“Te felicito, qué bien actúas”: el link a la historia de Instagram que vincula a exenfermera en el crimen frustrado de Pola Álvarez

Una de las pruebas con las que cuenta la Fiscalía Oriente para atribuir autoría a Patricia Henríquez (36) en el homicidio frustrado de su excompañera de la Clínica Cordillera, es un video que le envió al también imputado Enrique Hanson (40), en el que le dice "ella es la Pola, la rucia". El registro daría cuenta, a juicio de los investigadores, de la relación que existe entre la enemistad de la mujer con la víctima, y el ataque que perpetró el enfermero contra la profesional la mañana del domingo 26 de junio.




A la 1 de la madrugada de este miércoles 29 de junio, la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) llegó hasta el domicilio de Enrique Alejandro Hanson González (40) en Puente Alto, y en paralelo, otra unidad irrumpía en la casa de Patricia Isabel Henríquez Cortez (36), en Ñuñoa. La policía y el Ministerio Público contaban con pruebas claves que vinculaban a la pareja de enfermeros con el homicidio frustrado de Pola Andrea Álvarez Cortés (32), quien fue apuñalada el pasado domingo 26 de junio mientras regresaba a su casa luego de terminar su turno en la Clínica Cordillera en Las Condes.

Ambos sospechosos fueron formalizados por el delito de homicidio calificado en calidad de frustrado. La policía ya estaba tras la pareja, ya que desde un comienzo no quisieron cooperar con la investigación, al ser sindicados, en el caso de ella, como autora de mensajes que dejaban a entrever una amenaza en contra de la víctima, las que no eran directas.

La primera hipótesis de este caso hablaba de un posible robo, lo que fue rápidamente descartado por la Fiscalía Metropolitana Oriente. Ante eso, la familia de la víctima comenzó a hablar de un caso de sicariato o crimen por encargo. Esto, ya que la enfermera había recibido una serie de hostigamientos y maltratos laborales al interior del recinto asistencial.

Considerando dichos antecedentes, la policía comenzó a seguir la pista de la principal sospechosa, la también enfermera Patricia Isabel Henríquez, quien había sido desvinculada de la Clínica Cordillera hace dos semanas. El padre de la víctima, Patricio Álvarez, señaló ayer a La Tercera PM, que desde el ataque se desconocía el paradero de la mujer. “Desde que presentó las excusas médicas, está desaparecida, ni la PDI la ha podido ubicar hasta este minuto. El dicho popular dice ‘quien nada hace, nada teme’, una persona que se esconde y no cumple con las exigencias de la licencia, algo esconde”, señaló.

Una de las pruebas que maneja el Ministerio Público son los mensajes que Patricia Henríquez mantenía con su pareja. Uno de estos se refiere a un video de Instagram, precisamente, de Pola Álvarez. En este registro se veía a la víctima bailando junto a una amiga la canción viral del momento: “Te felicito”, de Shakira y Rauw Alejandro. “Me dedicaron esta canción (...) la weona de la Pola es esa, la rucia, que lastima (...) que crea en dios”, le habría comentado a Hanson. En ese momento, según se escucha en el video, suena parte de la canción de la popular cantante colombiana, en particular parte en la que dice: “Te felicito, qué bien actúas, de eso no me cabe duda y tu papel continúas”.

Días después, el sujeto le dio once puñaladas en el cuerpo a la joven, presumiblemente por encargo de su pareja.

Una moto adulterada

Junto con eso, la policía también pudo recoger otra serie de registros visuales del momento del ataque. A las 9 de la mañana del domingo 26, Pola Álvarez entró al pasaje Cañumanqui, donde se encuentra su casa en la comuna de Las Condes. En el lugar pudo observar que era seguida por una moto. Si bien en un comienzo se señalaba que eran dos los sujetos a bordo de esa moto, los registros demuestran que solo se trataba de uno y sería Hanson, según la fiscalía.

La joven enfermera declaró que había visto que el sujeto tendría un video de ella. Al notar aquello, ella comenzó a correr hacia su casa, sin embargo, logró ser alcanzada por el hombre, momento en el que Enrique Hanson habría propinado 11 puñaladas con un cuchillo de entre 20 y 30 cm en diferentes partes del cuerpo a la enfermera de 32 años. Luego de ser auxiliada por transeúntes, Álvarez regresó a la misma clínica en la que trabaja para ser atendida.

Las diferentes cámaras de seguridad captaron los momentos previos y posteriores al ataque. A las 9 horas, se ve a Hanson en la intersección de la calle Alejandro Fleming con Florencio Barrios, momento en el que se estaciona al lado de una farmacia, para posteriormente bajarse de la moto. Con el casco puesto, camina hacia la calle Cayumanqui, donde estaba esperando a Pola Álvarez.

Luego de aquello, el sujeto comenzó su huida. Regresó rápidamente a la moto en la que se movilizaba, se subió y escapó con rumbo desconocido. En las imágenes se podía observar la indumentaria del sujeto, quien estaba vestido completamente de negro y con un casco blanco con naranjo.

Además, los persecutores lograron levantar registro de cámaras del trayecto entre la casa de Hanson, en Puente Alto, y la Clínica Cordillera. También del recorrido que hizo de vuelta. Aquí surge otra prueba sindicada como clave: el sujeto viajó en una moto que en los registros se puede ver de color blanco, el que habría sido adulterado, según la policía, ya que originalmente es negra. Los autores del homicidio frustrado habrían pegado un material plástico sobre el vehículo, con el fin de cambiar su apariencia.

Dicha motocicleta estaba a nombre de la imputada, pero fue hallada en la casa de su pareja, en Puente Alto. Al interior de la vivienda, además se encontraron los plásticos con los que había sido alterado el color de la moto.

El jefe de la Brigada de Homicidios Metropolitana, Víctor Ruiz, explicó que “dentro de la investigación establecimos que la forma de desplazamiento del imputado se produjo utilizando la motocicleta de propiedad de la persona con la cual la víctima señalaba haber tenido problemas. Esa motocicleta cuando él la utilizó la caracterizó con otros colores a través de elementos para cubrirla, pero que fueron visto solo en algunos levantamientos de cámaras”.

“Lealtad a quien me es leal”

Patricia Henríquez entró a trabajar en febrero de 2021 a la Clínica Cordillera, lugar en el que permaneció hasta hace dos semanas, luego de ser desvinculada de ese recinto asistencial, presumiblemente por el maltrato laboral que ejercía en contra de sus compañeros. Al igual que ambas mujeres, Enrique Hanson también es enfermero, y actualmente trabaja en el Hospital San José de Maipo.

Al ser despedida Henríquez, la clínica nombró a Pola Álvarez como jefa de urgencias, lo que habría desencadena las intenciones de la exfuncionaria. Luego de ser despedida, no retiró su finiquito, y en su lugar presentó una licencia que la mantenía alejada de sus funciones hasta ahora.

Una de las últimas amenazas que le habían llegado a Pola fue un mensaje en el que, la ahora imputada, le decía que ella cuidaría a sus hijos, aduciendo a que algo le podría pasar. El padre de Pola Álvarez señaló esta mañana en CHV que “desde el primer día teníamos el nombre y apellido de la persona que realizó las amenazas a mi hija”.

Tanto Patricia como su pareja son oriundos de la Región de Valparaíso, ella de la comuna de Putaendo, y él, de Los Andes. Sin embargo, se habrían conocido cuando ya estaban trabajando en Santiago. En su Facebook personal, el sujeto se describe a sí mismo como un “enfermero de profesión y corazón. Motoquero de corazón y valor. Sencillo y amante del rock”. Mientras que en su Instagram personal figuran frases como “Disciplina es mi camino. Lealtad a quien me es leal”.

“Felices los de corazón puro, pues serán llamados hijos de dios”, se lee finalmente.

Sigue también en La Tercera PM

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Habitantes de la playa de Pingtan, el lugar más cercano de China a Taiwán, expresaron sus esperanzas de ver la unificación pero de manera pacífica, luego de que aumentaran las tensiones tras la visita de Nancy Pelosi a la isla.