Se busca candidato presidencial: La compleja travesía de la ex Concertación

Con el sinceramiento de Jadue como presidenciable y la búsqueda del FA para reposicionar a Beatriz Sánchez, en el resto de los partidos del exconglomerado admiten que están en una situación “complicada” y en desventaja frente a los otros sectores de la oposición. Sin embargo, la posibilidad de que la presidencial se defina entre dos “extremos” obligará al bloque a levantar una o más alternativas.




En los partidos de la ex Concertación dicen que ya abandonaron la ilusión de que para esta carrera presidencial pueda “irrumpir” una figura en las encuestas como lo hizo la expresidenta Michelle Bachelet. “Tenemos que pasar a la teoría de la construcción”, dice uno de los dirigentes del sector. Sin embargo, para lograr ese vaticinio, admiten, ya están atrasados. Y con una clara desventaja frente a los otros bloques de la oposición.

Mientras en la DC, el PPD, el PS y el PR aún no hay un claro liderazgo presidencial ni un nombre que destaque en las encuestas, en el sector liderado por el Partido Comunista y en el Frente Amplio se vive una situación distinta.

Por un lado, la Unidad por el Cambio, el bloque conformado por el PC, el PRO y la Federación Regionalista Verde Social, ya se estarían cerrando filas detrás del alcalde de Recoleta, Daniel Jadue -quien hace un mes dijo estar disponible para competir en la carrera presidencial-; mientras que en el FA ya han comenzado a reposicionar a su exabanderada, Beatriz Sánchez para que vuelva a liderar al bloque. Ambos nombres, además, hoy ocupan siempre un lugar en los sondeos de opinión pública.

En ese sentido, en el resto de los partidos de la ex Concertación admiten que están en una “situación complicada” y que, pese a que han intentado centrar sus esfuerzos en la crisis provocada por la pandemia, con la “sinceridad” de Jadue ya no podrían evadir el tema presidencial.

Sin embargo, en ese bloque están conscientes de que, si bien hay varios de sus dirigentes que han manifestado abierto interés en liderar la carrera a La Moneda, ninguno de ellos se ha logrado posicionar como una figura presidenciable y sólo unos pocos han podido permear en las encuestas de opinión. Y, los que lo han hecho, dicen en el sector, por ahora sus números se han mantenido dentro del “margen de error”.

Así, por ejemplo, en la última versión de la encuesta Cadem y Activa Research, los únicos dirigentes políticos de esos partidos que son mencionados en la preferencia espontánea de un posible presidente son el timonel del PPD, Heraldo Muñoz y el vicepresidente de ese partido, Francisco Vidal. El excanciller alcanzó los 2,7% de las preferencias en Activa, un punto por sobre Sánchez del FA. En la Cadem, no obstante, el excanciller obtuvo un 2%, mientras que Vidal alcanzó un 1%.

Asimismo, en esos mismos sondeos, ambos dirigentes quedan cerca de ocho puntos por debajo del alcalde Jadue y son ampliamente superados por la posible carta de Chile Vamos, el jefe comunal de Las Condes, Joaquín Lavín.

En tanto, los otros posibles candidatos del sector no son registrados en las encuestas. Uno de estos casos es la senadora de la DC, Ximena Rincón -quien en 2019 manifestó su disponibilidad para competir- y el timonel del PR, Carlos Maldonado, quien también sostuvo que podría liderar los esfuerzos de su partido.

En el sector, no obstante, destacan que en la última versión de esa encuesta volvió a aparecer el senador socialista, Carlos Montes, cuyo nombre no había sido consultado desde septiembre de 2018. El parlamentario, de hecho, es nombrado por varios en el PS -incluso en otros partidos- como una posible carta presidencial, pese a que, hasta ahora, él ha descartado impulsar una candidatura.

“Tenemos el desafío de generar una candidatura presidencial que represente el amplio espacio progresista y que concurse democráticamente por el liderazgo de la oposición. Sería una irresponsabilidad mayor no generar una alternativa unitaria ante los sectores que gobiernan Chile y lo han hecho tan mal”, afirmó el presidente del PS, Álvaro Elizalde.

En tanto, su par del PR, Carlos Maldonado, sostuvo que “es evidente que la carrera presidencial ya está en curso y que cada sector está posicionando sus piezas. La derecha le despejó el camino a Lavín, neutralizando, de distintas maneras, a Allamand, Desbordes y Ossandón. Unidad para el Cambio ya tiene su abanderado in pectore, con Jadue, y el FA busca reposicionar a Beatriz Sánchez, mediante la campaña para el plebiscito. Por lo tanto, sólo falta un casillero por llenar”. Y agregó que su partido participará de una primaria para definir ese liderazgo.

En tanto, el timonel del PPD, consultado respecto de la inquietud del sector, manifestó que “he dicho claramente que Chile puede más que optar entre Lavín y Jadue. Estoy convencido que la centroizquierda y, por cierto, el PPD, levantará un candidato presidencial de manera transparente y democrática, con miras a un liderazgo de unidad”.

En esa colectividad, no obstante, algunos dirigentes, como Vidal, han admitido que en esos partidos existe preocupación porque aún no tengan un liderazgo como el del alcalde Jadue, una inquietud que también comparten en el PS, en la DC y el PR.

Pese a esto, en algunos partidos desdramatizan el liderazgo del alcalde comunista y sostienen que su apoyo tendría un “tope”. “No por levantarse más temprano amaneces antes”, dice un dirigente de la ex Nueva Mayoría.

Así, la preocupación presidencial, incluso, ya se ha conversado en algunas reuniones de partido. De hecho, anoche la Democracia Cristiana analizó la situación en su reunión de mesa directiva y definieron apurar su decisión sobre esta materia. En ese sentido, la colectividad en septiembre alcanzará un acuerdo respecto del mecanismo que usarán para elegir a su candidato y la fecha en que realizarán ese proceso. Todo esto, dicen los democratacristianos, para no perder más tiempo en el posicionamiento de una carta.

“Nosotros sabemos que mientras no definamos no vamos a tener una candidatura posicionada y por eso adelantamos esta decisión”, sostuvo el presidente de la DC, Fuad Chahin. Y agregó: “hay una gran opción para la DC, porque hay un vacío en el centro que nadie lo está ocupando en la ex Concertación y ante la aparición de Jadue y Lavín se abre un espacio para una candidatura de un centro progresista que plantee una alternativa de un cambio tranquilo”.

Sin embargo, en los partidos sostienen que, además, tendrán que enfrentar otra decisión: el mecanismo para definir al candidato del sector. Sobre esto, si bien en su mayoría concuerdan en que debe haber una primaria de la oposición, aún no se tiene claridad de quiénes formarán parte de ese proceso y qué tan amplia sería esa elección.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.