Trump cambia su política en Siria y retira tropas de cara a una ofensiva turca

SYRIA-US-TURKEY-KURDS-CONFLICT

FOTO: AFP

La decisión va en contraposición de lo recomendado por el Pentágono, que consideraba que había que mantener tropas en esa zona debido a la influencia de Irán y Rusia.




El Presidente Donald Trump dio luz verde para que las tropas estadounidenses instaladas en la frontera entre Turquía y Siria se retiraren y abran paso para que el gobierno turco lance una ofensiva contra los combatientes kurdos ubicados en la zona, en lo que ha sido considerado como un gran cambio de la política militar norteamericana en Siria.

Turquía considera que las fuerzas kurdas son una insurgencia terroristas y por años ha buscado que Estados Unidos ponga fin a su respaldo al grupo, señaló el diario The New York Times. Sin embargo, los combatientes kurdos, que forman parte de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), han sido el socio más confiable en la lucha contra el Estado Islámico en el norte de Siria. Se estima, apunta The Wall Street Journal, que más de 70 mil combatientes del grupo yihadista y sus familias se encuentran detenidos por los kurdos.

La decisión de Trump, dice The New York Times, va en contra de las recomendaciones de altos funcionarios del Pentágono y del Departamento de Estado que dicen que Estados Unidos debe mantener una presencia en el noreste de Siria para continuar las operaciones contra el Estado Islámico y para contrarrestar a Irán y Rusia.

[caption id="attachment_850791" align="alignnone" width="600"]

FOTO: Reuters[/caption]

Ante esto, las Fuerzas Democráticas Sirias dijeron que iban a luchar a "cualquier costo".  "Nosotros en la Fuerzas Democráticas Sirias no dudaremos por ningún momento en defendernos y llamamos a nuestra gente de todas las sectas y etnias a cerrar filas con su fuerzas legítimas para defender nuestro país contra la agresión turca", dijo el grupo.

En sus largas negociaciones con Estados Unidos, Ankara ha promovido por largo tiempo la creación de una "zona segura" de 32 kilómetros a lo largo de la frontera, bajo control turco, que obligaría al repliegue de la milicia kurda las Unidades de Protección Popular (YPG), la fuerza dominante en la alianza FDS y que Ankara considera una organización terrorista y una amenaza a su seguridad nacional. Sin embargo, las negociaciones tambalearon, lo que llevó al Presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a preparar una nueva operación militar. En este sentido, funcionarios dijeron al Times que Trump había hablado ayer por teléfono con su par turco y que Estados Unidos iba a retirar entre 100 y 150 uniformados desplegados en la zona de cara a la ofensiva turca, aunque no se retirarían completamente de Siria.

Un funcionario estadounidense dijo que los soldados de su país se retiraron desde dos puestos de observación en la frontera, en Tel Abyad y Ras al-Ain, y que informaron al comandante de las FDS -encabezadas por fuerzas kurdas- que Estados Unidos no los defenderá de una inminente ofensiva turca. "Turquía pronto avanzará con una operación planeada en el norte de Siria", dijo la Casa Blanca después de que Trump habló con Erdogan.

[caption id="attachment_850798" align="alignnone" width="600"]

FOTO: AFP[/caption]

Según The Wall Street Journal, la decisión de Trump ha inquietado a Israel, debido a que a enfrenta una gran presencia iraní en su frontera con Siria. Los funcionarios israelíes han expresado su preocupación sobre la habilidad de Irán de transportar armas avanzadas desde Irán a través de Irak y Siria para Hizbolá en Líbano. Israel ha llevado a cabo ataques para disminuir el afianzamiento de Irán en la región.

¿Qué busca Turquía?

Las YPG han resultado ser clave en la ofensiva de una coalición internacional que permitió vencer militarmente al Estado Islámico (EI). Los combatientes kurdos fueron apoyados por los países occidentales.

Pero, para Ankara, las YPG son un grupo "terrorista", debido a sus estrechos vínculos con al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que lleva adelante desde 1984 una sangrienta guerrilla en suelo turco. Es por eso que Ankara busca alejar la "amenaza" de las YPG y reducir el número de sirios en Turquía, en medio de un creciente sentimiento antisirio en el país.

Comenta