Variante delta: 15 pacientes han requerido hospitalización en UCI

De 322 casos Delta pesquisados hasta el pasado jueves, un total de 25 pacientes había requerido asistencia hospitalaria y 15 de ellos en unidades de máxima complejidad. Eso si, los jefes de estas unidades describen que, hasta ahora, el cuadro no parece ser más grave que el causado por otras variantes, a la vez que la experiencia internacional sugiere que quienes evolucionan negativamente son, principalmente, quienes no han sido vacunados.




A casi dos meses de pesquisarse el primer caso de variante Delta en el país, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, detalló el jueves que “hemos encontrado 322 casos con variante Delta. El 63% de ellos son viajeros y el otro porcentaje son comunitarios. El mayor porcentaje (de contagios) están en la Región Metropolitana”.

Si bien este linaje -calificado como “de preocupación”- hizo su ingreso justo cuando los casos comenzaban a descender a nivel nacional, Daza ya ha señalado que “nos obliga a estar más alertas considerando lo que ha pasado a nivel internacional, pues hemos visto que a pesar de que las poblaciones han estado vacunadas, ha habido un aumento de los contagios en forma importante en Estados Unidos, Europa e Israel. Por lo tanto, no tenemos aún una respuesta sobre qué pasaría acá”.

Según los datos requeridos al Ministerio de Salud, hasta mediados de la semana pasada 119 de los 332 casos corresponden a contagios comunitarios. Es decir, no tienen nexo epidemiológico con un viajero o un contacto estrecho. Uno de los detectados, incluso, derivó en un brote en la Región de Magallanes.

“Tuvimos un brote hace unas semana atrás en la región de Magallanes, pero hoy día esas personas ya terminaron el proceso y no se han vuelto a encontrar casos comunitarios”, confirmó hace algunos días la autoridad sanitaria.

Según la región de aislamiento de los casos viajeros “un 52,7% están ubicados en la Región Metropolitana, mientras que en los casos comunitarios la región con mayor número fue la RM, seguida por Los Lagos, Tarapacá y Maule. En el caso de los viajeros, solo 20 (contagiados) son niños y en comunitarios, 14″, afirman desde el Minsal.

Gravedad del cuadro Covid-Delta

Hace dos semanas y con 138 casos detectados, desde la cartera sanitaria afirmaban que solo cuatro casos -dos viajeros y dos contagios comunitarios- habían requerido asistencia hospitalaria: dos fuera de una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y otros dos dentro de ella.

Sin embargo, la cifra actualizada por la subsecretaría de Salud Pública señala que en el caso de la variante detectada en viajeros, nueve en total han requerido ser hospitalizados, y seis de ellos en UCI. Mientras que en los contagios comunitarios, 16 han requerido internación, y nueve en una unidad de paciente crítico.

En total, 15 pacientes han sufrido complicaciones de gravedad por la variante Delta.

El coordinador de unidades críticas del Minsal, Luis Castillo, detalla que han mantenido contacto con facultativos de Reino Unido donde ahora Delta es la variante del virus que predomina, quienes han explicado que la gravedad del cuadro se perfila como similar a la de otras variantes, aunque ésta tiene una propagación más rápida.

¿Las características de quienes llegan a una UCI? “Son enfermos que, eventualmente, pueden tener comorbilidades como diabetes, hipertensión o que reciben tratamientos de inmunosupresión. Delta en los casos graves produce fallas respiratorias progresivas que, en general, se estabilizan entre el día 7 a 10 de la infección. Es un cuadro muy parecido a las infecciones de Covid-19 por otras variantes, la diferencia es que avanza más rápidamente por su contagiosidad, se describen complicaciones medias y un pequeño porcentaje avanza a complicaciones graves. Sin embargo, si un paciente llega a este estado, si está vacunado, el pronóstico mejora”, asevera el médico intensivista.

En la red asistencial, el jefe de la Unidad de Paciente Crítico de Clínica Indisa, el doctor Sebastián Ugarte señala que si bien no han tenido pacientes confirmados, sí tienen en internación a pacientes con sospecha. Hasta el cierre de esta edición, estaba a la espera de los resultados de secuenciación genómica de pacientes en UCI que podrían ser positivos a Delta.

En la clínica, cuenta, y considerando que la variante en Chile aún tiene una diseminación relativamente controlada a nivel comunitario, han comenzado tomar contacto con España, quienes ya atraviesan una “quinta ola”, con Delta predominando en varias comunidades del país. “Lo que nos transmiten los colegas españoles es que hay un aumento de la hospitalización asociado a la variante y que no parece comportarse como un cuadro más grave, pero tampoco menos grave. Como es bastante contagiosa, aumenta la internación principalmente de no vacunados, jóvenes y niños que aún no cuentan con la inmunidad que otorgan las vacunas”, advierte.

Con la llegada de la primavera, Ugarte explica que en algunos casos, los síntomas de esta variante en particular “pasan por congestión nasal, resfrío estacional y esa es una de las trampas para su detección: puede ingresar al organismo con síntomas similares al del resfrío común”.

Donde sí se han detectado hospitalizados con la variante es en el Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso. El jefe de la UCI, Osvaldo Garay, señala que son dos casos y, hasta ahora, explica que “es difícil decir si hay diferencia en su evolución. Lo que es claro que (la variante) es extremadamente más contagiosa, pero no más dañina que las otras cepas”.

En el Hospital Barros Luco, el jefe de Urgencias, Julio Matute, explica que han tenido al menos 10 sospechas de contagios con Delta. Allí se armó un protocolo especial, pues además de quienes pueden tener sospecha por antecedente de viaje con ingreso formal a través del Aeropuerto, también comenzaron a registrar sospechas de casos por ingresos desde el extranjero por pasos no habilitados.

“Nos han llegado alrededor de 10 sospechas que son principalmente pacientes con antecedente de viaje. Personas que han llegado desde el extranjero por el aeropuerto o de otros países fronterizos donde la persona ha pasado por puestos migratorios no habilitados, también pacientes que se les ha notificado que estuvieron en un mismo vuelo. La mayoría cuando consulta no lo hacen con síntomas de gravedad, sino que con la sintomatología clásica del Covid-19″.

Matute explica que como protclo especial “esos pacientes sospechosos se manejan hospitalizados o en residencia sanitaria y no los devolvemos a su domicilio. En la Urgencia hacemos el test diagnóstico y posteriormente se envía a secuenciación a ver si es Delta. Y hasta ahora ninguno ha resultado confirmado para esa variante”.

Vacunados versus no vacunados

Un reciente estudio publicado en la revista inglesa The Lancet, con más de 43 mil pacientes y donde el 74% no estaba vacunado, señaló que los contagiados con variante Delta tenían el doble de riesgo de internación por Covid-19, versus los contagiados con Alpha o variante británica.

El infectólogo de la U. de Chile, Miguel O’Ryan, plantea que estos resultados frente a una nueva variante son esperables. “Nosotros tenemos un estudio, aún en revisión, que midió el riesgo de internación para variante Gamma (brasileña), y aumentaba de tres a cinco veces. De tal manera que no es de extrañar que Delta haya demostrado un incremento. El efecto negativo es fundamentalmente en los no vacunados. La variante es más infectiva, lo que aumenta el riesgo de caer a UCI”, aborda.

Sobre la evolución de este linaje del virus en las próximas semanas, el experto espera que “en la medida que ésta se comience a diseminar más, podemos experimentar un leve incremento de casos que afecte principalmente a los grupos no vacunados de distintos grupos etarios, y con casos graves en personas mayores de edad que no han recibido ninguna de las vacunas. Sin embargo, no sería un incremento desproporcionado de los casos y lo que sí es claro es que Delta tendrá una proporción creciente sobre las otras variantes que circulan en el país”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.