El largo y accidentado cierre del Teatro Municipal de Viña del Mar

05 DE NOVIEMBRE DEL 2021 IMAGEN AEREA DEL TEATRO MUNICIPAL DE VIÑA DEL MAR. FOTO: DEDVI MISSENE

Tras casi doce años desde el terremoto del 27F, el principal centro cultural de la región permanece cerrado. La demora, explican autoridades, se debe a la complejidad del proyecto -estudiar los efectos que dejó el sismo-, la falta de recursos, una licitación fallida e incluso el estallido social. La Subdere estima la reapertura para marzo de 2022. La fiscalía investiga posibles irregularidades en el proceso y citó a declarar como testigo a la exalcaldesa Virginia Reginato.




Si no fuera por el terremoto de 2010 -y la demora en reparar los daños que este causó en toda la estructura-, por estos días el Teatro Municipal de Viña del Mar estaría albergando al certamen internacional de ejecución musical Dr. Luis Sigall, que desde 1974 y hasta el gran sismo se realizó en el edificio. “El teatro es el lugar natural del concurso. Es evidente su necesidad”, dice Jorge Salomó, gerente de la corporación cultural de la Ciudad Jardín.

Y no solo para la música. Hasta 2010, este Monumento Histórico inaugurado en 1930 fue sede del Festival Internacional de Cine y escenario de la coreógrafa Cristina Hoyos, la actriz Sara Montiel, el cineasta y artista Emir Kusturica, el cantautor Toquinho, el mimo Marcel Marceau, el barítono Leo Nucci y el guitarrista Paco de Lucía, entre otros.

Pero ahora el edificio se encamina a cumplir 12 años cerrado. Tres veces más del plazo que tomaron las reparaciones tras el terremoto de 1985, que también deterioró sus instalaciones.

De acuerdo a los informes técnicos levantados en 2010, el escenario -dos muros de 30 metros de alto- se agrietaron por completo y la techumbre sufrió graves daños. Dos años después se iniciaron obras de mejoras, que demandaron $ 2.400 millones al gobierno y el municipio local, para asegurar la estructura y reparar las cornisas.

Pero a la alcaldía le faltaron recursos para continuar los trabajos, según declaró en 2015 la exalcaldesa Virginia Reginato. Así es que vino una remesa, de $ 9 mil millones, que aportó el Ministerio de las Culturas y la Subsecretaría de Desarrollo Regional.

En 2017 la rehabilitación del teatro retomó su senda. Se incluyó un edificio nuevo para salas de ensayo y camarines; la restauración de lámparas, bronce, cielos y pisos de mármol; la reposición de ventanas y la instalación de equipos de última generación para iluminación, sonido, tramoya y climatización.

Así, el proyecto tuvo “un desarrollo y avance normal hasta el primer trimestre de 2019. No obstante, en el último trimestre del mismo año se presentaron inconvenientes por parte de la empresa contratista, lo que implicó que la municipalidad debió realizar una liquidación de contrato de obras, quedando algunas partidas pendientes de concluir”, explican desde la Subdere.

Las obras alcanzaron un 90% de avance ese año. Pero durante el estallido social, explican desde el organismo, el recinto fue atacado, y debió trabajarse un proyecto de protección.

Solo en agosto de 2020 se logró adjudicar una nueva licitación para las obras faltantes y hoy el teatro presenta un 100% de avance físico, señala la subsecretaría, que estima realizar la inauguración “de aquí a marzo de 2022″″.

Mientras, la alcaldía de Viña del Mar está definiendo el modelo de gestión del remozado teatro, a la vez tramita la recepción de las obras. Aunque, precisan, “la definición del programa cultural comenzará a generarse una vez se defina la fecha de reapertura, la cual depende de los estados de avances de la restauración”.

Está pendiente, además, detalla el concejal René Lues, “el cierre perimetral. Históricamente no tuvo. Y cuando se hizo el proyecto no se conocía el estallido social”. Lo mismo con la protección frente a incendios. “El edificio cuenta con un cortafuego original (…) lamentablemente hace seis meses los tensores de fierro que soportan este muro cedieron por fatiga de material”, por lo que resta concretar esa nueva licitación de obras.

Lues analiza en retrospectiva los plazos. “Se demoró tanto porque hubo que hacer todo el estudio de daños. Luego, conseguir los recursos a nivel nacional y regional. Después, licitar la obra. Además, estas aumentaron de valor y se tuvo que conseguir nuevos fondos. También, la empresa quebró y se hizo un nuevo llamado. En fin, así estamos hoy día, con todos estos años de demora, con todo eso atrasando este proyecto tan importante”.

Irregularidades

En marzo de 2020, la Corporación Pro-Defensa del Patrimonio Histórico y Cultural de Viña del Mar presentó una querella contra quienes resulten responsables por eventuales delitos de malversación de caudales públicos y fraude al fisco, tras detectar presuntas irregularidades en la licitación.

Al respecto, la Unidad Regional Anticorrupción (Urac) de la Fiscalía Regional de Valparaíso dijo que se instruyó una orden de investigar a la Brigada de Delitos Económicos de la Policía de Investigaciones, que incluyó “la toma de declaración en calidad de testigo al representante de la empresa señalada en la querella, al administrador municipal y a la exalcaldesa de Viña del Mar (Virginia Reginato)”.

Ese informe fue recepcionado en marzo. Tras analizarlo, la Urac encargó a la misma brigada nuevas diligencias, hoy en desarrollo. La causa, eso sí, se mantiene desformalizada.

05 DE NOVIEMBRE DEL 2021 IMAGEN AÉREA DEL TEATRO MUNICIPAL DE VIÑA DEL MAR. FOTO: DEDVI MISSENE

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.