“Posee apertura al cambio y a la crítica”: Gendarmería propone que condenado por incendio frustrado de la UPV cumpla pena en libertad

Una de las sedes del plantel, ubicada en Av. Vicuña Mackenna, fue saqueada y quemada por encapuchados en las protestas de noviembre del año pasado. Foto: La Tercera

A las 15 horas de hoy el tribunal dictará la sentencia de Alejandro Carvajal (20), para quien la fiscalía pide cinco años de cárcel. Según la entidad penitenciaria, el joven tiene "capacidad de enjuiciamiento, legitimación de la autoridad (...), apertura al cambio y a la crítica, adecuada disposición a la autoridad y logra hacer un análisis de las consecuencias de acciones que se le imputa”.




Fue un viernes marcado por la violencia en medio de las manifestaciones por la crisis social. El 8 de noviembre de 2019, cerca de las 19.00, desconocidos quemaron la Universidad Pedro de Valdivia (UPV), ubicada en la Casa Schneider, cerca de Plaza Italia en Providencia. Ese mismo día, a las 18.00 y a unos metros de distancia de la universidad, Gustavo Gatica recibió dos impactos de balines y quedó ciego.

En medio del siniestro, Carabineros detuvo minutos después a Alejandro Carvajal Gutiérrez (20), apuntado como presunto responsable del incendio de la casa de estudios.

Finalmente, el 15 de septiembre pasado el Tercer Tribunal de Oral de Santiago lo condenó por incendio frustrado, después de que la Fiscalía Oriente lo acusara por incendio consumado y pidiera una pena de 10 años de cárcel.

Ese día, los jueces fundamentaron que el ilícito fue cometido en calidad de frustrado, ya que “el delincuente puso todo de su parte para la concepción del resultado, no habiéndose producido este por razones ajenas a su voluntad”.

Además, dijeron que no se le puede atribuir el daño a la casona “propiamente tal, que fue destruida por la acción de terceros desconocidos a consecuencia del fuego causado en una zona focal distinta y desvinculada de aquella de la sala”.

Tras la resolución, el fiscal Álvaro Pérez pidió una pena de cinco años y que esta la cumpliera de forma efectiva, es decir, en la cárcel. En cambio, su defensa Rodrigo Román solicitó que cumpliera la pena con libertad vigilada intensiva.

Así, el tribunal pidió a Gendarmería la elaboración de un informe pre sentencial.

Ayer, un día antes de que se conozca la sentencia del joven -hoy a las 15.00 los magistrados dictarán su pena y forma de cumplimiento-, el jefe del Centro de Reinserción Social de Santiago, Héctor Páez, envió el informe pre sentencial al Tercer Tribunal Oral de Santiago.

El documento señala que “considerando los antecedentes sicológicos del imputado, el consejo técnico de este centro de reinserción de Santiago estima que la inclusión del imputado a las penas sustitutivas de libertad vigilada o libertad vigilada intensiva sería eficaz”.

Dice que “posee factores de eficacia que facilitaría una adecuada inserción a la pena sustitutiva (...) tales como: capacidad de enjuiciamiento, legitimación de la autoridad (...), apertura al cambio y a la crítica, adecuada disposición a la autoridad, además logra hacer un análisis de las consecuencias de acciones que se le imputa, percibe el daño víctimas, en su persona y en terceros”.

Explican que el informe se hizo en base a información recabada por video llamada y una entrevista a través de una llamada por teléfono al padre del condenado. Y destacan que es importante precisar que no pudieron acceder a la carpeta investigativa del caso para tener mayores detalles.

El informe también indica que Carvajal “se adapta favorablemente al proceso evaluativo, siendo colaborador en la entrega de información, logrando contacto sintónico con el profesional y adaptándose al contexto de la entrevista por video llamada”.

Los antecedentes (...) se obtuvieron a partir de la valoración de riesgo de reincidencia delictual, mediante el inventario de gestión de caso, entrevista por llamado telefónico del padre, que nos permitió triangular aspectos relevantes de su historía familiar”, se señala.

Gendarmería asegura que es un estudiante regular con buen desempeño escolar, que no tiene antecedentes penales ni tampoco ningún integrante de su familia.

Refiere que los días de los hechos participaba en una manifestación y que fue un mal día, sintió que se deja llevar por la efervescencia del contexto, pero no la realización de los hechos que se le investigan (...) No minimiza la gravedad de los hechos y realiza una reflexión respecto a los valores entregados por sus padres y las conductas imputadas (...) Dice que son acciones que no comparte (...) Se debe evaluar por qué se deja llevar por otras personas en manifestaciones", indica el documento. Se agrega que el condenado señaló "que se dejó llevar por la masa”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.