fuerza ese último día de la semana. Por lo mismo, se espera que sea esa jornada la que esté más “álgida” en este fin de semana de conmemoraciones. Sin embargo, las autoridades del gobierno y de Carabineros no hacen un análisis tan pesimista sobre lo que pueda ocurrir: “No somos la misma policía del 18 de octubre de 2019″, cuenta una alta fuente policial.

Y claro, en el gobierno también destacan que los protocolos se perfeccionaron, los vehículos se renovaron y que el personal está más capacitado, tanto en labores operativas como en la concepción de aplicar correctamente lo aprendido en materia en derechos humanos. Tanto para el viernes, sábado, domingo y lunes, la instrucción a los policías es una: detener ante delitos flagrantes.

Monitorear zonas críticas

Desde La Moneda, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, será el encargado de supervisar lo que esté ocurriendo en los lugares donde se produzcan desmanes y movilizaciones. Lo hará -como ya es habitual- desde la Dirección General de Carabineros, donde estará acompañado del jefe Nacional de Orden y Seguridad, Marcelo Araya.

Hasta ahora, consultadas distintas fuentes que participan de las coordinaciones para esos días, no está contemplado un acuartelamiento de los uniformados para ese día. Lo que sí está previsto es que se haga una planificación similar a lo que ocurre en días como el 11 de septiembre y el 29 de marzo (Día del Joven Combatiente).

Eso quiere decir que el personal que debe salir a controlar el orden público esté disponible en las comisarías y quienes tienen libre, mantengan esa disposición. En caso de “crisparse” los ánimos y tener más de una emergencia, se tomará la decisión en ese minuto.

Otra disposición por parte de las autoridades y las policías será mantener personal desplegado en las inmediaciones de “zonas de riesgo”, lugares que son generalmente escenario de los desmanes más graves: Plaza Italia, Villa Francia (Estación Central), Lo Hermida (Peñalolén), inmediaciones de Santiago Centro, Cerrillos, Conchalí y Recoleta. Esto, sumado a otros focos que puedan activarse durante esos días.

¿Y las FF.AA.? A diferencia del año pasado, esta vez no hay estado de excepción y su rol no estará en la calle. De todas maneras, internamente, se analiza la posibilidad de reforzar la guardia en los regimientos, los que para el estallido social fueron objeto de ataques y manifestaciones.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.