Zoom de ReConstitución: 43% tiene una opinión positiva del Estado plurinacional

FOTO: DIEGO MARTIN/ AGENCIAUNO

La más reciente entrega de la encuesta realizada por Criteria, la Cámara Chilena de la Construcción y La Tercera, permite vislumbrar las posiciones que tienen los ciudadanos frente a los grados de autonomía que podrían tener los pueblos originarios, así como también la posibilidad de establecer escaños reservados en el Congreso. Aunque gran parte de los encuestados ve de forma positiva un Estado plurinacional, quienes rechazan la idea de permitir a los pueblos crear sus propias leyes o sistema de judicial son más que aquellos que aprueban estas ideas.




A más de seis meses de iniciado el trabajo en la Convención Constituyente, la cuarta entrega de la encuesta Zoom de ReConstitución, una iniciativa de Criteria, la Cámara Chilena de la Construcción y La Tercera, nuevamente consultó a la ciudadanía sobre su percepción en torno a la autonomía de los pueblos originarios, una materia que, desde incluso antes del comienzo del funcionamiento de la Convención, se ha levantado como una de las grandes banderas de lucha de los escaños reservados que conforman la Convención.

Este cuarto sondeo se realizó entre el 31 de diciembre de 2021 y el 6 de enero de 2022, y tomó como muestra 1.007 casos, incluyendo a mujeres y hombres de 18 o más años, de los niveles socioeconómicos ABC1, C2, C3 y D, y residentes de todo el país.

Frente a la pregunta “¿Qué opinión tiene del Estado plurinacional?”, un 41% de los encuestados respondió que tiene una opinión ni positiva ni negativa, mientras que 30% tiene una visión positiva y un 8% una negativa. De esta afirmación destaca que el 72% de aquellos encuestados que se identifican con la izquierda tienen una opinión positiva o muy positiva del Estado Plurinacional. Por eso, si se suman las valoraciones positivas y muy positivas, un 43% tiene una visión positiva del concepto.

Sobre el significado del Estado plurinacional, Criteria elaboró una red semántica en base a los resultados de la encuesta. En concreto, esta arroja que para un 38% de los encuestados el concepto tiene que ver con diversidad, para un 32%, con pueblos originarios, para un 20%, con igualdad y para un 26%, con democracia.

“Las redes semánticas son el resultado de un tipo particular de pregunta de encuesta que podríamos denominar interactiva. Es decir, se le ofrece a la persona un concepto y se le pide que diga la primera palabra que se le viene a la mente. Luego, se utiliza la palabra que la persona dijo y se repite el proceso. Las interacciones pueden ser dos, o incluso tres. Con esto se logra reconstruir gráficamente el universo semántico o imaginario que existe en torno al concepto estudiado”, explicó Matías Chaparro, gerente general de Criteria.

Al igual que en la entrega previa de la encuesta, a los individuos también se les preguntó sobre las posibilidades que tendrían los pueblos originarios para ejercer más soberanía. Específicamente, se consultó: “Si estás de acuerdo con que los pueblos originarios puedan...” y se entregaron cinco afirmaciones.

Sobre si deberían o no poder “elegir su propio gobierno”, un 26% se mostró en desacuerdo y un 23% muy en desacuerdo. En tanto un 23% se mantuvo en una posición neutral y un 19% dijo estar de acuerdo y un 9% muy de acuerdo. El rechazo a esta premisa también disminuyó en ocho puntos porcentuales en comparación a la edición anterior.

A través de estas afirmaciones, se determinó que el 54% de los encuestados está en contra de que los pueblos originarios puedan “tener su propio sistema judicial”, mientras que un 25% está de acuerdo y el 21% restante tiene una postura neutra. El rechazo a esta idea evidenció una caída de seis puntos porcentuales en comparación a la edición anterior de la encuesta.

Asimismo, un 28% rechaza que los pueblos originarios puedan “crear sus propias leyes” y un 24% está muy en desacuerdo. En tanto, un 23% se mantiene neutro y un 17% se mostró de acuerdo y un 8% muy de acuerdo. En este caso, el rechazo a la afirmación cayó en ocho puntos porcentuales, con la edición anterior de la encuesta como referencia.

Por último, la encuesta consultó sobre la posibilidad de que los pueblos originarios tengan “sus propios símbolos patrios”. Esta idea destaca por ser la única en que un mayor número de encuestados se muestra a favor que en desacuerdo. En concreto, un 46% coincide con la afirmación, mientras que un 35% no está de acuerdo y un 19% mantiene una posición neutra. La aprobación a esta idea evidenció un aumento de seis puntos porcentuales en comparación a la edición anterior de la encuesta.

Chaparro afirmó que lo que llama la atención del imaginario que existe sobre “Estado plurinacional” es justamente lo que está ausente: la idea de autonomía. “Ninguna de las personas encuestadas enunció palabras que evocaran alguna idea relacionada con autogobierno. Esto coincide con otros estudios de opinión en donde se ha preguntado directamente por el tema. Las personas están de acuerdo, por ejemplo, con la posibilidad de símbolos patrios propios, pero no de leyes propias”, aseguró.

Durante esta semana, de hecho, la autonomía territorial indígena dio uno de sus primeros pasos para lograr consagrarse en el proyecto de nueva Constitución. La tarde del jueves la comisión de Forma de Estado aprobó en general la primera norma del Estado indígena (con 19 a favor y seis en contra), la que pretende establecer una forma de Estado regional, plurinacional e intercultural, descentralizado y con autonomías territoriales e indígenas.

Escaños reservados en el Legislativo

Por primera vez, la encuesta consultó a los individuos consultados sobre la idea de instalar escaños reservados en el Congreso. En este sentido, frente a la pregunta “¿Piensas que el Parlamento debería tener cuotas o escaños reservados para algunos grupos que habitualmente no están correctamente representados?”, el 53% de los consultados respondió que no, mientras que un 28%, que sí, y un 19% restante, que no sabe.

Dentro de aquellos que respondieron que sí a la pregunta anterior, cuando se les consultó sobre “¿Quiénes deberían tener cuotas o escaños reservados?”, el 87% de los encuestados manifestó que debería haber cupos reservados para pueblos originarios, el 57% piensa que deberían ser para minorías sexuales, el 56% propone que deberían existir para mujeres y, por último, 54% cree que deberían ser para personas en situación de discapacidad.

Además, ante la pregunta de si estaría dispuesto a aumentar el número de parlamentarios para que pueda haber escaños reservados, un 78% se manifestó negativamente en ese escenario.

Pese a que, en general, un alto número de los encuestados se opone a abrir espacios y otorgar autonomía a los pueblos originarios, Chaparro sugirió que esto podría cambiar. “Habiendo entrado ya la Convención en su segunda etapa de trabajo y en la medida en que los debates sobre contenidos adquieran más protagonismo, muchos conceptos que hoy resultan lejanos y difusos, como Estado plurinacional, van a comenzar a tener forma para las personas”, aseguró.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.