Tren de Aragua: la estela criminal de la banda venezolana que también llegó a Bogotá

Con dos miembros capturados y un video en el que se grabaron torturando y matando a una persona, la presencia del peligroso cartel venezolano fue confirmada por la Fiscalía. Las 16 bolsas con cuerpos esparcidas por la capital de Colombia estarían ligadas a la banda criminal, creen las autoridades.


El espeluznante indicio que las calles de Bogotá vieron durante este año -16 bolsas con cuerpos al interior- se materializó con el anuncio de la Fiscalía de Colombia: el Tren de Aragua estaría ligada a los sanguinarios asesinatos registrados en la capital de ese país.

La hipótesis de las autoridades se concretó con el anuncio de la captura de “Alfredito” y “El Capi”, dos ciudadanos venezolanos que estarían relacionados con el asesinato y la tortura de un hombre el pasado 18 de junio. Uno de ellos, según se supo en la audiencia, previamente habría asesinado a 46 personas en el sector donde cometieron el crimen.

La organización criminal, cree la policía colombiana, estaría ligada a las bolsas con cuerpos incinerados encontrados durante el primer semestre de 2022, pero también de otros seis casos que se están investigando de personas quemadas y envenenadas en Soacha, sector conurbado con la capital donde la policía local afirmó que las víctimas habrían sido arrastradas por las aguas del río Bogotá, informó el diario El Tiempo.

“Se realizó la captura de Alfredo Brito, alias Alfredito y Víctor Salazar, alias el Capi, dos miembros de la organización que cumplían un rol esencial en lo que tiene que ver con el sicariato, con todo lo que es el fenómeno criminal de los embolsados y, específicamente, con el caso del 18 de abril en el que torturaron, golpearon y embolsaron a otro ciudadano venezolano”, dijo a los medios locales el director seccional de Fiscalías Bogotá, José Manuel Martínez.

“Según el material probatorio, luego de ejecutar los crímenes, estos dos hombres se habrían reunido con varios presuntos integrantes de la estructura criminal conocida como ‘Tren de Aragua’, en un bar del sector donde ocurrió el crimen”, afirmó el comunicado de la Fiscalía.

Entre las pruebas que incriminan a los supuestos responsables del crimen se encuentran un video explícito y un testigo clave. Fue en la audiencia de legalización de captura cuando se supo de este último, quien de forma anónima declaró haber visto a los dos capturados en un bar al sur de Bogotá “consumiendo drogas, alcohol y burlándose de un video en el que ellos mismos aparecen torturando a un joven venezolano de nombre Jonathan”, detalló la jueza a cargo del caso.

En el registro audiovisual descrito por el testigo, y que la Policía Judicial pudo obtener, se puede observar a un grupo de hombres que mantiene amordazado a quien, según la policía, sería un vendedor de drogas o dealer perteneciente a una banda rival. El registro, que filmó los últimos instantes de vida de la víctima, “fue grabado por los capturados, quienes utilizarían este mecanismo para generar una especie de ‘garantía’ en la acción delincuencial encomendada”, informó la policía.

La batalla por tomar el control de las rutas ilícitas de droga y, ahora, de la venta dentro de la ciudad, es una de las hipótesis que manejan expertos y la policía. “Lo que estamos viendo es un nuevo campo de batalla de las economías ilegales que nos remite a Venezuela y más adelante a Brasil. Ahora, el panorama es claro y sabemos quiénes son”, dijo a El Tiempo el experto en seguridad de la Universidad Nacional, Juan Sebastián Jiménez.

Con un contingente cercano a los 5.000 hombres en Venezuela, el Tren de Aragua también estaría operando en Ecuador, Perú, Bolivia y Chile. Sin embargo, su presencia en Colombia no se limitaría a los últimos días y semanas.

En mayo de este año ya se habían reportado enfrentamientos en las ciudades fronterizas con Venezuela, como Cúcuta y Arauca, donde el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) luchan con el Tren de Aragua y otras organizaciones por el control de la zona. “ELN presente, fuera Tren de Aragua” y “Liberación o muerte” se lee en algunas paredes de La Parada, localidad colombiana fronteriza que colinda con la ciudad venezolana de San Antonio del Táchira, reportó Swissinfo.

Mientras, en Bogotá la aparición de cuerpos en bolsas tendría razones similares, creen los investigadores que participan en el caso, según diversos medios. Para Infobae, se trataría de una guerra entre bandas criminales como la Oficina de Envigado, Los Zetas y el Tren de Aragua. Por su parte, El Tiempo informó que los homicidios serían parte de una ola de venganza en contra de los miembros que quedaban activos de la desmembrada banda “Los Camilos”, organización que fue desarticulada en octubre de 2021 y que operaba en la capital colombiana.

Los dos venezolanos capturados se encuentran actualmente bajo arresto, a la espera del juicio en el que serán acusados por los delitos de homicidio agravado y tortura.

Según Infobae, el Tren de Aragua es la banda delincuencial más poderosa de Venezuela. Su origen se remonta al año 2000, cuando el sindicato del Ferrocarril en la localidad de Aragua estableció vínculos en el mundo criminal. El fracaso del proyecto ferroviario en ese país en los años posteriores llevó a los jefes de la organización laboral a fortalecerse en sus actividades delictivas.

Después de 2010, el Tren de Aragua empezó a liderar el organigrama delictivo del país. Según InSight Crime, fundación dedicada al estudio y a la investigación de amenazas para la seguridad nacional y la ciudadana en América Latina y el Caribe, el crecimiento de la banda se dio cuando Tareck El Aissami, acusado de tener nexos delincuenciales con organizaciones internacionales y actual ministro para el Petróleo de Venezuela, asumió la gobernación del estado que lleva el nombre de la banda, cargo en el que estuvo entre 2012 y 2017.

Entre 2020 y 2021, los miembros del Tren de Aragua habrían aprovechado las fronteras con escaso control para ingresar a Colombia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El hallazgo se produjo en el Lago Tagua Tagua, sector por el cual los Gomphotheres, parientes extintos del elefante moderno, que vagaban hace miles de años.