TVN: En medio de complejo momento para De Aguirre, directorio revisa hoy plan de prensa y finanzas

El actual director ejecutivo de TVN, Jaime de Aguirre. Foto: Mario Téllez

Según comentan en el canal, De Aguirre estuvo ad portas de renunciar hace algunas semanas. Sin embargo, Orrego se le adelantó.


Se lo comentó a algunos el martes 4, durante el lanzamiento del Festival del Huaso de Olmué 2019, y lo ha repetido más de una vez: que si le hubiesen planteado directamente dejar la dirección ejecutiva de TVN, lo habría hecho -o al menos- lo habría considerado. Para qué decir si se lo pide el Presidente Sebastián Piñera, cosa que tampoco ocurrió anoche durante la visita de éste al canal. Aunque sí se cumplió nuevamente el ritual del recibirlo, ambos ni siquiera tuvieron un minuto a solas en la previa de “Llegó tu hora”.

Pero para Jaime de Aguirre, el nuevo cuadro que se está pintando tras la caída de Francisco Orrego, parece abrir interrogantes. De momento, en su círculo insisten que él no tiene pensado renunciar. Sin embargo, en la oposición no están por cerrarle a rajatabla la puerta a una modificación legal -como la que anunció esta semana el mandatario- que permita removerlo con menos votos del directorio.

Hoy eso necesita de un quórum alto, de 5 de los 7 directores, incluyendo a su presidente, plaza hoy vacante. Esta última estaría pronta a llenarse, y en la nómina de posibles figura Pedro Pablo Errázuriz (Evópoli), ex ministro y hoy presidente del directorio de la Empresa de Ferrocarriles del Estado, EFE.

Errázuriz no conoce personalmente a Jaime de Aguirre, pero en el oficialismo subrayan que su carácter y estilo para buscar puntos de concordia dista años luz del de quien podría ser su antecesor.

¿Hubo una renuncia fallida?

¿Qué tan cerca ha estado una posible salida del director ejecutivo? Circula en Bellavista 0990 una versión según la cual él habría tenido la intención de dejar su puesto y de comunicarlo en una de las últimos sesiones de directorio de la era Orrego, pero éste no asistió a sus dos últimas. Ese testimonio, eso sí, es rechazado por otros allegados a De Aguirre.

Si bien Piñera anoche no trató este asunto con De Aguirre, el Presidente sí tuvo una conversación a puertas cerradas -que algunos estiman duró unos 10 minutos- con las directoras Anita Holuigue y Pilar Vergara. Eso fue unos instantes después de que el director ejecutivo se despidiera del mandatario. ¿Trató con ambas eventuales gestiones que busquen su salida? De momento, ambas no se han referido en público a ello.

En el oficialismo también apostaban a que uno de sus tres directores (a ellas dos se suma el UDI Gonzalo Cordero, amigo personal del caído Orrego), llegarían a la sesión de directorio que comenzó al mediodía de hoy con la intención de solicitar la salida de De Aguirre, o al menos de subir la presión en ese tema.

Eso, aunque en el papel dicho encuentro tenía considerada la exposición de la nueva directora de Prensa, Marcela Abusleme, quien tras reducir en cerca de medio centenar de personas la población laboral de esa unidad, quiere concentrarse ahora en sus planes para el próximo año. También estaba en tabla abordar los estados financieros del canal, que cada vez acusan pérdidas más millonarias, y que fue -precisamente- uno de los puntos en que Piñera ha cuestionado la gestión de Jaime de Aguirre.

Las gestiones gobierno – oposición

¿Puede abrirse una puerta para cambios en la dirección ejecutiva del canal? Mientras los tres directores oficialistas -la vicepresidenta Adriana Delpiano (PPD), Máximo Pacheco (PS) y Ricardo Cifuentes (DC)- sigan actuando como una testudo romana, difícil que den la mayoría. La ventana podría abrirse si avanzan las negociaciones entre el gobierno y la oposición para la reforma a la Ley Orgánica a TVN, que necesita sí o sí un mínimo acuerdo político para sortear el quórum de 4/7 en el Congreso.

Uno de los canales abiertos es el que mantienen el presidente de la comisión investigadora TVN, Marcelo Díaz, y la ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez. Para ella es crucial que esta teleserie termine relativamente bien si quiere cerrar bien su año político, y en el PS dicen que ha sido bien proclive al diálogo.

Aunque el acuerdo aún no ha sido socializado en toda la oposición, en dicho partido no se niegan a dar los votos para bajar el quórum y permitir cambiar la dirección ejecutiva, pero ya se le ha dicho a la portavoz que no se van a allanar a “una ley que se llame solamente saquemos a Jaime de Aguirre”.

Sí podría explorarse, especulan, abrir esa puerta pero mantener -por ejemplo- el quórum para cambiar al director de Prensa. Ese mismo nudo provocó una crisis similar a la actual el 2000, cuando René Cortázar, entonces director ejecutivo, no pudo sacar de Prensa a Jaime Moreno Laval y terminó renunciando.

Aunque esto figura aún en una fase prelegislativa preliminar, las gestiones de Díaz sí están de acuerdo en cambiar el gobierno corporativo del canal. Una opción es tratar de terminar con la imagen del cuoteo al someter los nombramientos de algunos o todos los directores al sistema de Alta Dirección Pública, en vez del filtro del Senado.

Seguir leyendo